China Popular asegura tener más ventajas que Taiwán

El país oriental argumenta que tiene una mayor capacidad comercial y que su cooperación abarcará más áreas en las que El Salvador podría verse beneficiado.

Fotografía representativa de comercio internacional.

Por Jessica Guzmán

Mar 14, 2019- 20:04

“Es hora de que El Salvador piense qué es lo mejor para la nación y su gente. Tener relaciones diplomáticas con China no significa necesariamente cortar todo con Taiwán”. Así inicia el último párrafo de una carta que la embajada de China Popular hizo llegar a El Diario de Hoy.

La carta señala que China es el mercado consumidor más grande y la segunda mayor economía a nivel mundial. “China definitivamente traerá muchas más oportunidades de negocios e inversión para El Salvador”, agrega la misiva diplomática en la que ahora contradice uno de los memorandos de entendimiento que se acordaron entre los gobiernos de China Popular y El Salvador, en el que exigía que se rompiera toda relación con Taiwán.

Esta vez China afirma que las empresas salvadoreñas no sufrirán económicamente debido a los cambios diplomáticos. “Los importadores chinos de azúcar están aquí en San Salvador, listos para comprar los productos”, señala.

Al consultar al sector productivo sobre esta nueva postura comercial, Julio Arroyo, director ejecutivo de la Asociación Azucarera de El Salvador (AAES) afirmó: “en primer lugar qué bueno que China esté reflexionando y con ello están dando la razón sobre que no es necesario renunciar a un tratado comercial que le ha rendido frutos a El Salvador (TLC con Taiwán), pero en segundo lugar, aunque China ofrezca comprar azúcar y quiera negociar con nuestro sector, no se puede actualmente por el alto arancel que tienen”.

Arroyo agregó que el sector azucarero nunca ha estado cerrado a negocios con China, incluso años atrás se ha exportado azúcar, pero se dejó de hacer por la salvaguardia que impusieron para proteger a sus productores de azúcar de imponer un arancel en 2018 de 95 % y que actualmente es de 90 %.

Arroyo no cree que las empresas chinas quieran comprar azúcar con arancel tan alto, y para el sector el reciente ofrecimiento de la empresa Cofco, de comprar al menos 100 mil toneladas de azúcar y asumir el pago del arancel solo fue para que dejaran del lado el proceso ilegal de la cancelación que hizo la Cancillería salvadoreña del TLC con Taiwán.

Por su parte, Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) dijo que lo bueno es que el tratado comercial con Taiwán se mantiene. Sin embargo dijo que sobre las relaciones tanto con la isla como con China Popular, será el presidente electo, Nayib Bukele, el que evalúe lo que mejor conviene a El Salvador.

“China había dicho que se cortara toda relación con Taiwán, ahora lo importante es que, gracias a la decisión de la Sala de lo Constitucional sigue vigente el TLC con Taiwán, ya que fue un mercado que se conquistó. Ahora China dice que tener relaciones diplomáticas con ellos no significa cortar todo con Taiwán, pero será el próximo gobierno el que va a sopesar y a evaluar la situación con cada país”, señaló Cuéllar.

China ofrece millones en inversión

En la carta, China popular expone una serie de beneficios como inversión y cooperación, que puede aprovechar El Salvador y que, según ellos, son mucho mayores que los que ha tenido con Taiwán.

“La inversión de Taiwán en El Salvador nunca ha podido superar, en más de 70 años, 18 millones de dólares. Mientras que China se ha comprometido con 150 millones de ayudas basadas en proyectos en tres años justo después del establecimiento de relaciones diplomáticas. Los proyectos se centrarán en mejorar la infraestructura, el desarrollo de capacidades de este país y mejorar los medios de vida de los salvadoreños”, afirma.

La desconfianza

China ha hecho varios pronunciamientos como este, aclarando que quiere apoyar a la economía salvadoreña, a la cooperación y que hay mucha inversión en juego en estas relaciones. Sin embargo la desconfianza se sembró desde que el gobierno saliente del FMLN, anunció la apertura de las relaciones diplomáticas con ellos en agosto pasado, el mismo día que rompió relaciones diplomáticas con Taiwán.

A partir de ahí surgió una polémica y una serie de cuestionamientos de diferentes sectores, ya que el gobierno salvadoreño no transparentó a qué acuerdos había llegado con China Popular y por qué rompía abruptamente relaciones con Taiwán.

Toda esta situación generó desconfianza ya que el sector productivo entró en incertidumbre por la situación del Tratado de Libre Comercio con la isla y peor aún, cuando en diciembre los azucareros se enteraron que el Gobierno había terminado abruptamente el pacto comercial.

Los representantes del sector productivo esperan que el Gobierno entrante tome un rumbo correcto con las políticas comerciales internacionales y priorice lo que conviene a El Salvador.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar