NEGOCIOS | Bitcoin DEPORTES | Alfa Karina ArruéSUCESOS | Régimen de excepción

Exembajador explica por qué el FMLN tardó 9 años en reconocer a China

El FMLN siempre mantenía relaciones con el partido comunista chino, por lo que se esperaba que en 2009 cuando ganó Mauricio Funes se entablaran lazos en detrimento de Taiwán.

Por Enrique Miranda | Ene 09, 2022- 06:54

Foto/ Archivo

El 1 de junio de 2009, luego de la toma de posesión de Mauricio Funes su primera acción diplomática fue entablar relaciones con Cuba. Se esperaba que el experiodista rompiera con Taiwán y reconociera a China continental, pero eso no ocurrió en sus cinco años de mandato.

Tampoco en los siguientes cuatro años del segundo gobierno del FMLN, con Salvador Sánchez Cerén al frente. Fue en su último año que en una sorpresiva cadena nacional, en agosto de 2018, Sánchez Cerén anunció que su gobierno rompía con Taiwán y reconocía a China.

No es que el FMLN no quisiera que el gobierno reconociera a Pekín, sino que más bien el régimen chino no lo consideró necesario, aseguró el exembajador de El Salvador en la ONU por la época, Rubén Zamora.

“Durante el gobierno de Mauricio Funes, el FMLN planteó que sería bueno que fuera con Beijing la relación diplomática, pero la respuesta de China fue que lo dejaran tranquilo porque estaba en una política económica de apertura al mundo y uno de ellos (sus principales socios) era Taiwán. Por eso el FMLN se le dijo no, no es necesario ni conveniente. Eso era el cuadro que teníamos durante Funes”, recordó Zamora.

Pero años después, los cambios políticos en Taiwán y Estados Unidos provocaron el abrupto cambio, de acuerdo con Zamora: el gobierno de Taiwán cambió del KMT al DPP, más proclive a reclamar la soberanía de la isla. Ganó Tai Ing-wen en 2016, quien sigue manteniendo el poder, y dos años después ganó Donald Trump en Estados Unidos, lo que impulsó que la política de no quitarse socios de China y Taiwán cambiara.

Precisamente, el gobierno africano de Santo Tomé y Príncipe anunció en 2018 que rompía con Taiwán y abría relaciones con China, una situación que no ocurría en muchos años atrás.

“Entonces el nuevo gobierno (taiwanés) se pone muy nacionalista y empieza a romper con acuerdos que no están por escrito, sino verbales entre ellos y a demostrar que va a insistir que Taiwán es el único gobierno de China. Eso China lo toma como un reto y ahí aparece el caso de El Salvador. Ahora China cambia porque quiere darle una lección a Taiwán: ‘usted se pone nacionalista y nosotros lo acabamos’”, argumentó Zamora.

A los pactos no verbales que se refiere el exembajador es el Consenso de 1992, llamado así desde la academia en referencia a un acuerdo tácito que habla de “Una sola China, dos visiones” que habrían tomado los gobernantes de Pekín y Taipei en ese año para no quitarse aliados.

De acuerdo a Zamora, la correlación internacional antes descrita provocó que Pekín solicitara al gobierno del FMLN el establecimiento, ahora sí, de relaciones en detrimento de la relación diplomática con Taiwán.

Aunque Sánchez Cerén logró hacer una visita oficial a Pekín y se reunió con su homólogo Xi Jinping y se firmaron acuerdos como el de las ZEEs, fue hasta que el presidente Nayib Bukele visitó China que se anunciaron esos proyectos de cooperación como el Estadio Nacional y la Biblioteca.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

China Embajadas Política Taiwán Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad