Gobierno se ha endeudado con $4,122.7 millones para tapar 4 huecos fiscales

Un informe de Fusades señala que la deuda se ha usado para cubrir gastos de la emergencia, pero también para la caída de ingresos, omisiones del presupuesto 2020 y el fideicomiso para préstamos.

Según el gobierno el presupuesto mensual en salarios de 2,167 personas para el Hospital El Salvador debe ser de $1,324,835, 908 empleados para la llamada fase 1, y 1,259 empleados para la fase 2; la fase 3 sigue en construcción. Foto EDH / archivo.

Por Jessica Guzmán / Eugenia Velasquez

Sep 22, 2020- 22:55

El Gobierno se ha endeudado con $4,122.7 millones entre enero y agosto de este año, con el argumento de que urge fondos para reactivar la economía y para hacer frente a la caída de ingresos así como la afectación por la pandemia.

Sin embargo, según el análisis de Impacto del COVID-19 en la liquidez elaborado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) el endeudamiento ha sido desproporcionado, con base a la capacidad de pago que posee El Salvador.

Además señala que no todo el dinero se ha usado para la pandemia, sino que también se están usando para llenar tres huecos fiscales más de manera simultánea.

“Cuando se analizan los decretos legislativos (D.L. 608 y D.L. 640) de aprobación de los préstamos por $3,000 millones ($2,000 millones más $1,000 millones) es claro que no todo es para la emergencia; además, los $645.8 millones son para el funcionamiento del Estado en 2020, que era la brecha por financiar en el Presupuesto (P)2020, según las estimaciones que se tenían a finales de 2019”, señala el informe de Fusades.

Esos préstamos ($3,645.8 millones) sumados a los que recurrió al inicio de la pandemia ( $476.9 millones – $400 colocados en LETES y los $76.9 entre JICA y el ISSS), suman $4,122.7 millones en préstamos que han sido aprobados (no todos se han obtenido), cuyos fondos se han autorizado para cubrir cuatro hoyos fiscales: gastos relacionados con la emergencia y caída de ingresos; omisiones o subestimaciones de gasto en el P2020; la brecha de financiamiento del presupuesto de 2020; y el fideicomiso para préstamos.

Gobierno coloca nueva deuda por $645.8 millones

Según cuestiona Fusades en el informe, en el caso de los $3,000 millones (D.L. 608 y 640), se ha observado que cuando se aprueba la incorporación de los recursos al presupuesto, este destino se está cambiando; y no toda la ayuda alimenticia se está otorgando a través de las municipalidades.

De los $4,122.7 millones de deuda autorizada, se han identificado fuentes de financiamiento para $3,100.9 millones aunque no toda se ha obtenido sino se está en proceso de adquirir; restando $1,021.8 millones que están autorizados, pero todavía no se ha podido negociar o identificar la fuente.

El 7 de julio de 2020, El Salvador colocó bonos por $1,000 millones; se suponía que ese dinero serviría para apoyar al sector productivo, de acuerdo con lo contemplado en el D.L. 640.

Sin embargo, de ese monto, el gobierno dispuso $645.8 millones para incorporarlos al presupuesto; dejando de los $1,000 millones, solo $354.2 millones para la emergencia o apoyo al sector productivo.

Esto desajustó el dinero, lo que llevó al Gobierno a emitir este lunes $645.8 millones en Certificados del Tesoro (CETES) para cubrir el dinero que estaba destinado para el Fideicomiso de ayuda a las pymes y que fue utilizado para cubrir gasto corriente en el presupuesto.

Gobierno ha dispuesto de $6,468.8 millones en 8 meses para pandemia

La colocación de los CETES se concretó al final de la tarde y al filo del cierre de las negociaciones en la Bolsa de Valores. Según el reporte, se colocó el 100 % de lo ofertado a una tasa de interés del 7.5 % a un plazo de 360 días.

Para Fusades “los recursos obtenidos por endeudamiento y otros canales han sido sustanciales, y no parece que existan problemas de liquidez a corto plazo”. Esta afirmación desdice a los funcionarios del gabinete económico de Nayib Bukele, que alegan que no han tenido dinero para hacer frente a la pandemia.

Para la institución, el nivel de endeudamiento del país era alto antes de la crisis (71.3% del PIB), y ahora con la deuda que se ha solicitado esta superará el 90%, por lo cual, “lo prudente es que las autoridades desistan de emitir los $1,021.8 millones que todavía tienen pendientes de identificar donde obtenerlos”, señala el documento.

Fusades añade que la falta de información, planes, programas y presupuestos, dificulta proyectar el flujo de efectivo que se requiere para el segundo semestre.

Diputados señalan falta de transparencia

Por su parte diputados de las diferentes fracciones legislativas no están de acuerdo con la deuda desproporcionada que ha adquirido el gobierno, ni cómo se está manejando.

“La característica principal de este gobierno es que permanentemente está mal informando y mintiendo a la población. Ayer ha colocado $645 millones adicionales en un crédito puente por la modalidad de deuda de corto plazo con CETES”, señaló la diputada Yancy Urbina del FMLN.

Para la diputada efemelenista este es un tema importante porque los compradores de esta deuda de corto plazo mayoritariamente son la banca local y también las AFP, eso significa que la liquidez de los recursos que tienen estas instancias está sirviendo para comprar deuda del gobierno a corto plazo que ha sido una deuda bastante alta que hemos tenido en meses anteriores en colocación de LETES y CETES donde hemos pagado tasas del 4% y ahora la colocan al 7%.

Autónoma gasta $200,000 en publicidad en plena pandemia

Por su parte la diputada Margarita Escobar, de ARENA, dijo que han adquirido deuda flotante sobre el decreto 640 al mismo tiempo que quieren reformar el mismo decreto. “Eso se llama falta de certeza jurídica, que sobre un documento al mismo tiempo que lo quieren cambiar en la Asamblea, adquieran esta deuda de $645 millones”, dijo.

También aseveró que la tasa de interés con la que se colocó la deuda, que es de 7.5%, “es altísima para El Salvador, las tasas en otros países es cero. ¿Porqué los salvadoreños vamos a pagar los platos rotos del desorden fiscal, del oscurantismo y de la poca transparencia y que todos los días salgan casos de presunta corrupción? Yo quiero alertar al pueblo salvadoreño, es hora de que abran los ojos, su futuro está comprometido, pregúntese esto, ¿tiene usted trabajo, puede comer 7 meses con dos bolsas de comida?”, cuestionó Escobar.

El diputado del PDC, Rodolfo Párker, también cuestionó la emisión de los CETES. “Son $645 millones que se irán al gasto corriente, sin ningún monitoreo, sin ningún control, sin ninguna veeduría, están terminando de tronar las finanzas de nuestro país. En un solo año Bukele y su régimen han quebrado al país, esta deuda será impagable”, cuestionó el legislador.

Agregó que “ya llenamos todos los cupos, ya se saltaron las trancas de la ley de responsabilidad fiscal, no habrá nueva deuda para el país, solo estaremos pagando, como si la intención de este régimen es coger toda la plata posible para hacer el mayor reparto posible, para así ganarse a la gente y meter el mayor número de diputados en la Asamblea, tomarse el poder absoluto y después Dios dirá, señaló Parker.

El gobierno salió en la defensa

El Gobierno, por su lado, defendió la colocación de las CETES a través de un comunicado argumentando que tienen fondos insuficientes.

“La necesidad de contar con suficientes fondos para mantener en marcha las acciones de protección social y las obligaciones institucionales, en medio del retraso provocado por los diputados, ha llevado al gobierno del presidente Nayib Bukele a buscar las alternativas que le permitan contar con los recursos”, inicia el comunicado.

En el mismo asegura que “el gobierno recolectó $645.8 millones en Certificados del Tesoro (CETES), un instrumento financiero que permite obtener fondos con rapidez a través del mercado de inversionistas… No podemos cerrarnos y solo decir que estamos muy endeudados. Sería totalmente irresponsable de nuestra parte”, según declaración de la ministra de Economía, María Luisa Hayem.

En el comunicado, el gobierno llama a los diputados a aprobar $802 millones en préstamos que ya gestionó el Ejecutivo y que solo necesitan continuar con el proceso formal de aprobación para que comiencen a ejecutarse.

Según el comunicado, “el dinero se distribuirá en salud pública, mipymes, sector agrícola, fondo para atención de emergencias y veteranos de la guerra civil. Pero los diputados no muestran voluntad para liberarlos, ni tampoco tienen el mismo sentido de urgencia con el que ha actuado el equipo del presidente Bukele”, agrega.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones