Fármacos que compró el Gobierno para pacientes con COVID-19 incrementan riesgo a personas con padecimientos cardíacos

Los especialistas advierten que se deben establecer las recomendaciones para aplicar los dos fármacos, ya que los pacientes tienen el riesgo de padecer arritmia cardíaca.

Pacientes en estado grave por COVID-19 son atendidos en el Hospital ISSS Amatepec de Soyapango. Foto EDH/ Marcela Moreno

Por Xenia González/ Evelia Hernández

Abr 07, 2020- 21:30

El Gobierno anunció la compra de más de 1,000,000 dosis de un fármaco para tratar a pacientes con COVID-19. “Somos de los países que reciben los tratamientos de hidroxycloroquina gratuitos, de parte de ellos (farmacéutica), ya va venir el primer cargamento de 55, 000 dosis. Nos van a dar 55,000 dosis regaladas, a parte de eso hemos comprado un millón de dosis”, dijo la noche del lunes, en cadena nacional, el presidente Nayib Bukele.

Estudios iniciales han demostrado que la hidroxicloroquina y la azitromicina reducen la carga viral en pacientes con COVID-19;, sin embargo, médicos advierte que este supuesto no está comprobado científicamente.

Vea especial: Coronavirus, El Salvador contra la pandemia

Los médicos advierte que la combinación de ambos medicamentos puede generar episodios de taquicardia por lo cual se vuelve un riesgo: “La utilización del medicamento, da una taquicardia que puede terminar en un infarto, entonces la recomendación es la selección a quién se le va dar el medicamento y a quien no. A una persona con un daño cardíaco no lo va matar el COVID, pero lo va matar el medicamento o si es una persona diabética. Mi recomendación es definitivamente el cuidado del uso del medicamento según la condición de cada paciente y según el antecedente de cada paciente al que se le vaya aplicar”, explicó el doctor Ricardo Lara, quien trabaja en el área de emergencia del Seguro Social.

La hidroxicloroquina (derivado de la cloroquina) es un compuesto utilizado para combatir la malaria y la entrada de otros virus, un estudio The Méditerranée Infection University Hospital del Instituto de Marsella reveló que este medicamento es eficaz para reducir la carga viral en pacientes con COVID-19. Sin embargo, la muestra de este informe es demasiado pequeño advierte.

Según el estudio la combinación de hidroxicloroquina y azitromicina fue más efectiva para eliminar el virus que la hidroxicloroquina sola. Debido a que la azitromicina se utiliza para tratar ciertas infecciones bacterianas, como bronquitis; neumonía; enfermedades de transmisión sexual (ETS) e infecciones de los oídos, pulmones, senos nasales, piel, garganta.

Para Lara, médico salubrista y epidemiólogo, la aplicación del tratamiento médico de hidroxicloroquina y la azitromicina para pacientes con COVID-19 tiene sus complicaciones, “una cosa es el trato médico y otra cosa es el trato de soporte. Todos se han enfocado en el tratamiento médico, pero el tratamiento de soporte que es el tema de los ventiladores”, también es importante indicó el salubrista.

El epidemiólogo Roberto Vidri, quien trabaja en Estados Unidos, ha enfatizado que la aplicación del fármaco para combatir el virus no está aprobada, ni sustentada científicamente.

Podría interesarle: Lo que debes hacer al entrar y salir de casa para evitar el contagio del coronavirus

“La Cloroquina en combinación con Azitromicina no ha sido demostrado (en lo más mínimo) ser efectiva contra COVID-19. Todos los reportes son anecdóticas. Hay varios estudios en proceso, sin embargo, no hay resultados”, advierte, el especialista.

El infectólogo de adultos, Iván Solano Leiva, señaló que en estos momentos no existe ningún tratamiento que haya sido 100% demostrado que es efectivo contra el Covid-19 y que haya pasado ya por todas las fases de estudio clínico y requisitos científicos.

No obstante, destacó que, ante la emergencia y necesidad, es posible usar la hidroxicloroquina, que es un medicamento que tiene años de uso en enfermedades como la malaria y lupus. Sin embargo, se debe estar consciente que entre los efectos secundarios de este medicamento está la posibilidad de desencadenar arritmias cardíacas.

“Si se va a utilizar debe ser bajo estricto control médico y con vigilancia del ritmo cardíaco”, dijo Solano Leiva.

El infectólogo Jorge Panameño expresó que la Hidroxicloroquina puede utilizarse únicamente como tratamiento de protección para las personas tuvieron contacto directo con personas confirmadas con el virus. “Hemos sido insistentes en evitar la automedicación porque ciertamente estos medicamentos tienen efectos colaterales, incluso hay personas en que no se puede utilizar están contraindicados. Ya se definieron que se puede hacer profilaxis en personas que han sido contactos de pacientes confirmados. La profilaxis no se hace con azitromicina e hidroxicloroquina, se hace solo con Hidroxicloroquina”, advirtió Panameño.

Entre las recomendaciones está que debe estar prescrito por un médico, bajo la vigilancia y precauciones con toma de electrocardiogramas antes de iniciar el tratamiento y cada día que se aplica el tratamiento, además de ser monitoreado con profesionales de la salud que tengan la capacidad de reconocer y tratar los efectos cardiotóxicos de esta medicación.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad