María dejó de atender a pacientes en el Saldaña tras dañársele su vivienda

Las torrenciales lluvias del miércoles provocaron el colapso del muro de su vivienda.

Por Óscar Iraheta

Jun 06, 2020- 11:10

El miércoles pasado en la madrugada, María Emilia de Avilés, habló de emergencia a sus superiores para excusarse de no ir a trabajar, pues parte de su vivienda se desplomó por más de 15 metros y tuvo que atender el problema que la ha dejado en un peligro inminente junto a su familia.

La enfermera de profesión, ha permanecido en primera línea durante toda la emergencia del COVID-19, atendiendo a pacientes en el hospital José Saldaña en Planes se Renderos. Su esposo, empleado del área administrativa del hospital, también ha estado trabajando ante la emergencia.

Hace tres años, María decidió con su esposo construir esa casa en una de las partes altas del cantón Chantecuán, del municipio de Panchimalco, ha sido su esfuerzo de muchos años de trabajo como enfermera del sistema de Salud del país.

VEA TAMBIÉN: VIDEO: Rescatan los siete cuerpos de la familia Melara Salamanca soterrada en Santo Tomás

En la madrugada del miércoles, mientras dormían, la enfermera dice que se escuchó un estruendo entre la fuerte tormenta que arreciaba en la zona. Al salir a verificar junto a su pareja, se percató que todo el muro de retención cayó hacia otra vivienda donde dañó por completo dos habitaciones. En una de ellas, se encontraba durmiendo un joven de 18 años que resultó ileso.

“Por gracia de Dios no se nos fue la casa por completo. Estamos muy vulnerables. Si siguen las tormentas hay un peligro. No tenemos a donde ir a vivir con mi familia”, expresa la señora mientras mira los escombros.
Horas después del derrumbe, el esposo de la enfermera colocó plásticos y tomó otras medidas de prevención para evitar que el agua siga dañando el terreno de la casa.

La cantidad de agua que cayó el miércoles provocó el desplome del muro que se llevó a su paso plantas y pequeños árboles.

“Este muro lo tratamos de hacer de buen material, aunque nos costó por la distancia qué hay que traer los materiales, pero demasiada agua la que cayó, por eso la estructura no soportó. Gracias a Dios no hay víctimas que lamentar, esperemos que esta emergencia termine y volvamos para ayudar a los salvadoreños que lo necesitan por el COVID-19”, relató la enfermera.

En la parte de abajo de la casa de otros familiares de la enfermera, otros afectados limpiaron los restos de lodo y árboles que cayeron en las habitaciones.

“Esa noche mi hijo no quiso dormir en la misma habitación de siempre, se cambió a otra, sino, quizás estaría muerto”, dijo un afectado.

La entrada principal del cantón Chantecuán quedó inhabilitada ese miércoles. Una fuerte correntada y bordos de tierra cayeron sobre la calle dejando daños a vehículos y casas particulares. La alcaldía de Panchimalco realizó obras de mitigación en la zona.

Si usted desea ayudar a los esposos Avilés, puede comunicarse al número 6065-9476.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones