“Si salís no se te vaya a olvidar la mascarilla, están multando con $10 “, la advertencia entre pobladores de San Julián

La municipalidad del lugar ha implementado medidas focalizadas en la búsqueda de la contención del COVID-19

A la multa de 10 dólares se suma la retención del DUI. Foto EDH/ Jorge Reyes

Por Gadiel Castillo

Jul 04, 2020- 17:08

Las cinco muertes por COVID-19 y los 11 casos reportados por el Ministerio de Salud en el municipio de San Julián, Sonsonate, obligaron a las autoridades municipales a tomar medidas estrictas por 15 días para frenar la cadena de contagios en la ciudad del Bálsamo.

Eran las 2:00 de la tarde y el lugar parecía un pueblo fantasma, las calles lucían vacías, ningún negocio abierto,ese ambiente fue la señal que la población acató las medidas dispuestas por la municipalidad.

Te puede interesar:  Alcalde de San Julián, Sonsonate, multará con $10 y retendrá el DUI a quienes no porten mascarilla en el municipio

Entre las medidas tomadas en conjunto con pobladores, comerciantes y Comité Municipal de Protección Civil están: la multa con $10 a todo aquel que no oírte mascarilla, cierre de negocios a las 2:00 de la tarde, en cada local solo pueden haber dos clientes, el dueño del negocio debe tener una alfombra desinfectante y alcohol gel.

Los mayores de 65 años y niños tienen prohibido salir.

“Los comercios vieron con bien a apoyar pues es a beneficio de cada persona porque todos tenemos familia que proteger y es latente la situación que se viene dando en El Salvador y en específico en el municipio de San Julián”, manifestó Manuel Engelhard, alcalde municipal.

Las disposiciones están vigentes en el el casco urbano, cantones y caseríos.

Engelhard explicó que la multa que impondrán por no portar mascarilla la basan en la ordenanza municipal que según él “es explícita que nosotros podemos poner las normativas en el municipio sin quitar los derechos constitucionales a las personas”.

El edil detalló que a los pobladores que no usen mascarilla les pedirán el DUI para imponer la esquela y quien no la cancele no podrá realizar ningún trámite.

Salomón Chávez, de 82 años, tiene más de 30 años de recorrer las calles del municipio con su venta de baterías, focos y otros productos, sin embargo, por la pandemia tuvo que hacer una pausa y hasta hace dos semanas volvió con su venta.

Ahora expresa que apoya la nueva disposición municipal para evitar más contagios. “Yo no considero que hasta las 2:00 de la tarde ya uno ha vendido algo. Y con esas horas que nos permiten ya ganamos algo”, dice.

Patricia Orellana vende embutidos en las cercanías del parque central y afuera de su negocio hay una alfombra desinfectante de pies, agua y jabón y alcohol gel para todos los clientes.

La comerciante está de acuerdo con las medidas tomadas por el gobierno municipal pues tiene la confianza que frenará que más habitantes se contagien del vírus.

“Está bien porque ante todo esta la salud de las personas. Nosotros observamos que algunas personas no toman las medidas”, asegura.

Orellana cerró el negocio a la 1:30 de la tarde.

Por su parte, don Roberto Pérez, de 79 años manifiesta que no apoya las medidas porque no le da mucho tiempo para realizar sus compras. “Dicen que a las 2:00 ya no quieren gente afuera y eso uno debe ser así porque muchas personas tienen necesidades. En un rato no podemos hacer mayor cosa. Esto es cosa del alcalde porque el gobierno no ha dicho que cierren a las 2:00”,expresa.

Las autoridades indicaron que luego de los 15 días de medidas analizarán si prorrogan las medidas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad