DEPORTES | Qatar 2022NOTICIAS | Alza casos covidNOTICIAS | Régimen de excepciónNOTICIAS | Bitcoin

"Es una injusticia", reclama familia de reo que murió bajo custodia del Estado

Rolando Eduardo Urquilla Cerritos fue capturado el pasado 29 de abril, dentro del régimen de excepción. El jueves fue despedido por familiares y amigos.

Por Lissette Lemus | Ago 25, 2022- 21:46

Familiares y amigos acompañaron la caravana fúnebre de Rolando Urquilla hasta el cementerio de la localidad. Foto EDH / Lissette Lemus

Con una serenata y emotivas palabras, familiares y amigos dieron el último adiós a Rolando Eduardo Urquilla Cerritos, de 47 años, un residente en la colonia Las Delicias, del municipio de El Congo. Rolando Eduardo murió mientras estaba bajo custodia del Estado tras ser detenido en el régimen de excepción.

La última vez que María, la esposa de Eduardo, lo vio con vida fue el 29 de abril, antes de ser capturado junto a tres personas más dentro de un billar, en ese municipio.

La señora recuerda que ese día destazaron un cerdo y por la tarde Eduardo se fue al billar, como acostumbraba, pero ya no volvió.

Horas más tarde María supo que su esposo había sido capturado, como parte de las detenciones durante el régimen de excepción.

En un primer momento, Eduardo fue trasladado a la sede del Sistema de Emergencias 911 de la Policía en Santa Ana, donde la familia de manera escueta fue informada que había sido detenido por el delito de asociaciones ilícitas y que debía llevarle ropa blanca.

La esposa de Eduardo niega que él tuviera alguna relación con grupos delincuenciales y sospecha que fue capturado solo por el hecho de estar pendiente de la detención de una familiar que la policía había realizado el día anterior.

“Es una injusticia la que han hecho con él, porque no se metía con nadie, no tenía tatuajes”, dice entre lágrimas la esposa de Eduardo.

Luego, su familia supo que había sido enviado al penal La Esperanza, en Mariona, lo que pudieron corroborar cuando le fueron a dejar un paquete con artículos de primera necesidad.

Según sus familiares, Eduardo no padecía enfermedades crónicas previo a su detención. Foto EDH / Lissette Lemus

Sin embargo, la esposa de Eduardo comenta que el martes (23 de agosto) fue sorprendida por una llamada desde el hospital Rosales para solicitarle cuatro donantes de sangre, debido a que su esposo estaba siendo atendido en ese centro de salud tras haber sido llevado desde el penal de Quezaltepeque.

Lee también. “El delito de mi hijo fue irse a divertir a un turicentro”, dice madre de detenido

De un día para otro, María logró reunir los cuatro donantes para viajar la madrugada del miércoles desde el municipio de El Congo hacia San Salvador, pero su esfuerzo fue en vano: mientras se encontraba en la fila esperando las tarjetas para los donantes, la familia fue notificada de que Eduardo ya había fallecido.

Los familiares lamentan que no se les haya informado del cambio de penal ni sobre la salud de Eduardo mientras se encontraba detenido.

“Ya no tenemos derechos humanos en el país, solo confiamos en la justicia divina”, expresó una de las parientes, durante la velación.

Según el documento que recibieron junto al cuerpo, el señor habría muerto de una bronconeumonía.

La esposa de Eduardo niega que él tuviera alguna relación con grupos delincuenciales. Foto EDH / Lissette Lemus

Despedida

La tarde de ayer las hijas de María, que ven a Eduardo como un padre, observaron a través de videollamadas la despedida de su ser querido. El cantante local Franco Vicente fue el encargado de entonar las canciones preferidas de Eduardo. “Lo único que quiero allá en mi velorio es una serenata en la madrugada”, dice la letra de una de las canciones que le dedicaron.

TAMBIÉN: "Señor presidente, por favor, entrégueme a mi hijo": Padre pide la libertad de su segundo hijo

A un lado del ataúd adornado con flores naturales y coronas artificiales estaba sentada María abrazando a su bisnieto, quien ha vivido con la pareja desde que era un bebé y quien los ve como sus padres. María, quien había vivido 25 años con Eduardo, relata que estos cuatro meses han sido duros tanto para ella, el niño y sus demás familiares. “El día que me fui al hospital el niño me preguntó si le iba a traer a su papá. Yo le dije que sí, pero no sabía que se lo iba a traer en una caja (ataúd)”, dice la señora con resignación minutos antes de que lo enterraran.

REGRESAR A PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

150 Días Régimen De Excepción Cárceles Detenidos Dirección De Centros Penales El Congo Muertos Parientes De Detenidos PNC Policía Regimen De Excepción Santa Ana Sucesos Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad