NOTICIAS | Volcán ChaparrastiqueNOTICIAS | Reforma de pensionesDEPORTES | Qatar 2022NOTICIAS | Alza casos covid

Regocijo en El Paisnal por sus beatos Rutilio, Manuel y Nelson

Unas 500 personas se reunieron en el pequeño parque y las dos calles que pasan frente a la Iglesia San José de El Paisnal, para presenciar de manera remota, el acto de beatificación

Por Jorge Beltrán Luna @Jbeltranluna_ | Ene 22, 2022- 21:30

Foto EDH Menly Cortez

La población de El Paisnal vivió, ayer, un sábado extraordinario. Y a partir de este año, cada 12 de marzo será un día especial para la comunidad católica, pues es el día designado para conmemorar el martirio de los beatos Rutilio Grande, Manuel Solórzano y Nelson Lemus.

Desde muy temprano, la comunidad católica de ese municipio comenzó los preparativos de cara a la celebración  del acto de beatificación de los tres mártires mencionados y del sacerdote Cosme Spessotto, que se realizó en la Plaza Salvador del Mundo,  a 40 kilómetros del parque central de El Paisnal.

A las 3:00 p.m. inició una peregrinación de tres kilómetros que partió del monumento de Las Tres Cruces, sitio donde Grande, Solórzano y Lemus fueron asesinados hace casi 45 años, el 12 de marzo de 1977.

Lee también: VIDEO: Ceremonia de beatificación de Rutilio Grande, fray Cosme Spessotto y dos laicos

Foto EDH/ Jessica Orellana

La procesión tardó 90 minutos en recorrer los tres kilómetros. Durante el recorrido, Manuel Quijano recordó al sacerdote Rutilio Grande como una persona que siempre estuvo en contra de las injusticias que sufrían los campesinos de parte de sus empleadores.

Quijano afirmó que conoció a Rutilio Grande en 1973, mientras recorría cantones y caseríos de Aguilares y El Paisnal en misiones de evangelización.

Por su parte, Juan Pastor recordó que conoció a Rutilio Grande allá por 1975 cuando llegaba al caserío El Aserradero, de El Paisnal, donde él vivía con su familia.

“Él y otros llegaban a visitar a la gente de los caseríos a hacer misas y jornadas de evangelización. Manuel era el sacristán de la iglesia de El Paisnal. El muchacho (Nelson Lemus) era de los que le ayudaba en la iglesia”, recordó Juan, quien ayer se sumó a la peregrinación.

Juan narró que tenía como tres días de estar en el cerro de Guazapa, en un lugar llamado Tres Ceibas, cuando les llegó la noticia del ametrallamiento en el que habían matado al padre Rutilio Grande.

Además: Inicia la búsqueda de milagro que permita canonizar al beato Rutilio Grande

Para entonces Juan ya se había incorporado al movimiento guerrillero en el cual permaneció activo hasta 1986 cuando una mina le explotó mientras la colocaba. Juan quedó lisiado de ambas manos y perdió un ojo.

Misa al aire libre 
La parroquia de San José El Paisnal dispuso tres pantallas gigantes para poder ver de manera remota el acto de beatificación de Rutilio Grande, Nelson Lemus, ambos originarios de El Paisnal, y de Manuel Solórzano, oriundo de Suchitoto.

45 AÑOS

El próximo 12 de marzo se conmemoran los 45 años del martirio de los beatos Rutilio Grande, Manuel Solórzano y Nelson Lemus.

Unas 500 personas se congregaron en las dos calles que pasan frente a la Iglesia Católica donde fueron colocadas decenas de sillas; sin embargo no fueron suficientes y muchos tuvieron que quedarse parados hasta finalizar la misa que fue celebrada como parte del mismo acto de beatificación.

Decenas de jóvenes que colaboraron con la organización del evento se encargaron de que todo transcurrirá en orden.

También: En beatificación de mártires, Iglesia llama a “recuperar la memoria” y “recuperar el espíritu de los Acuerdos de Paz”
Aunque fue imposible que los asistentes guardaran la distancia, la mayoría mantuvo colocada la mascarilla.

Muchos asistentes aplaudieron cuando el cardenal Gregorio Rosa Chávez recordó que los tres beatos de El Paisnal y el de San Juan Nonualco fueron parte de los 75,000 muertos que ocasionó el conflicto armado que acabó con la firma de los Acuerdos de Paz.

Una cena con 15,000 pupusas
En El Paisnal no quisieron que los asistentes al acto de beatificación regresaran a sus casas sin cenar.
En el trayecto de la peregrinación avisaron que al final de la misa estaban invitados a cenar con pupusas.
De acuerdo con los organizadores del evento, se había dispuesto la elaboración de 15,000 pupusas.
Varias señoras trabajaban afanosamente en la preparación de los platos que serían repartidos: tres pupusas (con salsa y curtido) más  un vaso de café.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Beatificación Rutilio Grande Beatos Comunidades El Paisnal Rutilio Grande Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad