Jorge Herrera, el joven de 23 años que dejó su empleo y ahora se gana la vida vendiendo sándwich en el Parque Infantil

"Mi mamá siempre me decía: "vende y vas a comer" y esa fue la lección más grande de vida", dice este joven emprendedor, hijo de dos comerciantes informales, que ahora busca hacer crecer su negocio bajo la marca "Don Sándwich".

Dede las 6:30 de la mañana Jorge Herrera llega al centro de San Salvador para iniciar la venta. Foto Cortesía / https://www.facebook.com/jorge.herrera.16503

Por Xiomara Alfaro

May 12, 2021- 09:15

Jorge Herrera es un joven emprendedor que desde hace un tiempo visita las cercanías del Parque Infantil, en el centro de San Salvador, con su emprendimiento Don Sándwich. Herrera de 23 años comenzó con el negocio de manera informal desde hace dos meses luego de ser despedido de su trabajo en un call center.

Desde sus redes sociales promueve su venta y todos los días está informando a sus clientes los puntos que visitará durante la jornada, en las mismas se puede ver la respuesta de los usuarios quienes hacen sus pedidos e incluso le sugieren que visite la zona de las empresas donde laboran. Jorge también recibe pedidos para eventos como fiestas de cumpleaños y cualquier tipo de reuniones sociales y familiares.

Todos los días llego a las 6:30 de la mañana al Parque Infantil, ahí me quedo hasta las 8  y luego recorro algunas calle aledañas donde hay clientes que me esperan para desayunar con un sándwich”, comenta mientras habla sobre otros sitios a los que ha empezado a llevar este platillo a pedido de los personas que ya conocen su producto.

Te puede interesar: Los sacrificios y el esfuerzo de Ana Cecilia, la madre que llegó hasta la UES en su silla de ruedas para recibir el título de su hijo Leonel

Esta semana por ejemplo, ha empezado a llegar con su caja térmica a Metro Galería y espera con el tiempo poder seguir expandiendo el negocio.

El entusiasmo y alegría caracteriza a este joven que se promueve en redes sociales y tiene como meta hacer crecer su negocio. Foto cortesía / https://www.facebook.com/jorge.herrera.16503

Haga sus pedidos al 7209-5153. Foto cortesía / https://www.facebook.com/Don-sándwich-103345201871004

Jorge asegura que el sabor de sus sándwiches es la clave que hace que las personas lo busquen, pero también la atención que les ofrece. 4 años en el área de atención al cliente en una empresa de telefonía y otro tanto más en el call center es la escuela que ha tenido para conocer “lo que la gente espera”.

Ofrece dos tipos de variedades: de pasta de pollo y de jamón con queso. 

“Yo soy el rostro, soy el rostro del marketing de todo esto, pero el sabor lo pone mi papá”, agrega, y explica que desde muy temprano ayuda a su padre, don Jorge Torres, de 51 años, a preparar una producción de 200 sándwiches por día. Su madre doña Catalina, de 42 años, también les echa la mano para salir lo más rápido posible.

Hoy por hoy su meta es llegar a una producción diaria de 400  sándwiches. “Sé que los puedo vender, lo que me  detiene es que no tenemos la capacidad por el momento para producir esa cantidad. La distribución también me limita; de los call center me llaman amigos pidiéndome que los visite, pero no puedo descuidar los clientes que ya me esperan en el centro (de San Salvador)”, añade.

Jorge junto a su padre quien se encarga de poner el sabor a los sándwich todos los días. Foto cortesía Jorge Herrera

Jorge viene de una familia de comerciantes, sus padres se han dedicado toda su vida al comercio informal y es ahí donde este joven creció, desde pequeño, asegura, aprendió a cómo hacer negocios y lo importante de la atención al cliente.

“Mis padres me educaron en medio de este ambiente, pagaron mis estudios con este tipo de trabajo y a mi no me da pena, por el contrario, siempre he sido visionario, y me gusta verme en aquellas personas exitosas que empezaron con pequeños emprendimientos atrás de una mesa”, acotó.

Un emprendimiento impulsado por la pandemia 

Don Sándwich nació en 2020, durante la cuarentena impulsada por el gobierno para prevenir los contagios por el Covid-19. Jorge trabajaba en el call center, ubicado sobre la carretera al Puerto de La Libertad, cuando se dio cuenta que a la hora del almuerzo no había donde ir a comprar almuerzo, no había lugares cercanos donde los empleados pudieran ir a comprar su comida por lo que un día decidió llevar sándwich y venderlos entre los mismos compañeros. “Siempre había llevado a vender algunas cosas, dulces, chocolates…”, dice.

Unos meses después, tras perder su empleo decidió emprender y poner en práctica aquella idea que siempre había tenido: “ser su propio jefe”.

La foto que se hizo viral. Más de dos mil usuarios en Facebook compartieron la imagen de este emprendedor en abril pasado cuando decidió compartirla “por que le gustó como se veía” sin imaginar todas las reacciones que tendría. “Nunca una foto mía había tenido tantos likes”, comenta Jorge. Foto cortesía

“Siempre pensé que no quería ser un empleado toda mi vida”, reitera. Relata que cuando estaba en el call center ganaba de la venta entre $50 y $60 en un solo día. “Soy comerciante informal, toda mi vida he vendido y es lo que me gusta hacer, siempre me ha gustado y sé que es donde puedo ganar más dinero, siempre que mantenga orden y una buena organización financiera, que también es lo que ayuda”, añade.

Llevar su negocio a las redes sociales también la ha permitido darse a conocer y que más clientes conozcan su marca.

“Mi mamá siempre me decía cuando llegaba de estudiar todos los días: “vende y vas a comer” y esa fue la lección más grande de vida, perder el miedo para lograr mis sueños”, escribió en Facebook en abril pasado junto a una fotografía en la zona del Parque Infantil. Rápidamente la foto se hizo viral y fue compartida más de 2 mil veces.

“Eso me motivó aún más… y me dio la idea de abrir una página de mi negocio”, “Amo vender, y hasta ahora no me veo como empleado nuevamente, por el contrario mi meta es que un día las personas puedan buscar mis sándwiches en un establecimiento donde pueda atenderles como se merecen”, añade.

Jorge Herrera también tiene formación como entrenador físico, por varios años se desempeñó en un gimnasio de San Salvador. Relata que quiso entrenar en físico culturismo, pero no tenía dinero para comprar suplementos y llevar la dieta requerida por lo que decidió dejar a un lado esa idea. Es bachiller contador, y domina perfectamente el idioma inglés, posee además una certificación en soporte técnico. Actualmente reside en Cuscatancingo.

“A veces la gente me critica porque trato de andar presentable siempre, pero cuando yo era pequeño solo tenía dos pantalones y esos eran los que iba lavando para volver a usarlos, tuve varias limitaciones y sé que vendiendo es como voy a salir adelante; toda la gente lo hace, todos venden alguna cosa en su vida y a mi me gusta hacer esto”, concluye.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones