Nayib Bukele amenaza a la libertad de prensa, denuncian congresistas demócratas de EE.UU.

Una carta de doce legisladores opositores estadounidenses advierte que el gobierno salvadoreño acosa a los medios críticos e independientes. Además, un asesor del Congreso advierte que si bien no están en el gobierno, influyen en asignación de fondos de cooperación.

Un grupo de legisladores estadounidenses condenaron la agresividad con la que el presidente de la República, Nayib Bukele, y su equipo reaccionan a la prensa independiente y le llamaron a corregir el rumbo. Foto EDH / Archivo

Por Ricardo Avelar

Sep 11, 2020- 06:00

“Hoy, escribimos para manifestar nuestra profunda preocupación por la creciente hostilidad de su gobierno hacia los medios independientes e investigativos en El Salvador”.

Este es un fragmento de una misiva enviada ayer por un grupo de influyentes legisladores demócratas de ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, dirigida al presidente de la República, Nayib Bukele, en ocasión de sus actitudes en contra del ejercicio periodístico.

Diputados acuerdan crear comisión para investigar ataques del gobierno de Bukele contra la prensa

A juicio de los legisladores, Bukele repetidamente ha mostrado un patrón de amenazas a la libertad de prensa y de acoso a las voces críticas en el país, sean estas parte de medios de comunicación, partidos de oposición, gremiales empresariales o sectores profesionales que cuestionen las medidas que impulsa el ramo Ejecutivo.

Estos demócratas le hacen saber a Bukele que han apoyado, por mucho tiempo, una relación fuerte entre El Salvador y su país, el cual es el principal socio en términos comerciales, pero también de cooperación y donde residen más de dos millones de compatriotas. Por ello, le recuerdan que la libertad de prensa “es el pilar de cualquier democracia”.

Por eso, añaden, “es de gran importancia que nuestros países redoblen el compromiso para proteger a los periodistas mientras desarrollan su trabajo con coraje cada día”.

Un asesor demócrata de la Cámara de Representantes explicó a El Diario de Hoy que en el Congreso de su país se está siguiendo muy de cerca y con particular preocupación lo que está pasando en El Salvador. Entre los temas que evalúan y discuten constantemente, dijo, la libertad de prensa destaca por su carácter esencial como un pilar de un estado de derecho funcional.

Además, añadió que hay “una preocupación creciente por la negativa del presidente de ceñirse a reglas democráticas básicas, como la libertad de prensa” o el irrespeto a la independencia de poderes. Por esto, el bando opositor en Estados Unidos ya se ha pronunciado en numerosas ocasiones y ante amenazas propiciadas por el Ejecutivo, como la militarización del Congreso el 9 de febrero o el desacato de órdenes judiciales que le obligaban al Ejecutivo a seguir la Constitución y no abusar de su poder para aplicar la cuarentena domiciliar obligatoria.

Asimismo, el asesor consultado por este medio advirtió que si bien los demócratas no están en el gobierno, tienen una presencia importante en el Congreso, donde se toman decisiones muy relevantes con respecto a asignación de recursos de cooperación, así como políticas de migración o comercio internacional.

Si bien de momento son opositores, es importante considerar que en menos de dos meses los estadounidenses irán a las urnas para elegir a su próximo presidente y el aspirante demócrata, Joe Biden, tiene amplias oportunidades de agenciarse la victoria. Esto es relevante para el país, pues sus copartidarios advierten constantemente los riesgos del estilo poco democrático del mandatario salvadoreño.

Por su parte, el importante senador Patrick Leahy, quien representa al estado de Vermont, recordó en Twitter que “la asistencia de Estados Unidos a El Salvador se basa en un compromiso con valores compartidos, incluyendo la libertad de prensa”.

En ese mismo mensaje, agregó que “si ese compromiso está ausente, tienen una responsabilidad de responder”, y por ello justificó su rúbrica en la carta a Bukele. Las palabras de Leahy tienen un significado particular, pues es el vicepresidente del comité de Apropiaciones del Senado, es decir, la instancia que da el aval final a las asignaciones de fondos que ese país hace a sus socios internacionales, como El Salvador.

El presidente de la República, Nayib Bukele, sigue acumulando críticas y condenas a nivel internacional por su desdén por derechos fundamentales, como la libertad de prensa. Foto EDH / Archivo

 

Replican denuncias constantes en El Salvador

Este grupo de congresistas y senadores cita cifras de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), que da cuenta de más de 60 ataques a los medios de comunicación y periodistas desde que Bukele asumió el poder, el 1 de junio de 2019.

En particular, citan los ciberataques a diferentes medios, el robo de computadoras personales a periodistas que investigaban al gobierno, además de un patrón de amenazas, acoso y descalificación a quienes cuestionan a su gestión. Y, más recientemente, se añade el uso de notas anónimas publicadas en medios no solo afines al gobierno, sino ahora en medios que cayeron en manos de la administración pública por procesos judiciales de sus propietarios y las auditorías financieras  con presunto dolo a estas voces críticas.

Asimismo, emplazan al gobierno por sus recientes ataques al medio digital El Faro, quien publicó un reportaje sobre presuntas negociaciones de este gobierno con la MS-13 para reducir la violencia, con documentos de la Dirección General de Centros Penales, algo que ha producido una reacción agresiva de la administración actual.

Departamento de Estado EE.UU. señala que Gobierno de El Salvador atenta contra institucionalidad y libertad de prensa

Este reportaje ha traído una condena amplia al presidente de la República, quien ha criticado estas negociaciones cuando fueron encabezadas por otros partidos, pero a la luz de la investigación de El Faro replica dichas prácticas. La publicación ha sido recibida por una reacción agresiva de la administración actual.

De hecho, en una entrevista radial ayer, el director de Centros Penales, Osiris Luna, dijo que “no habla con delincuentes”, cuando le preguntaron si había sido entrevistado por El Faro.

Ante estas reacciones, los legisladores demócratas reaccionaron. “Una prensa libre es un pilar fundamental de la democracia. Me enorgullece alzar mi voz y firmar esta carta en pro de los derechos fundamentales y en apoyo a El Faro, bajo ataque por el gobierno de Nayib Bukele, en esta ocasión por publicar un reportaje sobre su investigación de meses de supuestas negociaciones con la MS-13”, tuiteó Jim McGovern, un congresista que además conoce muy bien a El Salvador.

“Hoy, me uní con mis colegas para instar al presidente Nayib Bukele a que cese sus ataques contra El Faro. Una prensa independiente es indispensable para cualquier democracia. Estos esfuerzos por intimidar y silenciar a los medios en El Salvador deben terminar”, dijo Albio Sires, representante del estado de Nueva Jersey.

Sires hizo eco de las denuncias de entidades locales que dan cuenta de más de 60 ataques contra la prensa salvadoreña desde que inició este gobierno. “Es hora de que el presidente Nayib Bukele defienda a los medios independientes y la prensa libre”, añadió.

TAMBIÉN: Revelaciones de presunto pacto entre gobierno de Bukele y MS-13 le dan la vuelta al mundo

Y si bien los legisladores hacen referencia directa a El Faro, por ser el medio que más recientemente fue blanco de los ataques, mencionan patrones de acoso e intimidación a diferentes medios y periodistas, e incluso dan cuenta del uso político de la pauta gubernamental, algo que la Convención Interamericana de Derechos Humanos prohíbe.

Ojos puestos en el país

“La comunidad internacional está siguiendo muy de cerca estos ataques a la libertad de prensa”, añade esta breve pero directa carta que los legisladores demócratas enviaron al presidente Bukele.

Y no solo el bando opositor en Estados Unidos se ha pronunciado por estas amenazantes prácticas a un derecho tan fundamental.

Pese a que la administración de Donald Trump ha sido complaciente con Bukele y le ha defendido en momentos donde se le ha cuestionado por sus conductas poco democráticas, el mismo Ejecutivo estadounidense hizo salvedades y duros comentarios sobre su par salvadoreño.

ADEMÁS: Influyente senador demócrata de EE. UU. advierte a su país no ignorar las señales preocupantes que da Bukele

En mayo de este año, el Departamento de Estado de la administración Trump (equivalente a su Cancillería) dio cuenta de cómo en El Salvador los periodistas críticos del gobierno “enfrentan amenazas, muchas de ellas alimentadas por el trato que el mismo Bukele les da en las redes sociales”. Esto fue citado por los demócratas en su misiva de ayer. Esto lo hizo en un documento donde certificaba que El Salvador sigue siendo sujeto de ayuda, pero donde hacen constar de actitudes preocupantes.

En esa ocasión, el gobierno de Trump también señaló que había intentos por debilitar instituciones democráticas, como la Asamblea Legislativa o la Sala de lo Constitucional, y manifestó preocupación por la toma militar del Congreso en febrero y el desacato a fallos judiciales.

Sin embargo, el embajador estadounidense en el país, Ronald Johnson, restó importancia a ese componente crítico del informe.

En su carta los legisladores demócratas recuerdan que por esta materia también se ha pronunciado la relatoría de Naciones Unidas para la Libertad de Expresión y la alta comisionada para Derechos Humanos de este ente global, Michelle Bachelet.

Esta misiva está firmada por legisladores demócratas muy influyentes y de gran importancia en áreas como la asignación de recursos financieros, muchos de los cuales son esenciales para la sostenibilidad del gobierno salvadoreño.

Entre ellos resaltan Eliot Engel, quien preside la comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes; y Nita Lowey, quien preside la de Apropiaciones, a cargo de asignar los fondos. También la firma Albio Sires, al frente del subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental; y el muy relevante senador Patrick Leahy, vicepresidente de la Cámara de Apropiaciones del Senado. Sin la firma de este último, el Legislativo de su país no asigna fondos de cooperación a nadie.

√ LEA ADEMÁS: Prácticas autoritarias de Bukele amenazan prórroga a Fomilenio, advierte Estados Unidos

También le acompañan Joaquín Castro, quien presidente la comisión de Investigaciones de la Cámara de Representantes; el senador Benjamin Cardin, del comité que estudia los derechos humanos y la democracia en el Hemisferio Occidental; James McGovern, quien por décadas ha estado al tanto de la situación en El Salvador; y Norma Torres, que ve asuntos de Centroamérica, entre otros.

Foto EDH / Cortesía

Osiris Luna llama delincuentes a periodistas

El mismo día en que el gobierno fue emplazado por su maltrato a la prensa, el director de Centros Penales, Osiris Luna, dijo que “no hablo con delincuentes”, en relación a si había sido entrevistado por El Faro sobre supuestas negociaciones con pandillas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones