Abogado de Quijano advierte falencias de Fiscalía en investigación

Diputado Norman Quijano es acusado de fraude electoral y agrupaciones ilícitas. Defensor Francisco Bertrand Galindo señala que fiscales no citaron a declarar al testigo clave.

El vicepresidente de la Asamblea Legislativa y diputado de ARENA, Norman Quijano, es señalado por la Fiscalía de cometer fraude electoral y agrupaciones ilícitas. Foto EDH/Archivo

Por Diana Escalante

Abr 30, 2020- 21:00

La comisión de antejuicio de la Asamblea Legislativa que analiza si se le quita o no el fuero constitucional a Norman Quijano, vicepresidente legislativo y diputado de ARENA, para que enfrente un proceso penal por supuesto fraude electoral y agrupaciones ilícitas, tiene previsto escuchar hoy los alegatos finales de la defensa y luego deliberar para entregar un informe al pleno. El plazo para presentarlo vence el próximo lunes.

“No hubo, según el pastor y la transcripción, negociación de beneficios ni una oferta en dinero. El pastor para nosotros es un testigo clave y la Fiscalía no lo llamó, era como obligatorio tener la declaración”.

Francisco Bertrand Galindo, abogado de Quijano

El proceso de antejuicio inició en febrero, luego de que la Fiscalía General solicitó al Congreso que le quitara la inmunidad a Quijano para procesarlo, como un ciudadano común, por presuntamente haber ofrecido dinero y otros beneficios a las pandillas si votaban por él en los comicios de 2014, cuando competía por la Presidencia de la República.

La deficiencias

No tomó declaración de testigo clave: La defensa cuestiona que la Fiscalía , en la investigación, no tomó la declaración del pastor que invitó al diputado Quijano a la reunión para que diera a conocer a la institución su programa político.No concretó acusación: El Ministerio Público presentó a la comisión especial abundante información, pero muy poca estaba relacionada con el caso Quijano.Comisión prescinde de prueba:Los diputados pidieron a la Fiscalía entregar únicamente los audios de las escuchas telefónicas que implicaban a Quijano. La entidad les respondió que no los tenía porque estaban judicializados y debían pedirlos al juzgado. Este dijo a la comisión que no podía entregarlos porque el personal está en cuarentena por el COVID-19.

El Ministerio Público presentó como pruebas vídeos y audios de intervenciones telefónicas relacionados con una reunión que tuvo el funcionario con pandilleros en una oficina de la Red Nacional de Pastores, situada en la colonia Flor Blanca, en San Salvador. Esto fue revelado el año pasado por un testigo criteriado, con clave Noé, quien declaró en un juicio contra más de 400 integrantes de la Mara Salvatrucha.

Pero Francisco Bertrand Galindo, uno de los defensores del parlamentario, cuestiona que el Ministerio Público no haya tomado la declaración del pastor evangélico Nelson Valdez, pese a que era “obligatorio” contar con su testimonio ya que fue el anfitrión de dicha reunión. Hace dos semanas, él declaró como testigo de descargo en la comisión de antejuicio y rechazó las acusaciones de la Fiscalía General.

Valdez, según el abogado, dijo a los diputados que la reunión era con pastores en el marco de las visitas de campaña que hacía el candidato para dar a conocer su programa político denominado “Plan País”. Agregó que el encuentro se acordó ese mismo día y que en el lugar había un grupo de pandilleros en proceso de rehabilitación.

TAMBIÉN: VIDEO: Norman Quijano reitera que no negoció con pandillas

Debido a que la Red Nacional de Pastores trabaja para “rescatar” a los jóvenes de los grupos delictivos, la entidad tenía interés en conocer el componente de seguridad pública del programa de Quijano, que incluía la parte de represión, prevención y rehabilitación.

“Para ellos era un tema muy importante y en la medida de que estaban estos muchachos ahí también ellos hicieron preguntas sobre ese tema y el candidato se las explicó. Pero no hubo en ningún momento, según el pastor y la transcripción (del audio del vídeo), una negociación de beneficios particulares, ni hubo una oferta en dinero ni cosa por el estilo. Eso es lo que dijo el pastor”, relata Bertrand Galindo.

Acusación no fue concreta

Otro señalamiento que hace el defensor es que en la conversación que se escucha en el vídeo donde el diputado está reunido con los pandilleros no se revelan indicios de que se haya estado acordando “una negociación ilícita o un fraude”.

“Estamos bastante claros de que el doctor Quijano es inocente. Hemos preparado todos los argumentos para demostrar lo que, a nuestro juicio, es la ausencia total de indicios y de pruebas que nos puedan llevar a la conclusión que se pudo haber cometido un delito”, expresa Bertrand Galindo.

Aunque el abogado manifiesta que es “prematuro” hablar de vicios en la investigación, señala que el estudio y análisis del proceso contra el diputado se dificultó debido a que la Fiscalía General no fue concreta al presentar la acusación contra Quijano, ya que la mezcló con una investigación que narra hechos ocurridos entre 2003 y 2015, en los que se involucra a varios exfuncionarios en los gobiernos de Elías Antonio Saca, de ARENA, y de Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, del FMLN, en negociaciones con delincuentes.

En marzo pasado, cuando los diputados de la comisión especial analizaron una treintena de vídeos presentados como pruebas descubrieron que solo en uno (que dura 28 minutos y, según dijeron, tiene mala calidad) es en el que aparece Quijano.

En el resto de material, según los parlamentarios, se veía a otros políticos en reuniones con pandilleros, entre ellos al actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, al exministro de Gobernación de la administración de Sánchez Cerén, Arístides Valencia, y al fallecido exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano.

A raíz de eso, Bertrand Galindo y Délmer Rodríguez, el otro defensor del parlamentario, pidieron a la comisión que se centrara en las situaciones en donde su cliente presuntamente sí participó, es decir que se exhibiera el vídeo en donde aparecía el diputado reunido con delincuentes y que se hicieran públicas solo las pruebas relacionadas con el caso.

“Hay bastante prueba que no es pertinente y eso ya se resolvió. Ya la comisión declaró cuál era la prueba pertinente y fundamentalmente estamos hablando de la reunión que se tuvo donde los pastores. Todo lo demás no va a ser analizado ni será considera prueba”, explica Bertrand Galindo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad