Caso Saca: Exjefe de Unidad Financiera de Capres cobró 40 cheques por $2 millones en un solo día

Exempleados de Casa Presidencial desviaron $191 millones vía cheques para Saca

Foto/ Josué Parada

Por Stanley Luna

Ago 15, 2018- 11:51

De las 16 cuentas particulares abiertas para el desvío de fondos públicos en la administración de Elías Antonio Saca fueron sustraídos $191,203,340 a través de la emisión de 4,072 cheques, aseguró ayer el perito de la Superintendencia del Sistema Financiero, Víctor Osorio, en el interrogatorio de la Fiscalía, durante el sexto día de juicio del caso “Destape a la Corrupción”.

Las cuentas fueron abiertas a nombre del exsecretario privado, Élmer Charlaix; del exjefe de la Unidad Financiera (UFI) de la Presidencia, Francisco Rodríguez Arteaga, y del excontador presidencial, Pablo Gómez.

La mayor parte de los cheques, 3,675, dijo el perito Osorio, fueron por montos de $50,000 cada uno.

TE RECOMENDAMOS:

Testigo caso Saca: Presidencia transfirió $5.9 Mlls. a Jorge Hernández

Empresa de expresentador de televisión recibía fondos públicos y luego los remesaba a Saca

De esa cantidad, según la pericia fiscal, Gómez cobró 3,463 cheques en la administración Saca por $171,916,285.19. Pese a estos hallazgos, él alega ser inocente.

Charlaix cobró 91 cheques por $4,564,862.73; y Rodríguez Arteaga, 28 por $1,337,715.

El perito además reveló ante el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador que, en una ocasión, Rodríguez Arteaga cobró en un mismo día hasta 40 cheques, lo que sumó $2,000,000.

A través de ese mecanismo, señaló el también testigo fiscal, fue beneficiada la empresa Promotora de Comunicaciones, propiedad del exmandatario y su esposa, Ana Ligia Mixco de Saca, procesada por lavado de dinero en el Juzgado Séptimo de Instrucción de la capital.

El análisis financiero también desvela que en una ocasión María Teresa Flores, empleada de esa sociedad, recibió cuatro cheques por $100,000 y luego destinados a Saca.

La semana pasada, la Fiscalía dijo que Saca pasó de ganar $5,000 en 2005, un año después de tomar posesión como Presidente pero que entre 2007 y 2008 su salario aumentó a $27,000, y luego fue subiendo hasta llegar a $60,000. Esto también fue admitido por Saca.

TE RECOMENDAMOS:

Estos son los detalles de la mansión de $8 millones de Tony Saca

En la mansión había gimnasios, bares, saunas, una capilla, más de 15 habitaciones, servicios sanitarios con acabados de lujo, sala de belleza y salón de cine.

El dinero provenía del Estado, una vez que era desviado a las empresas del expresidente, a través de agencias de publicidad y una empresa de comunicaciones.

En el caso “Destape a la Corrupción” también son juzgados el exsecretario de Comunicaciones de la Presidencia, Julio Rank; el exsecretario de la Juventud y extitular de Anda, César Funes; y el extesorero presidencial, Jorge Herrera Castellanos.

El perito Osorio indicó ayer que en la gestión de Saca también se emitieron 663 cheques de gerencia por un aproximado de $7 millones.

Con ese tipo de cheques, según explicó luego un fiscal del caso, se ocultaba el origen de los fondos y a sus beneficiarios. Estos eran solicitados de manera “reiterada” con cargo a las cuentas particulares que previamente habían sido alimentadas con fondos de la Presidencia.

“No se registra en los estados de cuentas el detalle de estas operaciones, sino únicamente se logra identificar el monto global del cargo que se ha realizado por la emisión de estos cheques de gerencia”, agregó.
Osorio reveló el lunes por la noche que por medio de 148 cheques de gerencia más otros cuatro cheques girados por Gómez se desviaron $7,650,000 al partido ARENA.

El Coena pidió ayer a la Fiscalía que investigue por agrupaciones ilícitas a Saca y a personas cercanas en su administración por el desvío de dinero a cuentas del instituto político.
Al respecto, el abogado del expresidente, Mario Machado, señaló que verificarán en qué consiste el aviso interpuesto en la sede fiscal.

“Vamos a ver qué continúa, si es un hecho solo para dar una justificación o un hecho real que merezca investigarse”, dijo Machado.

Tres imputados no declararon todos sus ingresos

El perito Osorio reveló además que entre 2004 y 2015 el patrimonio del expresidente fue de $19,774,606, pero solo reportó al Ministerio de Hacienda $5,679,189, es decir, que omitió declarar $14 millones.
En el caso de Charlaix, dijo, los ingresos en ese mismo periodo ascendieron a $20,924,446, pero de esa cantidad solo reportó al fisco $870,343.79.

En el informe que la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia elaboró para enviar a juicio al exsecretario de Saca en 2016 se estableció que este no había justificado $18 millones de su patrimonio mientras estuvo en el cargo.

Días después de abrirle juicio civil, inició las capturas de los implicados en el caso “Destape a la Corrupción”.
Mientras que los ingresos de Gómez entre 2004 y 2015, según el perito, fueron de $50,012,643, pero de esa cantidad solo declaró $173,219.

Gómez es el único de los siete imputados que no se sometió a un proceso abreviado. Su defensa señala que no lo hizo porque prefirió demostrar su inocencia ante el Tribunal. Es también procesado en el caso Saqueo Público, donde se acusa al expresidente Mauricio Funes del desvío de $351 millones del Estado.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Padre e hija salvadoreños mueren ahogados en el río Bravo, México, al intentar cruzar hacia EE. UU.
Noticias Mitos y verdades sobre el orgasmo
Noticias La propuesta de otorgar 40 % de espacio en radios para música nacional aviva el debate en redes sociales