POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Supuestos “coyotes” engañaron a familia asesinada en La Libertad con falso viaje a EE.UU.

Sospechosos de asesinar a la familia Tejada Portillo habrían exigido $9,000 por llevarlos a EE.UU. "Fue una vil y cobarde estafa que termina con la vida de cuatro personas, entre ellos un menor de edad', dijeron autoridades de Seguridad.

Por David Marroquín | Oct 18, 2021- 10:34

Foto EDH / Jonatan Funes

“El móvil fue una vil y cobarde estafa que termina con el sueño y la vida de cuatro personas, entre ellos un menor de edad… Esto se trata de personas que vieron la posibilidad de venderse como especialistas de llevar salvadoreños a otros países es que vieron la oportunidad de estafar”, dijo Gustavo Villatoro, ministro de Justicia y Seguridad Pública, con respecto al asesinato de los cuatro miembros de la familia Tejada Portillo, que fueron engañados por cuatro detenidos con un falso viaje a Estados Unidos .

Medardo Enrique Tejada Portillo, su compañera de vida, Yeni Selena Dubón Peña; su hijo, Joshua, de ocho años de edad; y Ana Francisca Domínguez de Zelaya fueron asesinados el pasado 10 de octubre en la calle del cantón San Rafael Abajo al cantón El Chila, La Libertad.

La familia de las víctimas pagó $9,000 de adelanto a los imputados, quienes les ofrecieron llevarlos a Estados Unidos de manera ilegal. Durante las investigaciones, la Policía les incautó $5,400 en efectivo y otros $1,200 que habían depositado en una cuenta bancaria.

GALERÍA: “Extraño a Joshua”: Las palabras de los amigos del niño asesinado junto a sus padres en La Libertad

“El móvil fue una vil y cobarde estafa que termina con el sueño y la vida de cuatro personas, entre ellos un menor de edad’, dijo Villatoro.

Las autoridades presentaron a los detenidos por la masacre. Foto EDH / Jonatan Funes

Las autoridades policiales señalan a Saúl Ernesto Molina González, como el principal responsable del cuádruple homicidio; Óscar Armando Portillo, quien contactó a la familia de las víctimas en Estados Unidos; Denis Vladimir Aguilar, quien manejó el microbús, y José Sixto Gómez. Éste último ocultó evidencias de la masacre.

Las investigaciones revelan que era la primera vez que los cuatro imputados se ofrecían como “coyotes” y los cuatro integrantes de la familia Tejada fueron sus primeras y únicas víctimas, según las autoridades.

Villatoro se quejó de que dos tribunales de San Salvador no quisieron extender órdenes de allanamientos a las viviendas donde residían los imputados.

VER: En Santa Rosa echan de menos a Joshua, Yeni y Medardo, la familia que fue asesinada

Entre las evidencias contra los imputados hay “videos de la gasolinera donde recogieron a las personas, videos de las gasolineras donde hicieron estaciones, seguimiento satelital del GPS que tenía el vehículo, la evidencia de marca de huella de la llanta en la escena del delito que en el cotejo nos pega con las llantas del microbús”, dijo Villatoro.

Además se incautaron de dos armas de fuego que supuestamente fueron las que usaron para asesinar a los cuatro miembros de la familia Tejada Portillo y el microbús donde llevaron a las víctimas.

Yeni Dubón Peña, Medardo Enrique Tejada Portillo y Joshua, hijo de ambos, fueron encontrados asesinados en La Libertad. Foto Cortesía

No sabían quién era el “coyote”

El pasado 12 de octubre, durante la vela de las víctimas, Tulio Tejada dijo a El Diario de Hoy que no tenía idea del porqué y quiénes mataron a su hijo, Medardo Enrique Tejada Portillo, a su nieto Joshua, y a su nuera, Yeni Dubón.

Tanto Medardo como Yeni tenían a sus madres y varios hermanos viviendo en Estados Unidos desde hace varios años. Algunos de ellos les estaban ayudando económicamente a costear el pago del traficante de personas, según dijeron algunos parientes.

TE PUEDE INTERESAR: “Me cuida a la Estrellita”: el último mensaje de Joshua, el niño asesinado junto con sus padres en La Libertad

Pero los familiares de las tres víctimas que residían en el cantón Santa Rosa afirmaron no tener idea de quién era el “coyote” que habían contratado para que los llevara de manera ilegal hacia Estados Unidos.

“Mañana me voy para Estados Unidos; no sé si voy a volver” fue la frase con la que Joshua, de 8 años, se despidió de uno de sus mejores amigos. Dos días después, los habitantes del cantón Santa Rosa, en Nueva Concepción, Chalatenango, se estremecieron al saber que el niño, sus padres y una cuñada de Yeni habían sido asesinados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Asesinatos Estados Unidos Familia La Libertad Masacre Redes Sociales Sucesos Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad