Artesanos de San Alejo luchan por mantener su tradición

Con apoyo de la Policía comunitaria, Cedemype y Conamype Leónidas Vega, Martina Ascencio y Fernando Ascencio se esfuerzan cada día por transmitir sus conocimientos a nuevas generaciones

Foto EDH/Iliana Ávila

Por Iliana Ávila

Dic 25, 2018- 20:11

LA UNIÓN. Leónidas Vega, de 67 años, se han convertido uno de los principales tejedores de hamacas del cantón Piedra Gorda, de San Alejo, La Unión, y es uno de los artesanos de la zona que lucha por mantener vivo su trabajo ante los vaivenes del tiempo.

A tres años de haber emprendido su negocio, sus hamacas se venden para ser enviadas a Estados Unidos. Al artesano, el Centro de Desarrollo para la Micro y Pequeña Empresa (Cedemype Adel de La Unión) y la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype) le han brindado asistencia técnica para diseñar la imagen y comercialización de su producto.

Foto EDH/Marisela Ávila

Por muchos años, Leónidas Vega trabajó como albañil hasta el punto en el que fue diagnosticado con insuficiencia renal. “El doctor me dijo que si quería morirme que trabajara, pero que si quería vivir que no trabajara”, agregó. A partir de allí encontró el camino para ganarse la vida por medio de las artesanía.

Recordó que en esos días, un agente policial llegó a impartir un curso para elaboración hamacas, al que decidió sumarse, incentivando a su joven ayudante de albañil .

Te puede interesar:

El chalchuapaneco que trasforma las llantas viejas en vistosas artesanías

René Morán recoge llantas viejas de la calle para transformarlas en obras de arte. Así ayuda a proteger el medio ambiente.

“Cuando vinieron (yo) ya medio podía, pero el que vino nos enseñó más diseños; hoy yo ando con los policías comunitarios enseñando en varios cantones”, dijo, aunque reconoció que la tarea no ha sido fácil. “Acá se tiene a muchos jóvenes pero no quieren aprender, y ya aprendiendo pues tienen la mente ocupada”, agregó.

A unas tres casas de Leónidas, vive Martina Ascencio, de 73 años, una hábil artesana que comercializa sus productos en las diferentes ferias del país, y hoy se ha dado a la tarea de compartir sus conocimientos con las nuevas generaciones, al trabajar de la mano con la Casa de la Cultura y la policía comunitaria, estos últimos encargados de brindar charlas preventivas a los estudiantes, previo al momento en que Martina muestra cómo trabajar la arcilla.

“He visitado 15 escuelas, llevo mi material y me pongo a fabricar y trabajar con los niños, hay niños muy inteligentes que les gusta mucho jugar con lodo, así paso trabajando. A mí me enseñó mi abuelita, hoy solo yo he quedado, y le digo a la nieta que aprenda para que cuando me muera les pueda dejar todos mis materiales”, comentó la artesana.

Martina, al igual que Leónidas, han sido beneficiada con el apoyo de Cedemype Adel La Unión y Conamype en la elaboración de la imagen comercial y diseño de empaque de sus productos.

“Dentro de las acciones que como policía comunitaria estamos desarrollando son las gestiones de impulso a los artesanos del lugar, se han hecho gestiones a través de Cedemype y Conamype para que sean beneficiados con asistencia técnica; posteriormente se busca inculcar en los jóvenes oficios que se pueden aprender, por eso se ha hecho gestión de talleres de elaboración de hamacas a nivel de municipio”, explicó la jefa del puesto policial de San Alejo, Mercedes Juárez.

Otro de los artesanos que lucha por mantenerse visible en San Alejo es Fernando Ascencio, de 69 años, quien aprendió junto a su padre la elaboración de artesanía tallada en piedra, un producto característico del municipio, pero hoy ya solo quedan cinco talladores.

LEA ADEMÁS:

Diana María, una tecleña que transforma el papel en arte

Diana María Girón aprendió desde pequeña a trabajar el Origami. Ahora, es un medio de ingresos familiares.

“Yo he querido enseñar a los jóvenes y me dicen que esto no se vende y que ya quieren el pisto, yo les digo que el Ministerio (de Economía) nos va a buscar un lugar de comercio a donde venderla (artesanía tallada)”, comentó.

Foto EDH/Iliana Ávila

Según Ivania Aguilera Campos, asesora empresarial de Cedemype, en el caso de Fernando se encuentran desarrollando la parte de comercialización para poder colocar el producto en tiendas de artesanías, mercados o comercializadoras.

“Existe una joven que abrirá una tienda de artesanías en La Unión y todos estos artesanos serán proveedores, es el primer mercado que tenemos; pero específicamente la artesanía en piedra no contaba con empaques adecuados para poderlos comercializar ya se le brindó la asistencia técnica y podrá colocarlo mejor en el mercado”, dijo Aguilera.

Las autoridades del Conamype dieron que la ayuda que realizan tienen, además, un componente disuasivo para los jóvenes de la zona, pues el trabajo de las artesanías sirve como un generador de oportunidades que los aleja de las acciones delictivas.

Foto EDH/Iliana Ávila

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias VIDEO: Los mitos y la casa Guirola de la Hacienda El Paraíso que muy pocos conocen
Noticias Agua de pepino, la bebida que hace maravillas en tu cuerpo
Noticias Así es el plan de Yamil Bukele para que la Selecta clasifique al Mundial 2022