Criminólogo Israel Ticas sobrevive al COVID-19: “Nunca sentí la muerte tan cerca como ahora”

El único criminalista forense de El Salvador lleva 22 días recuperándose de la enfermedad. Dice que no tuvo atención médica adecuada ante el colapso de pacientes en el ISSS.

Israel Ticas es el único criminalista forense que hay en el país. Foto EDH / Archivo

Por Óscar Iraheta

Jul 07, 2020- 16:25

El criminólogo y forense Israel Ticas sobrevivió al COVID-19. Hace 22 días, dice que llegó al Seguro Social con su respiración muy baja, le faltaba el oxígeno. Pero la numerosa cantidad de pacientes en el lugar impidió su hospitalización. Desde su casa, donde se encuentra en recuperación, le pide a la población que guarde las medidas de protección y haga conciencia de lo letal que es el virus.

Ya superó la etapa más grave del virus, por ahora tiene un poco de tos y su voz está más afónica de lo normal.

Ticas es el único criminalista forense que hay en el país. Es especialista en recuperar cadáveres en cementerios clandestinos con técnicas internacionales. En muchos casos debe bajar sobre superficies complicadas con tanques de oxígeno y el grado de peligro es alto. Afirma que “ha estado a punto de morir, pero nunca sintió la muerte tan cerca” como hasta ahora.

Soyapango: Así busca el personal médico de la alcaldía los casos de COVID-19 casa por casa

El forense relató a El Diario de Hoy que su testimonio es únicamente para “gritarle al mundo a que no existe mejor prevención que quedarse en casa y seguir con las medidas de protección”.

El profesional narra que el domingo 14 de junio fue cuando sufrió lo más grave del virus. Corrió en busca de ayuda médica pero no pudo ser atendido con oxígeno. Su única opción era el hospital de San Miguel, pero el viaje eran tres horas de camino y temía morir en el trayecto.

Sin embargo, dice que encontró su “ángel” en el Seguro, una doctora, quien lo atendió, le inyectó y recetó medicina de inmediato. Después de tres horas regresó a casa y desde esa fecha se aisló y se mantuvo medicado.

El criminólogo de la Fiscalía, Israel Ticas, trabaja en la exhumación de los cuerpos de las estudiantes. Foto EDH / Archivo

El criminólogo de la Fiscalía, Israel Ticas, es especialista en recuperar cadáveres en cementerios clandestinos. Foto EDH / Archivo

“Me contagié por salir a trabajar, ir en busca de comida. No me di cuenta en qué momento lo adquirí el virus, por eso le alerto a la gente que debe tener todas las precauciones, ya que el virus está en todos lados”, recomendó Ticas.

El criminólogo afirmó que en su casa el virus atacó a toda su familia, pero todos lo superaron con tratamiento en casa, pero solo a él le generó complicaciones de salud.

“He estado a punto de morir varias veces por mi trabajo y lo vi normal siempre. Pero este virus es letal y mata de inmediato. Le pido a los salvadoreños y a las personas de todo el mundo que se cuiden y mantengan protegidos. Esto es como una ruleta rusa”, aseguró Ticas.

✔ Alcaldías combaten la pandemia con búsqueda de casos y multas

El profesional dice que el COVID-19 mató a cuatro amigos que trabajaban cerca de él y eso le dio mucha tristeza y miedo cuando lo atacó el virus.

“Todos debemos hacer un esfuerzo para detener este virus, la gente en las calles debe protegerse, pero hay muchas personas que no lo hacen. No hay bioseguridad que lo detenga. Esto es real, esto es serio y quizás viene lo peor de este virus”, reflexiona Ticas.

El especialista dice que los médicos le han advertido que le quedarán dos meses de secuelas, atacará los nervios y otros órganos, pero lo peor ya pasó.

“Voy a recuperarme bien para poder donar mis plaquetas al que lo necesita. A las madres de los desaparecidos les digo que todavía hay Israel para seguir buscando a sus hijos. Por favor les pido: no salgan”, expresó optimista el criminólogo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad