Comunidades de San Alejo sin agua por presas ilegales

Acusan a los habitantes de Yucuaiquín de usar represas con compuertas para el sistema de riego de su zona.

Las presas con compuertas retienen el flujo del agua y dejan sin ella a las comunidades. FOTO EDH /INSY MENDOZA

Por Insy Mendoza

Abr 21, 2019- 21:19

Los pobladores de las comunidades del cantón El Tizatío, en San Alejo, son afectados por la reducción del caudal del río Las Marías, debido que en la parte alta los lugareños han construido represas, justo en la jurisdicción de Yucuaiquín.

Las construcciones tienen pequeñas compuertas para retener el agua en el verano y sistemas de captación con bombas y tubos hacia las viviendas, lo que ha provocado que el caudal del agua disminuya y no llegue a la parte baja.

A los anterior se suma la construcción de un tanque de captación en una de las principales recargas hídricas, que es usado para el uso de una cooperativa de esa localidad.

El problema llevo a los afectados a interponer una denuncia en las comisiones municipales de Protección Civil de San Alejo y en la departamental.

Las autoridades inspeccionaron el río y encontraron que las comunidades de Las Marías y los alrededores de Yucuaiquín han colocado los obstáculos de concreto con una compuertas para retener el agua en el verano, con fines de riego y otras actividades.

El río Las Marías lo comparten San Alejo y Yucuaiquín, pero los más afectados por las prácticas son los lugareños del primero, ya que en ese sector el río está seco y el agua no alcanza llegar a la parte baja.

Otros de los problemas que están afectando al río es la tala de árboles, las quemas y los desechos que lanzan las mismas comunidades.

Grisia Hernández, Gobernadora de La Unión, manifestó que hicieron verificaciones con técnicos de las unidades ambientales de las alcaldías de Yucuaiquín y San Alejo y encontraron algunas irregularidades de obstrucciones en el caudal, lo que perjudica a las comunidades bajas de San Alejo.

“Hay que revisar si esta gente tiene permiso para tener esas captaciones de agua que construyeron desde la fuente, así como la presa y serán las instituciones correspondientes que determinarán responsabilidades”, dijo la gobernadora.

Son alrededor de 2,000 familias las afectadas en San Alejo por la falta de agua en el río. El agua la gente la usaba para lavar ropa, el ganado y otros quehaceres en el hogar.

Semiramis Molina, de la unidad ambiental de San Alejo, detalló que de acuerdo a las verificaciones que hicieron junto a las comunidades, es evidente el daño en el río por las malas prácticas de obstrucciones con presas y estanques en la zona.

“Como cuenca baja en San Alejo estamos siendo afectados porque el agua no logra llegar, mientras que en Yucuaiquín sí tienen agua”, agregó.

Sergio Gálvez, de la unidad ambiental de Yucuaiquín, dijo que, al parecer, por la represa el agua no está bajando lo suficiente. “Hay unos muros en medio del río y según los pobladores esa represa tiene unos cuarenta años de existir; pero hasta éste año está ocasionando el problemas”, explicó Gálvez.

La deforestación y los incendios son otros problemas por lo que el caudal del río ha disminuido y deje sin agua a las comunidades. FOTO EDH/ INSY MENDOZA


Antonio Fermán, alcalde de San Alejo, sostuvo que las comunidades del municipio están desesperados por el mínimo caudal de agua.

“El río está seco porque en las comunidades de la parte alta de Yucuaiquín la gente está reteniendo el curso del agua con algunos obstáculos y eso no permite que el agua logre llegar hasta las comunidades”, lamentó el edil.

Daniel Medrano, presidente de la asociación de desarrollo comunal del cantón El Tizatío, manifestó que las comunidades afectadas son El Tizatío, Las Huertas, El Tamarindo y El Molino.

“No queremos buscar problemas con las comunidades de Yucuaiquín, lo único que pedimos es que no hagan uso de las represas porque eso nos afecta dejándonos sin agua en el verano, mientras que en el invierno cuando abren las compuertas, provocan inundaciones”, aseguró Medrano.

Técnicos ambientales de ambas municipalidades y los lugareños acordaron hacer una limpieza de todo el río y evitar que se sigan usando las compuertas de las represas y otras formas de retenciones de agua.

Comunidades se desligan

Daniel Sánchez, presidente de la Asociación de Desarrollo Comunal del cantón Las Marías, Yucuaiquín, sostuvo que esa represa fue construida hace más de una década por algunos hacendados de San Miguel.

Según él, la falta de agua no solo se debe a que están los obstáculos de cemento en el río, sino por los constantes incendios que hay en los cerros que son la principal fuente de recarga hídrica.

“El problema son los tiempos que estamos viviendo hoy en día porque los incendios en los cerros duran hasta 30 días y se quema de todo, árboles y animales”, expresó Sánchez.

Miembros de las comunidades de San Alejo se muestran preocupados por el bajo nivel del río y piden a los habitantes de Yucuaiquín que no utilicen el sistema de riego con represas. FOTO EDH / INSY MENDOZA.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar