Diputado Velásquez Parker pide a Muyshondt transparentar “negocios” de Bukele

El diputado de ARENA pidió al alcalde de San Salvador no defender lo indefendible y denunciar los “abusos” que habría cometido su antecesor en la administración municipal.

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, durante la colocación de la primera piedra donde se construye el mercado Hula Hula, en compañía de Enrique Sánchez (saco negro), representante legal de Makensa y presidente de Simerca, el 22 de julio 2019. Foto EDH / Archivo

Por Eugenia Velásquez

Jun 09, 2020- 20:00

El diputado de ARENA, Ricardo Velásquez Parker, recordó que en 2018 el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, cuestionaba en Twitter al presidente Nayib Bukele de haber dejado endeudada la comuna capitalina con el contrato de alquiler del mercado Cuscatlán y pedía que “devolvieran lo robado”, haciendo eco del slogan que en ese entonces enarbolaba Bukele.

“Ojalá que devuelvan lo robado en el mercado Cuscatlán y los otros negocios donde malversaron dinero de la gente para sus intereses particulares. La alcaldía de San Salvador que dejaron quebrada, necesitan que lo devuelvan para pagar las deudas que nos dejaron”, publicó Muyshondt el 21 de octubre de 2018, mencionó Velásquez Parker en la entrevista de ayer en Frente a Frente.

El convenio de alquiler del mercado Cuscatlán, una obra insigne para la administración de Bukele cuando fungió como edil capitalino, terminó costándole a la población miles de dólares debido al alto costo del arrendamiento del edificio contratado por el exalcalde.

TAMBIÉN: Conan Castro, el abogado detrás de las cuestionadas decisiones jurídicas de Bukele

Bukele firmó un canon de arrendamiento para 25 años en el que se comprometió a pagar una cuota mensual de $96,050, es decir, que al término de ese plazo la alcaldía terminaría pagando más de $28 millones por un inmueble que el Ministerio de Hacienda tiene registrado por un valor de $800 mil.

A raíz de esta acción el abogado Ricardo Núñez lo demandó en la Fiscalía por los delitos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, cohecho (soborno) y peculado (malversación de fondos), pero Bukele esquivó siempre todos los señalamientos en su contra y defendió el alquiler del inmueble argumentando que era darle un mercado “digno” a los vendedores de la calle.

La Corte de Cuentas también hizo señalamientos al contrato firmado por Bukele. En la auditoría realizada encontró que la renta del edificio no se hizo con un respaldo que autentique el valúo del mismo y que debió ser gestionado ante la Dirección General del Presupuesto del Ministerio de Hacienda y, que además, estaba hipotecado por un millón de dólares desde hace más de 10 años. También estaba en mora por servicios municipales prestados por la alcaldía capitalina.

Los auditores también determinaron que entre enero de 2016 y enero de 2018 la comuna realizó remodelaciones al inmueble por un monto total de $649,104.64 pero estas se ejecutaron sin los permisos de construcción de la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS).

Ante todo esto, Velásquez Parker exhortó a Muyshondt a que sea “coherente” con su postura de 2018 en comparación a la mostrada en los últimos meses.

“De esas declaraciones a su actuar actual le pediría más coherencia porque tiene muchísima oportunidad siendo alcalde de San Salvador de transparentar adonde han existido abusos, yo lo llamo a no defender lo indefendible, lo veo muy plegado a lo mejor por no conflictuar pero tampoco es una postura que la estructura de ARENA le demanda a sus funcionarios”, acotó.

VER TAMBIÉN: Gobierno enfrenta al COVID-19 con improvisación y arbitrariedad

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad