Según procurador de derechos humanos, Luis Almagro se inclina por el gobierno de Bukele que no respeta las reglas democráticas

José Apolonio Tobar lamentó que a las personas e instituciones que progresivamente denuncian los abusos de poder de Nayib Bukele, el secretario general de la OEA se limitara a llamarlas "recurrentes voces histéricas" y volviera a defender al presidente salvadoreño.

Apolonio Tobar, procurador para la Defensa de los Derechos Humanos. Foto EDH /Archivo

Por Ricardo Avelar

Jul 03, 2020- 06:40

El titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), José Apolonio Tobar, criticó anoche en una carta que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, justifique algunas conductas antidemocráticas del presidente Nayib Bukele.

En una entrevista con la cadena NTN24, Almagro manifestó que en El Salvador hay “voces recurrentemente histéricas” que critican todo lo que Bukele hace y le consideran incluso un dictador, lo cual también criticó.

Sobre su comentario de estas “voces recurrentemente histéricas”, el procurador opina que el secretario de la OEA “hace obvio su desconocimiento de la realidad de El Salvador y, al mismo tiempo, evidencia la inclinación política que posee en favor de un gobierno que ha dado muestras claras de no respetar las reglas democráticas que le han permitido ejercer ese poder”.

Asimismo, añade Tobar, Almagro no repara en la afectación a derechos fundamentales de los salvadoreños de parte del Ejecutivo. Esto se evidencia, por ejemplo, en las miles de capturas arbitrarias por presuntamente violar la cuarentena obligatoria, práctica que fue prohibida por la Sala de lo Constitucional pero que fue continuada por el Ejecutivo.

El procurador le recuerda a Almagro que múltiples voces dentro y fuera de El Salvador han denunciado estos abusos del presidente de la República.

“Señor Luis Almagro, toda la comunidad nacional e internacional – preocupada por el respeto a las garantías constitucionales en El Salvador- le ha dado seguimiento a las medidas adoptadas desde el Órgano Ejecutivo”, menciona en su carta, y añade que “han cuestionado el hecho de que se haya limitado derechos fundamentales a través de decretos ejecutivos cuando ello solo se puede hacer mediante una ley formal”.

Cuando la Sala se lo hizo ver al presidente por medio de diversas resoluciones, Bukele no solo no acató órdenes de estricto cumplimiento, sino que procedió a atacarles. “Pero de eso, quizá usted no se enteró, pues su silencio ha sido prolongado”, lamenta Tobar.

En un informe preliminar de la PDDH sobre las medidas para atender la pandemia del COVID-19, esta institución destaca abusos en cuanto a la falta de información de las medidas sanitarias, detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, negligencia con las personas en centros de contención y con los salvadoreños varados en el extranjero, restricciones a la libertad de prensa, y “falta de un enfoque intersecciones para atender los impactos de las medidas estatales en respuesta a la pandemia”, entre otros puntos.

Por conocer de primera mano estas situaciones, el procurador exige a Almagro abstenerse de “brindar opiniones con tintes personales y políticamente sesgados sobre El Salvador”. Además, le llama a mantenerse informado de los reportes de la PDDH y de la Alta Comisionada para Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien también ha condenado enérgicamente los abusos de poder en el país.

Apolonio Tobar le recuerda a Almagro que su cargo le exige respeto, solidaridad y fomento de la paz con el Estado salvadoreño y todos sus ciudadanos y no con el gobierno de turno. El procurador se suma a un amplio coro, que incluye a Human Rights Watch y Amnistía Internacional, que han condenado la defensa de Almagro a Bukele, quien muestra un sistemático desconocimiento de las reglas democráticas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad