Destitución jueces: Golpe al órgano judicial Incendio: Mercado San Miguelito SALUD: Covid en El Salvador NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

VIDEO: “No es fácil construir algo con la familia para verlo debajo del agua”: Potonico sin dinero para emergencias por falta de Fodes

Los afectados demandan una bóveda para que el cause de la quebrada no crezca y rebalse hasta la calle donde viven más de 10 familias. La alcaldía señala que este proyecto es inviable y que tiene una inversión de la mitad del Fodes de un año.

Por Yessica Hompanera | Sep 13, 2021- 22:48

La familia Menjivar Ticas lleva varias inundaciones en su casa. La alcaldía de Potonico, en Chalatenango, no cuenta con fondos suficientes para brindar una solución debido a la falta del FODES. Video EDH / Eduardo Alvarenga

“En verano somos felices, en el invierno no dormimos”. Esa es la frase con la que la familia Menjivar Ticas resume su vida en Potonico, Chalatenango. Esta y otras familias sufren los estragos de las lluvias debido a la crecida de la quebrada El Zorro, que pasa a unos metros de su vivienda. Este invierno perdieron todas sus pertenencias y cada vez que comienzan a caer las primeras gotas de lluvia el miedo se apodera de ellos.

Eran las 4:15 de la tarde del 8 de septiembre cuando Jennifer y Jesús Menjívar Ticas observaron cómo el agua de la quebrada comenzó a subir y los dos comenzaron a buscar documentos y ropa para sus pequeños, Alexia y Jesús. Salieron a refugiarse a la calle con una docena de vecinos mientras observan cómo el quieto caudal se convirtió en una arrebatada corriente. Ese día Protección Civil no había anunciado alerta por lluvias, pero sí avisó sobre posibles inundaciones.

El agua sobrepasó el muro de contención que separa la casa de Jesús de la quebrada El Zorro. Piden la construcción de una bóveda, pero la municipalidad asegura que se gastaría la mitad del Fodes y no es suficiente. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Lea más: Tres menores de edad y una mujer mueren al ser arrastrados por la corriente de un río en Cuisnahuat

“Vivir aquí no es vida”, dijo preocupada Jennifer. “No es fácil construir algo con la familia para verlo debajo del agua”, continúa mientras acomoda algunas de las cosas que pudo recuperar del agua. Han pasado cinco días y los trabajos de limpieza parecen no terminar. Las lluvias tomaron por sorpresa a los habitantes de Potonico. Árboles caídos, derrumbes de tierra y la inundación de cinco casas provocaron que el alcalde, Jacinto Tobar, reuniera a 50 personas de todo el pueblo para ayudar y apoyar a las familias afectadas.

Lo primero que se encuentra la corriente es la casa de Jenniffer y Jesús. Está a unos cinco metros de la orilla y lo único que los divide es una pared de piedra que sirve como contención, pero para ellos no es suficiente ya que el agua siempre se filtra. El problema: el cúmulo de basura y otros desechos que junto a la corriente saturan los dos tubos de cemento de 1 metro de diámetro ubicados debajo de la calle. El agua no tiene dónde salir así que sube y sube hasta cubrir la casas. La solución que proponen las familias: la construcción de una bóveda para que el agua fluya sin estorbos.

Para Carlos Menjivar, padre de Jesús, dice que la vida cotidiana de su familia cambia dramáticamente con la llegada del inverno. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Ver: Localizan cuerpo de una joven que había desaparecido tras caer de jet ski en el lago de Güija

El Fodes y la realidad

Pero ese sueño está lejos de cumplirse, ya que la alcaldía no cuenta con el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (Fodes) para suplir las necesidades de las personas afectadas. A través de una llamada telefónica, el edil comentó que la inversión de construcción supera los $250,000 dólares, monto que sería extraído de los $700,000 mensuales que son asignados para el Fodes.

La retención del dinero para las municipalidades por parte del Ministerio de Hacienda durante la pandemia y las emergencia por temporales generó una situación económica insostenible para las comunas.

Carlos no deja de expresar el estrés y angustia que pasa su familia cuando caen las primeras gotas de lluvia. Atrás de él se encuentran los tubos de concreto que cuando llueve el agua no corre libremente debido a la gran cantidad de desechos que obstruye el paso. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Le podría interesar: Un muerto, 105 albergados y 159 viviendas afectadas por las lluvias. Autoridades en alerta ante nueva onda tropical

“Son gastos bastantes grandes… Es la mitad del Fodes en todo un año porque no es mucho y ahora se une con que no estamos recibiendo todo el Fondo, eso nos complica para dar respuesta a esta problemática”, dice Tobar. Asegura que la demanda de las familias damnificadas tiene un costo y que albergarlos en condiciones humanitarias no es posible: “Estamos mal y lo único que hemos logrado hacer es buscar gestión con algunas personas de buen corazón que le gusta apoyar en esta emergencias”.

Potonico es un municipio de Chalatenango ubicado a 44 kilómetros de San Salvador y que, según el Censo de Población de 2007, tiene alrededor de 1,586 habitantes. Es un pueblo cercano al embalse del Cerrón Grande y que generalmente subsiste de la agricultura y la ganadería; además, depende en un 85% del Fodes y en un 15% de los ingresos por pago de impuestos.

Potonico es un pueblo donde sus habitante se dedican enteramente a la agricultura y del 100% de los ingresos solo el 15% equivalen a los impuestos. La comuna se proyecta a subir las tasas municipales. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Tobar, quien lleva tres períodos al frente de la alcaldía con la bandera del partido Arena, explica que los servicios básicos como la recolección de basura se han mantenido a pesar de que a los empleados no se les ha pagado. De seguir así, supone un futuro incremento en las tasas municipales. “Porque ya no nos dejan otra opción. No es ni rentable para la administración y sustentar proyectos (como los de mitigación de riesgos)”, señaló.

Jennifer Ticas seca y limpia el ropero que quedó lleno de agua, basura y lodo después de la inundación de su vivienda. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Con un sentimiento de indignación y tristeza, Jesús se reunió con su esposa en el corredor. Observaban el vacío de su casa, con el piso y las paredes mojadas y agrietadas. “Ya la niña me dice que no quiere vivir aquí, cada vez que llueve ellos (su hijo e hija) se ponen nerviosos. Yo no logro dormir”, dijo Jennifer.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Chalatenango Comunidades Daños Causados Por Lluvias FODES Fondo Para El Desarrollo Económico Y Social De Los Municipios Lluvias Torrenciales Potonico Redes Sociales Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad