Gobierno, obstinado en no rendir cuentas de compras e inversiones

Ejecutivo quiere hacer compras rápidas sin entregar informes a la Asamblea. Diputados reclaman del Gobierno una rendición de cuentas más detallada.

Foto EDH / David Martínez

Por Eugenia Velásquez - Violeta Rivas

May 28, 2020- 06:25

En el tercer día de discusión entre la Asamblea y el Gobierno para diseñar una ley sanitaria y de apertura de la economía, abundaron los roces entre los diputados y los funcionarios del Ejecutivo.

Los parlamentarios abogando porque el Gobierno se rija por la Ley de Adquisiciones y Contrataciones (Lacap) para hacer las compras durante la emergencia y que dé cuentas claras de los recursos públicos orientados para enfrentar la pandemia; y por el otro lado, los funcionarios presionando porque les aprueben una “ley de emergencia” que les permita usar a discreción los recursos para combatir el COVID-19 sin mayor transparencia.

En los tres días de intensos debates entre la ley aprobada por el Congreso y que el presidente Nayib Bukele amenazó con vetar y una propuesta de ley que él envió a la Asamblea posteriormente surgió ayer la diferencia más elemental: darle el carácter de ley de emergencia con todo lo que eso conlleva para el país, es decir, hacer compras de forma directa sin mayores controles ni aplicar la ley Lacap.

Foto EDH/ David Martínez

El secretario privado de la Presidencia, Conan Castro, argumentó de forma reiterada que el Gobierno necesita urgentemente que la Asamblea apruebe darles las herramientas necesarias para poder atender la emergencia en la compra de insumos médicos, equipos y otros que son vitales para combatir la pandemia.

Castro reclamó a los diputados que no están dispuestos a que la Asamblea no acceda darle a la ley la categoría de “emergencia” cuando fue de los primeros puntos que discutieron desde el lunes pasado.

Al ver que los legisladores no cedían a su petición de darle rienda suelta al Gobierno para seguir comprando sin restricciones, Castro declaró que de nada servía que estuvieran allí “perdiendo el tiempo” porque habían llegado a un “punto muerto”.

Te puede interesar: Emisarios del Ejecutivo y diputados chocan por transparencia en gastos de emergencia y cuarentena de varados

“Me da la pauta que tienen claro que se deben hacer compras de emergencia, pero no nos quieren dar herramientas para enfrentarla”, se quejó el secretario jurídico, Conan Castro.

Sin embargo, los diputados de ARENA y del FMLN fueron contundentes. Yanci Urbina, del partido de izquierda, cuestionó que de dónde sacaban que se estaba discutiendo una sola ley de emergencia, cuando están estudiando dos leyes y que estaban en la discusión de 15 puntos que habían sido enviados al congelador por falta de acuerdos, el de impregnarle a la ley el término de emergencia era uno de ellos. Al cierre de esta nota (11:59 p.m.), la mesa de negociación seguía discutiendo estos puntos.

Según los legisladores, lo que ha venido pasando desde marzo en que el Gobierno declaró la cuarentena, de que el Ejecutivo se niega a brindar informes completos de ejecución de gastos, los lleva a dudar de que en realidad se esté haciendo buen uso del dinero del Presupuesto General de la Nación de 2020 que ha sido reorientado para enfrentar la pandemia, ya que Bukele asegura que de los $3,000 millones que la Asamblea le autorizó en préstamos para la emergencia no han recibido “ni un cinco partido por la mitad”, pero según informes de Hacienda han reorientado más de $1,000 millones del gasto nacional para este año.

El subjefe de fracción del FMLN, Jorge Schafik Hándal, trajo a cuenta que el Gobierno dijo que necesitaban comprar ventiladores de forma urgente, pero el martes se dieron cuenta que el Gobierno de Estados Unidos ha donado los ventiladores; y así enumeró otras compras; mientras que el diputado Rodolfo Parker, del PDC, recordó que el Gobierno es reacio a entregar los informes completos de la ejecución de los fondos, prueba de ello fue la “captura de pantalla” que les envió el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, de la construcción del hospital del CIFCO, una obra que se está costeando en $70 millones y según Urbina, del FMLN, están pidiendo $30 millones más.

El tema de la declaratoria de emergencia fue el tema que los diputados discutieron toda la tarde y noche de ayer, pese a que dejaron en el congelador otros puntos como el tiempo que durará la cuarentena, si 15 días o menos, la fecha de apertura de la economía, el periodo de aislamiento para los varados, realización de pruebas de COVID por laboratorios privados, el acceso a la información a través de las unidades de acceso a la información y cuándo comenzará la circulación del transporte público, entre otros.

Leer además: “No vamos a reabrir si no hacemos una cuarentena adicional de 15 días y más estricta”, dice Bukele

No obstante, ya durante la noche, el Gobierno accedió a dejar por último el debate de la declaratoria de estado de emergencia para sacar del “congelador” algunos temas. Los diputados acordaron entonces que la cuarentena controlada para sospechosos de COVID-19 no podrá tener una duración que exceda de 15 días.

También se llegó a un acuerdo para que laboratorios y hospitales atiendan pacientes COVID y que hagan pruebas.

Al tiempo que los diputados estaban entrampados en la discusión de estos aspectos, Bukele decía en reunión con sindicatos que la mayoría de los que están en la Asamblea son “delincuentes”, a lo que la diputada Cristina Cornejo, del FMLN y Alberto Romero, de ARENA, calificaron de “inaudito”.

Los pecenistas Mario Ponce y Antonio Almendáriz, dijeron que nadie se levantaría de la mesa hasta no lograr un acuerdo en ese punto de la declaratoria de emergencia, pero después, Castro terminó accediendo a continuar con el resto de temas pendientes.

Cuarentena controlada no sobrepasará los 15 días para casos sospechosos de COVID-19

El diputado Shafick Hándal dijo que en el tema del período de cuarentena llegaron a un acuerdo de que fuera de 15 días, que según señaló el ministro de Salud, Francis Alabi, será para los casos sospechosos de COVID-19.

Las personas que resulten positivas irán a aislamiento.

“La ley incluye que deberá haber 15 días de cumplimiento de cuarenta con los aseguramientos del caso que permitan su efectividad, pero se ha dado por sentado que es una cuarentena de 15 días”, dijo.

Agregó que lo que no ha definido el Gobierno y que siguen insistiendo es en la cuarentena estricta, y que siguen debatiendo el tema de la creación de un comité contralor que permita dar a los salvadoreños la garantía de que los recursos que se están utilizando son bien empleados.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, dijo que este jueves continuarán el debate acerca de la reactivación económica, donde hay buena disposición, y solo será de ajustar tiempos.

“Luego entramos con lo que tiene que ver con la emergencia nacional, que hay compromiso con el Ejecutivo, por eso el título de la ley habla de apertura económica, cuarentena y emergencia nacional”, dijo Ponce.

El secretario privado de la presidencia, Ernesto Castro, dijo que llegaron en la discusión de la ley hasta casi cerca de la una de la madrugada y no se habló del tema de la emergencia, lo cual implica que se sigue atrasando la reactivación económica.

La reunión de Comisión Política y el Gobierno se reanudará a las 10 de la mañana de hoy, mientras que para las 4 de la tarde Ponce convocaría a sesión plenaria para aprobar la nueva normativa como punto único.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad