Juez deja libres a cuatro miembros de familia acusada de lavado de dinero en Morazán, otros cuatro pasan a juicio

Según el juez Tercero de Instrucción, los cuatro acusados no ejercieron adecuadamente su defensa en audiencia preliminar

El juez Tercero de Instrucción sobreseyó definitivamente a cuatro integrantes de la familia que acumuló una fortuna en Morazán. Los otros cuatro deberán enfrentar un juicio por lavado de dinero. Foto EDH / archivo

Por Jaime López

Ene 24, 2020- 12:15

El juez Tercero de Instrucción de San Salvador sobreseyó a cuatro de ocho integrantes de la familia Flores Batres, originarios de Morazán quienes eran acusados por la Fiscalía de lavar $18 millones, cifra que luego fue reducida a $12 millones. Los otros cuatro pasaron a juicio.

Según el juez, Fiscalía no determinó con pruebas que el dinero que habían hecho en 30 años Rosa Batres viuda de Flores, María Brígida Márquez, Rosa Delmy Amaya Márquez y Sandra Yasmín Flores tuviera origen ilícito de lavado de dinero, ni que ellos formaban parte de una estructura delictiva.

Entre tanto, Jaime Adalberto Flores Batres, Elías Geovanny Flores Batres, María Verónica Rodríguez Rivera y Sonia Maricel Amaya Márquez deberán enfrentar el juicio, según el juez, por que si bien en su defensa material ellos justificaron sus ingresos, esa no fue la manera debida de haberlo hecho para que él resolviera a su favor, por lo que envió su caso a juicio y será en esa fase del proceso judicial que podrán ejercer su defensa y que la misma tenga el valor que buscan.

El abogado defensor, Samuel Merino dijo que respetaba la decisión del juez más no la compartía porque se tenían todos los respaldos del dinero.

Vista general de una de las 21 propiedades confiscadas por la Fiscalía, en marzo pasado, a la familia acusada de lavado de dinero en el Oriente del país. Foto EDH/ @FGR_SV

Dijo que sus clientes Elías Flores y María Rodríguez han demostrado que el capital que poseen ha sido fruto del esfuerzo y el trabajo. El abogado afirmó que la pareja se fue a Estados Unidos en 1999 a trabajar y con lo que ganaron allá compraron una casa en El Salvador que más tarde vendieron, luego obtuvieron un préstamo para adquirir otra vivienda en Estados Unidos en $50,000 y luego vendieron en $160,000.

El dinero de la venta de las dos casas fue transferido de un banco estadounidense a uno salvadoreño donde fue colocado en certificado a plazo que entre 2009 y 2014, generó solo de intereses $160,000.
Al final, la pareja había hecho un capital superior a los $400,000 y del cual tienen documentos que respaldaban esa suma, afirmó el abogado.

Pero Fiscalía tiene su propia versión, dice que la investigación de este caso surgió en 2016 cuando Jaime Alberto Flores Batres, viajaba a Perú con más de $195,000 en efectivo en una maleta de mano.

Tras ser chequeado por agentes policiales en el Aeropuerto Internacional de El Salvador le preguntaron el porqué llevaba esa suma de dinero y porqué no utilizar mecanismos más seguros como vía de transferencia bancaria.

Flores Batres en ese momento alegó que era inversionista y que tenía una empresa en Perú donde construía proyectos habitacionales denominados El Roble; el viaje no le fue interrumpido, pero dio origen a una investigación que más tarde terminó en una demanda por lavado de dinero y activos que ha la fecha está pendiente de resolver.

GALERÍA

Estas son las viviendas incautadas en Morazán y San Miguel a acusados de lavado de dinero

Un total de 21 inmuebles en los municipios San Carlos y San Francisco Gotera, Morazán y en Lolotique, San Miguel vinculados a 9 personas procesados por Lavado de dinero y activos han sido incautados por la Fiscalía General de la República a través de la Unidad Especializada de Extinción de Dominio, según informó la Fiscalía.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad