Diputados condenan militarización de la Asamblea por parte del Gobierno

Parlamentarios de ARENA, FMLN y el legislador independiente coinciden en que el presidente de la República sobrepasó los límites de la Constitución

Militares y elementos de la Policía se tomaron las instalaciones del Salón Azul. Foto EDH / David Martínez

Por L. Alas / V. Rivas / D. Escalante

Feb 10, 2020- 10:59

“La Fuerza Armada no tiene absolutamente nada que estar haciendo en la Asamblea Legislativa, el protocolo de seguridad se ha firmado con la PNC“, enfatizó el diputado de ARENA, Mauricio Vargas, durante una entrevista telefónica este lunes por la mañana con el programa Pencho y Aída.

El parlamentario y otros de sus colegas se refirieron al uso de Fuerza Armada que ordenó el presidente Nayib Bukele para tomarse el domingo por la tarde el Congreso. La situación trascendió a nivel internacional, donde, según organismos, la democracia del país se ha puesto en tela de juicio.

Incluso, el diputado Reynaldo Cardoza, del PCN, confirmó que hubo agresiones a periodistas y a empleados de seguridad de la Asamblea Legislativa, “por lo que se tomó la decisión de retirarlos y fue la Policía quien tomó el control de la institución”.

En un hecho sin precedentes, el Ejército y la Policía Nacional Civil (PNC) irrumpieron el Salón Azul de la Asamblea, donde el mandatario a través del Consejo de Ministros había convocado a los legisladores a una plenaria extraordinaria para que le aprobaran los $109 millones para la fase III del Plan Control Territorial.

Elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada ingresaron al Salón Azul de la Asamblea Legislativa. Foto EDH/ Mauricio Castro

Pocos fueron los diputados que acudieron al llamado del Ejecutivo, quienes terminaron retirándose al ver la presencia de soldados en el Salón Azul.

Desde el salón de la plenaria, Bukele advirtió a los parlamentarios que, si en una semana no aprueban el crédito que quiere para seguridad, le dará el poder al “pueblo” para que se tome la Asamblea.

Aunque en distintas entrevistas, Vargas y el diputado del FMLN, Jorge Schafik Hándal, coincidieron en que el mandatario sobrepasó los límites de la Constitución al ordenar la militarización del Parlamento.

Los dos diputados formaron parte de la lista de legisladores que no asistieron a la convocatoria del Gobierno, sin embargo, cuestionaron la postura de Bukele.

“Me preocupa que la democracia y republicanismo estén amenazados, el problema no están en los $109 millones, está en la democracia, en el respeto a la Constitución, ese es el problema que tenemos los salvadoreños con la actitud del señor Presidente de la República”, señaló Vargas.

“Lo que hizo el presidente, ayer (domingo), es poner al país al borde de una confrontación que a saber en qué hubiese terminado, por aspectos meramente personales, ya que él (Nayib Bukele) estima que hay que cumplirle, porque él así lo ha establecido”, indicó Hándal en la entrevista radial de la 102.9.

Vargas cuestionó, además, las declaraciones del ministro de Defensa, René Francis Merino, quien manifestó “lealtad” al presidente de la República.

“Me parece una irresponsabilidad de alto nivel. Las declaraciones son lamentables ‘Lealtad al presidente’, no señores, es obediencia al presidente en cuestiones legales del servicio. Cuando un soldado juramenta lo hace ante el altar de la patria y no ante el gobierno”, sostuvo.

Pese a que asistió el domingo al Salón Azul, el diputado independiente, Leonardo Bonilla, también reprobó la actuación del Gobierno.

“A pesar de que no era la forma correcta de hacer las cosas, llegué como una muestra de buena voluntad de mi parte, pero se le salió de las manos al presidente y se equivocó totalmente y ha cometido una barbarie de altas proporciones”, afirmó Bonilla, vía telefónoica al programa Pencho y Aída.

Agregó que “el presidente puede poner en evidencia a la Asamblea Legislativa, pero no puede irrumpir y venir a querer dar órdenes”.

Sobre la discusión del préstamo que generó el conflicto entre poderes de Estado, el FMLN dijo que deben aclararse algunas dudas antes de dar su respaldo.

“Nunca hemos dicho que no votaremos por el crédito, lo que hemos dicho es que necesitamos aclarar varias dudas sobre el préstamo”, indicó Hándal en la entrevista radial.

“Al presidente se le han reorientado para el tema de seguridad, por más de 78 millones de dólares, se le ha dado el aval para los 91 millones de dólares, aún no ha regresado (la petición) a la Asamblea, pero ese no es tema de nosotros, sino de ellos (gobierno)”, añadió el diputado efemelenista.

La diputada del partido de izquierda, Nidia Díaz, explicó las razones por la que estudiarán detenidamente la solicitud del empréstito relacionada al sistema de videovigilancia.

“Vamos a analizar la solicitud del préstamo de 25.9 millones relacionado al sistema de videovigilancia, eso está en cuestión porque el viceministro de Seguridad y director de Centros Penales fue invitado a México por una de estas empresas… Sabemos que el pariente de un alto funcionario de Bukele es apoderado legal de esta empresa”, señaló Díaz en Pencho y Aída.

Mientras, los diputados de la fracción de ARENA dijeron que están en deliberación de la autorización de negociar el préstamo por $109 millones, y que siguen abiertos al diálogo y eventual aprobación, pero sin armas, enfatizan.

Por otra parte, Guillermo Gallegos, diputado de GANA, ve normal la irrupción de policías y militares en Salón Azul de la Asamblea Legislativa. “Eso no me ofende”, señaló.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad