SUCESOS: Casos de desaparecidosPolítica: Presupuesto 2022 SALUD: Covid en El Salvador ACTOR: Alec Baldwin

¿Cuántos aficionados podrían contagiarse de COVID-19 en los partidos que la Selecta se disputará contra Panamá y México?

Un estudio del Centro de Modelaje Matemático Carlos Castillo-Chávez de la Universidad Francisco Gavidia (UFG) advierte sobre las consecuencias respecto a nuevos contagios que podrían generarse en los próximos encuentros deportivos en el estadio Cuscatlán programados para octubre.

Por Liseth Alas | Sep 25, 2021- 12:58

Panorámica del estadio Cuscatlán durante en partido de la octagonal 2021-22 ante Estados Unidos. Foto: EDH Archivo| Franklin Ponce

El alza de los casos de COVID-19 que el país ha registrado en los últimos días está relacionado con los dos juegos que El Salvador disputó contra Estados Unidos y Honduras, el 2 y 5 de septiembre en el estadio Cuscatlán, según apunta un estudio que desarrolló el Centro de Modelaje Matemático Carlos Castillo-Chávez de la Universidad Francisco Gavidia (UFG) que advierte que la situación respecto a los nuevos contagios podría agudizarse con los próximos encuentros deportivos, por lo que recomiendan limitar la capacidad de admisión en este tipo de eventos al 50% o menos.

La investigación sugiere que un aficionado con COVID-19 que haya asistido al coloso de Montserrat a disfrutar de cualquiera de los dos partidos realizados en este mes podría haber infectado hasta 304 personas.

Aunque quienes llegaron al estadio debían comprobar con la cartilla de vacunación que poseían las dos dosis contra el COVID-19, el estudio hace énfasis en que eso “no es garantía de inmunidad”, pues una persona siempre puede contraer el virus y además ser asintomática, “ya que la vacuna sólo atenúa las posibilidades de ingresar a una UCI o fallecer”.

“El sentido común nos hace suponer que, en un estadio como el Cuscatlán, con 30 mil personas cantando y gritando, las microgotas o flugges generan un efecto de aerosol o atmósfera viral en donde un contagiado puede amplificar significativamente el ritmo de contagio entre 2 y 4 horas de permanencia. En promedio por cada microgota o flugges que se expulsan al hablar se liberan alrededor de 1,200 aerosoles. En cambio, al gritar se emiten entre 20 y 50 veces más partículas que al hablar”, indicó.

TE PUEDE INTERESAR: OMS alerta que COVID-19 apunta a convertirse en enfermedad endémica, a pesar de vacunación

El análisis se basa en datos oficiales del portal web covid19.gob.sv que muestra que los contagios reportaron un repunte desde el 7 de septiembre, con 307. Las autoridades del Ministerio de Salud han manifestado que los contagios se han incrementado en el país debido a la circulación de las variantes del coronavirus, entre estas la delta.

“A partir del 7 de septiembre comienza a crecer el número de nuevos casos, precisamente cinco días después (tiempo promedio de incubación del virus) del primero de los dos partidos que jugó en el mes la selección de fútbol mayor en el estadio Cuscatlán”, expone la UFG.

Añade: “El 5 de septiembre, tres días después del primer partido, se realizó un segundo y en ambos eventos deportivos el estadio Cuscatlán se llenó de aficionados. Nuevamente cinco días después, el 10 de septiembre se confirma que El Salvador se encuentra en un alza de casos por COVID-19”, con 314 y desde entonces la curva ha ido en ascenso.

La UFG utilizó el modelo matemático de Wells-Riley, un método para estudiar la transmisión de enfermedades infecciosas por medio de aerosoles, el cual aplicó para calcular posibles casos del COVID-19 durante los partidos que disputó El Salvador este mes y proyectar los que podrían suscitarse en los próximos encuentros contra Panamá y México ante la afluencia masiva de público.

De esa manera, determinó que en cualquiera de los juegos en los que El Salvador enfrentó a Estados Unidos y Honduras, una sola persona cuya vacuna le haya generado un 40% de inmunidad y estuviera contagiada podría haber transmitido la enfermedad a otras 304 en el estadio, de estas podría haber provocado 100 hospitalizaciones y 9 muertes, mientras alguien con COVID-19 que haya adquirido un 80% de inmunidad podría haber generado unos 34 nuevos casos de COVID-19, 11 hospitalizados y un deceso.

TE PUEDE INTERESAR: El Covid va a convertirse en un resfriado común, según experta

Si fueron cinco los aficionados infectados con el virus del SARS-CoV-2 en cualquiera de esos eventos, con una inmunidad del 40% cada uno, todos podrían haber enfermado a 1,466 personas, provocar 484 hospitalizaciones y causar 44 muertes. Pero si los cinco lograron alcanzar el 80% de inmunidad cada uno podrían haber generado en total 168 nuevos casos, 55 hospitalizados y cinco muertes.

Si 10 enfermos de COVID-19 con el 40% de inmunidad asistieron a cualquiera de los encuentros, estos podrían haber contagiado a 2,810 personas, causar 927 hospitalizados y 84 muertes. Pero si estos obtuvieron el 80% de inmunidad solo 330 habrían contraído el virus, dejando 109 hospitalizados y 10 muertos.

El mismo método matemático fue utilizado por los expertos de la UFG para identificar los posibles nuevos contagios que podrían ocurrir en los próximos encuentros deportivos programados para el 7 y 13 de octubre, en los que la Selecta enfrentará a Panamá y a México en el estadio Cuscatlán. El resultado de casos de COVID-19 no es alentador.

De acuerdo con el estudio, un solo contagiado con un 40%  de inmunidad que acuda a cualquiera de los juegos podría enfermar hasta 348 personas, hospitalizar a 115 y dejar 10 decesos. También alguien con el 80% de inmunidad podría provocar 39 nuevos casos, 13 hospitalizados y un muerto.

Pero si fueran cinco los aficionados contagiados con un 40% de inmunidad podrían provocar 1,672 nuevos casos, 552 hospitalizaciones y 50 fallecidos. Sin embargo, si estos alcanzaron un 80% de inmunidad los infectados serían 192, 63 hospitalizados y seis fallecidos.

Si se tratara de 10 asistentes con COVID-19 y con una inmunidad del 40% podrían provocar 3,190 contagiados, 1,053 hospitalizados y 96 muertes. Mientras, si estos obtuvieran el 80% de inmunidad podrían enfermar a 377 personas, provocarían 125 hospitalizaciones y 11 decesos.

El panorama COVID-19 se agudiza si personas que se contagiaron en el primer partido asisten al segundo. Según la investigación, dependiendo del nivel de inmunidad, si 100, 500 o hasta 900 aficionados que estuvieron en El Salvador versus Panamá se dan cita al siguiente que disputará la Selección ante México, la cifra podría superar incluso los 12,000 casos.

Usuarios en redes sociales reportaron el viernes que se agotaron los boletos para algunos sectores del juego programado para el 13 de octubre.

Ante el lleno de personas que se prevé para ambos partidos, el Centro de Modelaje Matemático Carlos Castillo-Chávez sugirió “limitar el aforo, al menos al 50% o menos, en partidos de fútbol, iglesias, bares, restaurantes, discotecas y otras actividades que sobrepasen las 50 personas”.

El estudio concluye que debe mantenerse la vigilancia del cumplimiento de algunas de las medidas contra el COVID-19, entre estas el distanciamiento físico.

LEA ADEMÁS:  El Salvador comenzará a aplicar la tercera dosis de vacuna contra el Covid-19: ¿Quiénes serán los primeros en recibirla?

La Laguna, Chalatenango, implementa cuarentena por 10 días a raíz de alza en casos Covid

“Por favor vuelvan sus ojos a las escuelas, se están muriendo los maestros”: la súplica de Manuel, profesor que se contagió de covid-19

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Cifras De COVID-19 Comunidades Coronavirus COVID-19 El Salvador Redes Sociales Selecta UFG Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad