Cynthia Arnson de Centro Woodrow Wilson: “En 40 años de observar al país no había visto un momento tan peligroso”

La directora para América Latina del prestigioso Centro Woodrow Wilson en Washington DC, Cynthia Arnson, advierte de los hechos del domingo en San Salvador encabezados por el presidente Nayib Bukele que asaltó con militares armados la Asamblea Legislativa.

Cynthia Arnson cree que no se debe pasar por alto esta situación.

Por Tomás Guevara

Feb 13, 2020- 22:40

La condena en todos los ámbitos de Washington ha sido unánime y contundente contra el intento de autogolpe orquestado por el presidente salvadoreño Nayib Bukele el domingo reciente en San Salvador, cuando fuerzas militares tomaron por asalto la Asamblea Legislativa para intimidar con las armas a que el pleno legislativo se subordinara al poder presidencial.

A la directora del programa para América Latina del prestigioso tanque de pensamiento Centro Woodrow Wilson, ubicado a escasas tres cuadras de la Casa Blanca, en la Avenida Pensilvania en el centro de Washington, el terremoto político y la crisis constitucional abierta por el presidente salvadoreño la tomó por sorpresa en un viaje de trabajo en Colombia.

Sin embargo, desde el país sudamericano, cuyos medios de comunicación han dado amplia cobertura a los hechos del domingo en El Salvador, a tono con la condena unánime de la comunidad internacional, esta analista mira el episodio como “extremadamente preocupante”.

Para Arnson, que periódicamente dirige foros desde el Centro Woodrow Wilson para revisar los quehaceres económico, político y social de El Salvador, el intento de autogolpe que orquestó el presidente no se debe tomar a la ligera y deben ponerse de inmediato todas las cortapisas para encerrar al temido monstruo del autoritarismo, del que América Latina ha sufrido tanto.

“En 40 años que llevo observando muy de cerca a El Salvador no había visto un momento tan peligroso, después que el país se encaminó por la senda democrática; incluso en los años de la guerra. Que los militares vuelvan a aparecer en este momento como los hemos visto en esas imágenes que se han disparado para todo el mundo con los hechos del domingo es realmente perturbador”, comentó Arnson a El Diario de Hoy.

Esta experta en las políticas regionales se reserva comentarios sobre las implicaciones que podrían tener para el país los hechos, desde la perspectiva internacional y la relación con Washington. Solo advierte que en este momento la sociedad civil salvadoreña debe estar muy alerta y no tomarse a la ligera los acontecimientos.

En efecto, El Salvador logró una envidiable transformación democrática que se consumó con los Acuerdos de Paz, de 1992, que dieron pie a las futuras transiciones democráticas ordenadas respetando el estado de derecho, alternancia, con pesos y contrapesos del estado, y sobre todo, con los militares cumpliendo su rol constitucional.

“Lo que vimos el domingo ha vuelto a resucitar los años más difíciles y los fantasmas que creímos desterrados de El Salvador con las dictaduras, y el autoritarismo del que fue víctima el país en los años más oscuros de su historia en el siglo XX”, comentó la analista.

Otras organizaciones en Washington les preocupa también el silencio del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, que busca su reelección para el cargo como cabeza del organismo hemisférico. Es de generales conocidas que Almagro ha presumido de su amistad con el entorno del presidente Bukele, pero que la crisis abierta amerita su postura como máximo garante de defender la democracia en la región hemisférica.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad