Representante de Human Rights Watch condena “fuerza bruta” en la Asamblea y pide intervención de la OEA

También, la delegación de la Unión Europea y de la Embajada de Estados Unidos en El Salvador se pronunciaron sobre la situación del país

Foto EDH / David Martínez

Por Liseth Alas

Feb 09, 2020- 17:36

La militarización de la Asamblea Legislativa ordenada por el presidente Nayib Bukele, tras convocar con el Consejo de Ministros a los diputados a una sesión extraordinaria este domingo por la tarde, fue condenada por el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quien se pronunció a través de su cuenta en Twitter.

Vivanco calificó el hecho como una “exhibición de fuerza bruta” y haciendo referencia a unas imágenes publicadas en la red social instó al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a que el caso “justifica reunión urgente” de ese organismo regional “en función de la Carta Democrática”.

El representante del organismo de derechos humanos cuestionó al mandatario salvadoreño sobre “¿qué concepto tiene sobre democracia?”.

“¿@nayibbukele ordenó ingreso de militares con armas largas a la sesión del Congreso para ‘persuadir’ a los congresistas de las virtudes de su gobierno?”, se preguntó.

Los ingresos de las instalaciones del Congreso salvadoreño y los accesos al Centro de Gobierno de San Salvador amanecieron este domingo custodiados por el Ejército, y únicamente permitían que entraran a la zona los proveedores de diversos servicios para la concentración convocada por el presidente Nayib Bukele para las 3 de la tarde.

Foto EDH/ Lissette Lemus

Bukele invocó el pasado viernes a una “insurrección” contra la Asamblea y convocó a una concentración ciudadana como medida de presión para que los parlamentarios le aprueben un préstamo de $109 millones para echar andar la fase III del Plan Control Territorial.

El mandatario ha manifestado que se basó en el artículo 167 de la Constitución, que, según él, faculta al Consejo de Ministros a “convocar extraordinariamente a la Asamblea Legislativa, cuando los intereses de la República lo demanden”.

Sin embargo, expertos han sostenido que el citatorio del Ejecutivo es “improcedente”, porque  solo aplica en “catástrofe nacional o de amenaza a la soberanía”.

Las diferencias generadas entre ambos órganos de Estado a raíz del empréstito, también, generó la reacción de delegaciones internacionales en el país a través de Twitter.

De esa manera, la representación de la Unión Europea mostró su preocupación “sobre la situación política de El Salvador”.

Expone que “aunque el problema de la seguridad ciudadana es una prioridad nacional y la Unión Europea apoya todos los esfuerzos en este sentido, en los últimos días, la situación política con el enfrentamiento entre las instituciones del Estado en El Salvador ha causado una gran preocupación”.

La delegación de la UE hace un llamado a las partes implicadas a que “se resuelva” el conflicto de “forma satisfactoria y pacífica, y que la independencia de las instituciones se respete, en pleno acatamiento a la Constitución”.

Agregó que “el irrespeto constitucional rompería con 28 años de estabilidad democrática y causaría gran daño a la convivencia y a la imagen internacional del país”.

En la misma sintonía reaccionó el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, quien instó a las partes a “dialogar en búsqueda de consensos y a mantener la calma”.

La mañana del domingo, legisladores de las fracciones de ARENA y del FMLN denunciaron que agentes de seguridad llegaron a sus casas con la intensión de llevarlos al parlamento. Mientras, algunos diputados acudieron pasadas las 2 de la tarde al Palacio Legislativo para la sesión extraordinaria.

El presidente Bukele llegó a las afueras de la Asamblea pasadas las 4 de la tarde del domingo y se pronunció desde la tarima instalada en la zona para reunir a las personas que asistieron.

Posterior el mandatario ingresó al Salón Azul de la Asamblea Legislativa, el cual, en un hecho sin precedentes, había sido tomado por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada. Desde ese lugar, Bukele dio el ultimátum de una semana a los diputados para que le avalen el préstamo.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad