Hallan cadáver que pertenecería a uno de los tres vendedores de leña desparecidos

La desaparición de los tres hombres, dos hermanos y su tío, se registró el miércoles pasado cuando iban a buscar leña a una finca en Santa Ana para después irla a vender.

En este vehículos salieron los hermanos Daniel Humberto Jaco Zaldívar, 25 años; Elmer Ernesto Aguilar Jaco, de 23, y su tío Pedro José Aguilar, de 45 salieron el miércoles a buscar leña a una finca de Santa Ana y ya no regresaron a casa. Foto EDH / cortesía

Por David Marroquín

Jun 15, 2020- 17:32

Tras varios días de búsqueda, fiscales y policías hallaron tres fosas clandestinas en las que estarían enterrados tres hombres que desaparecieron el pasado 10 de junio cuando iban a buscar leña a una finca en el sector conocido como El Matazano de Santa Ana.

Los trabajos de excavación han permitido la recuperación de uno de los cuerpos, pero se continuará este día para lograr sacar los otros dos cadáveres, informó la oficina de prensa del ente fiscal.

Las investigaciones están siendo supervisadas por la unidad especializada de personas desaparecidas de la Fiscalía General.

En la denuncia puesta por los familiares de los desaparecidos se relata que Pedro José Samayoa Aguilar, de 45 años, Elmer Ernesto Jaco Aguilar, 24; y Daniel Humberto Jaco Zaldívar, 28; éstos dos últimos hermanos; salieron a comprar leña en un camión rojo porque después la irían a venderla a Santa Ana. Horas después, las autoridades fiscales encontraron el camión abandonado y luego descubrieron una fosa donde se localizó el primer cadáver.

TAMBIÉN: Vendedores de leña desaparecen en Santa Ana

La oficina fiscal informó que después de que se recuperen los cadáveres, éstos serán sometidos a las pruebas de ADN para confirmar si se trata de los tres desaparecidos.

Los parientes relataron que al no regresar a sus casas, ellos llamaron a los teléfonos celulares de las víctimas, pero otra respondió la llamada en el celular de cada uno de ellos y no les dieron referencia de ninguno. Una pariente de los trabajadores asegura que escuchó en la llamada las voces de sus parientes.

Los familiares de las víctimas creyeron que habían sido detenidos y llevados a un centro de retención, porque  supuestamente habían incumplido la cuarentena domiciliar. Sin embargo, la Policía les aclaró que no se encuentran en ningún centro. Además, no han sido detenidos por las autoridades por algún otro delito.

Los familiares relataron que los dos hermanos son padres de familia y que ambos tienen a sus esposas embarazadas, quienes se encuentran angustiadas por la ausencia de los jóvenes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad