Cooperación japonesa limita atención por inseguridad

 La oficina de cooperación de JICA en El Salvador ha determinado que de acuerdo a la situación de inseguridad en ciertas zonas del país, no están enviando a sus voluntarios.

Gerson Martínez y el jefe del JICA, Kazuo Fujishiro

Gerson Martínez y el jefe del JICA, Kazuo Fujishiro

/ Foto Por EDH

Por Jaime García / nacional@eldiariodehoy.com

Sep 12, 2016- 20:00

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA por sus siglas en inglés), ha decidido abstenerse de brindar su asistencia en zonas en donde la seguridad de sus miembros y de sus voluntarios, se vea comprometida por el nivel de riesgo que impera en esos sitios.

El jefe de la oficina de JICA en El Salvador Kazuo Fujishiro, informó que ante la inseguridad en ciertas zonas, no envían a sus voluntarios.

“Dependiendo de la situación de seguridad no estamos enviando a algunas zonas”, sostuvo Fujishiro.

Indicó que de  50 voluntarios que participaban en sus proyectos, actualmente sólo tienen 40.

Lea además: JICA dotó de tecnología al centro de vigilancia del MARN

Japón es uno de los países que más apoyo financiero, tecnológico y de capacitación  brinda a El Salvador.

Por ejemplo, los voluntarios japoneses son profesionales en áreas como educación, salud, medio ambiente, gestión de riesgos y otros.

Varios de esos  expertos han brindado su ayuda en comunidades de la zona oriental del país. 

Te puede interesar: Apoyo JICA abonó en avances del país para mitigar riesgos

Otro ejemplo de la ayuda nipona es el desarrollo de las comunidades rurales, en las que se  ha capacitado a las organizaciones comunitarias basándose en proyectos ejecutados en Japón, donde se ayuda al mejoramiento del nivel de vida.

También Japón ha asesorado en la educación, elaborando directrices para los profesores y mejorando los textos escolares.

“Estamos conscientes de la situación de inseguridad en el país; sin embargo, conocemos muy bien que hay muchas necesidades de la sociedad salvadoreña para que tenga mejor desarrollo el país, así que no estamos pensando nada en retirarnos del país”,  aseveró el jefe de JICA.

“Ahora mismo tenemos 40 voluntarios en todo el territorio nacional. Estamos tomando  las medidas necesarias, haciendo zonificación de seguridad, pero siguen trabajando los voluntarios”, recalcó.

Indicó que lo que pretenden es fortalecer más  la cooperación para El Salvador y hacer un desarrollo inclusivo y dinámico.

Fujishiro dijo estar consciente que el tema de la inseguridad es prioritario cuando brindan su ayuda.

El jefe del JICA afirmó que han elaborado un mapa para señalar las zonas peligrosas.

“Algunas partes dentro del centro de San Salvador (por ejemplo). No es toda la parte sino algunas. Dependiendo de la información de seguridad, hemos zonificado los distritos donde podemos trabajar”, recalcó.

Afirmó que se mantienen en contacto con la PNC para evitar las zonas peligrosas.

“Siempre mantenemos comunicación permanente con la PNC para intercambiar información sobre ese tema”, aseguró Fujishiro.

 La oficina de JICA en El Salvador se encarga de supervisar el trabajo que llevan a cabo  JICA en El Salvador, Costa Rica, Panamá y Belice.

El Diario de hoy intentó obtener una posición de la Policía Nacional Civil, contactando con el director de la corporación Howard Cotto, pero no contestó su teléfono.

El personal de comunicaciones de la PNC tampoco atendieron la llamada.

Otro proyecto del JICA

Como parte de la cooperación que brinda el JICA, ayer junto al Ministerio de Obras Públicas (MOP) se lanzó el programa Gensai II, con el cual se pretende reforzar la infraestructura pública en el país ante amenazas climáticas.

Gensai es una palabra japonesa que significa “reducción o mitigación de desastres”.

El proyecto tendrá una duración de cinco años y con un aporte de Japón de 5 millones de dólares. 

Se explicó que con el proyecto se mejorará la capacidad de diagnóstico de riesgos frente a los sismos para la infraestructura vial, como puentes y taludes. 

También se elaborarán especificaciones estandarizadas, guías de diseño y estándares de estimación de costos para el reforzamiento de la infraestructura vial. 

Entre las actividades que se realizarán, están la revisión y análisis de los estándares de diseño y resistencia sísmica y mejora de su recopilación.

El titular del MOP Gerson Martínez, dijo que habrá gestión de riesgos para terremotos y erupciones volcánicas.

El MOP informó que en el proyecto Gensai I se abordaron los riesgos ocasionados por las lluvias y por los huracanes en el país y tuvo una duración de tres años.

Para echar a andar el proyecto Gensai II, personal de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica de Riesgo, será capacitado por expertos japoneses, en técnicas de mejoras viales.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar