Fiscalía acusa a españoles de apartar a ingeniero salvadoreño de invento Turbococina

La paralización del proyecto Turbocina por demandas legales afectó a las escuelas y a las familias de escasos recursos que serían beneficiadas en la etapa de prueba.

Los financistas españoles, Juan Cardenal, de 67 años, y su hijo Juan Cardenal Gistau, de 43, así como el salvadoreño Diego Salcedo Moore, a la salida de audiencia a principios de septiembre por el caso de la Turbococina. Foto EDH / Archivo

Por Jaime López

Dic 11, 2019- 16:50

El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador instaló la mañana de este miércoles el juicio contra dos españoles y un salvadoreño acusados de separar al ingeniero salvadoreño de su invento denominado “Turbocina”, con el que obtuvo reconocimientos internacionales.

Por eso Fiscalía acusó de los delitos de estafa agravada y violación de privilegios de invención a los extranjeros Juan Alfonso Cardenal Gistau, de 43 años; Juan Alfonso Cardenal Pombo, de 67; y Diego Salcedo Moore, de 45.

A juicio de la Fiscalía, la separación del ingeniero Núñez de las sociedades que se crearon para la explotación de la invención “Turbococina” afectó el patrimonio privado y la propiedad industrial del ingeniero salvadoreño Núñez.

Este conflicto intelectual y económico supuso un obstáculo para miles de escuelas salvadoreñas y familias de escasos recursos que en una primer fase serían beneficiadas con la fabricación de 100,000 turbocinas.

El proyecto que se truncó luego de las diferencias entre el inventor y los financistas en la fase de evaluación impidió que la Oficina del Cambio Climático de las Naciones Unidas autorizara la emisión de bonos a pesar de considerar la turbocina como la mejor invención de protección al medio ambiente, y que era requisito para que el Banco Salvadoreño de Desarrollo (Bandesal) desembolsara los recursos necesarios para la fabricación de las 100,000 cocinas.

En el primer día de juicio, los acusados se han referido a la acusación que Fiscalía les hace y ellos niegan que en ningún momento han separado al inventor de la cocina porque ha figurado como los principales en las dos sociedades que se crearon para el desarrollo y posterior comercialización de la inventiva: Soter AG, domiciliada en Suiza y Energía Ecológica Centroamericana S.A de C.V.

El ingeniero René Mauricio Núñez demandó a sus financistas del invento de la turbococina al dejarlo por fuera en el contrato de creación y explotación del producto. FOTO EDH/ Archivo

El ingeniero Núñez acusa a los españoles de apropiarse de los derechos de la propiedad intelectual de su invento y que le hicieron creer que la empresa que fundaron era de su propiedad, situación que según la víctima le afectó su trabajo en estos últimos diez años porque se le ha imposibilitado explotar su invento.

El demandante ha sostenido que los empresarios lo privaron de la actividad de producción del desarrollo de la patente y que a la fecha se encuentra inhabilitado ante los imputados de explotar a título personal su invento. Estos hechos ocurrieron entre 2009 y julio de 2012.

La denuncia ante la Fiscalía fue presentada el 17 de septiembre de 2014 por el ingeniero Núñez alegando que él creó una cocina que utiliza un método de combustión de baja temperatura a base de poca leña, un invento que tuvo amplia difusión mediática.

Según el ingeniero Núñez, él ha trabajado 25 años en beneficio de El Salvador con ese proyecto. “Lo que quiero es que se haga justicia y que se me devuelva lo que es mío y que pueda continuar hacia adelante porque es algo de todos los salvadoreños”, dijo a principios de septiembre durante la audiencia preliminar.

Por otra parte, los imputados aseguran haber aportado más de $800,000 en la invención y pagado más de 126,000 euros ($138,600) a Núñez para desarrollar la iniciativa entre los años 2009 a 2012 sin que a la fecha haya dado fruto.

En 1999, el inventor fue invitado a la Oficina del Cambio Climático de las Naciones Unidas en Nueva York, donde mostró su creación, lo que dio fama y varios reconocimientos de liderazgos en tecnología del clima por la iniciativa Tecnológica del Clima y el Director de Política Internacional del Departamento de Energía de Estados Unidos. Además, fue reconocido en la octava convención Mundial del Cambio Climático de las Naciones Unidas.

El proyecto ecológico de la Turbococina obtuvo varios reconocimientos nacionales e internacionales como el de la Asamblea Legislativa y de la Organización de las Naciones Unidas. Foto EDH / Archivo

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones