Registro de bienes no garantiza a personas estar a salvo de fraudes

CNR dice son Fiscalía y Tribunales los que están obligados a resguardar sus derechos. Se han detectado fraudes en inscripción de 125 propiedades y Fiscalía lleva los casos.

Un médico fue despojado de este inmueble ubicado sobre la Calle 5 de Noviembre en la colonia Guatemala, al norte de San Salvador, el cual heredó de su abuelo. Según la víctima, dos notarios hicieron un documento falso de que él les vendió la propiedad y lo inscribieron en el CNR. Foto EDH / Archivo

Por Jaime López

Feb 21, 2019- 21:46

En los últimos cuatros años al menos 125 escrituras de inmuebles que abogados intentaron inscribir ante el Centro Nacional de Registros (CNR) fueron detectadas con irregularidades, pero además, se trasladaron las denuncias a la Fiscalía General de la República para que investigue cada caso.

Y es que si un ciudadano propietario de un inmueble cree que el CNR resguarda los bienes de los salvadoreños, está equivocado, los que tienen el mandato de proteger y dar seguridad jurídica a las propiedades de las personas, entre otros derechos, son la Fiscalía General y los tribunales de justicia, dice el CNR.

De hecho, quienes dirigen el Registro definen a esta institución como una “gran agencia de publicidad especializada de orden público”, que busca que los salvadoreños conozcan que las propiedades tienen dueños y deben respetarse.

El Diario de Hoy sostuvo una entrevista con los directores del Registro de la Propiedad Raíz e Hipotecas y del Instituto Geográfico y del Catastro Nacional, así como con el Inspector General y el jefe de la Unidad Jurídica del CNR para ahondar en las funciones y atribuciones legales que tiene la institución en materia de derechos.

El abogado Henri Fino, jefe de la unidad Jurídica del CNR, advirtió a la ciudadanía que “el CNR no da derechos sino publicita los derechos” que constatan los documentos legales rubricados por notarios.

La directora del Registro de la Propiedad, Raíz e Hipoteca, Ana María de Jovel, abonó al manifestar que “la institución registra los derechos sobre bienes inmuebles que se constituyen por las partes interesadas y que son presentadas a través de distintos instrumentos (compraventas, hipotecas, escrituras, embargos, sentencias judiciales) para que una vez inscritos, el Registro les dé publicidad”.

TE PUEDE INTERESAR: Las recomendaciones de la Procuraduría para evitar ser estafado al comprar una propiedad

Los documentos que constituyen o dan derechos a las persona no se hacen dentro del CNR, sino fuera de la institución, en los bufetes de los notarios autorizados por la Corte Suprema de Justicia, quienes dan fe pública a sus decisiones, cuando vende, hace una donación, hipoteca una propiedad, compra o vende un inmueble, ahí se constituye el derecho”, enfatizó Jovel.

Fino remarcó que el Registro de la Propiedad Raíz e Hipotecas “es como una vitrina o un espacio donde todos nos damos cuenta de lo que cada uno tiene o sus bienes”. “Nosotros no resguardamos nada, tanto así, que un ciudadano presenta una escritura para una inscripción después de todo una diligencia, se la devolvemos, no nos quedamos con su escritura, solo seguimos el procedimiento legal, lo inscribimos, lo incluimos en nuestra base y se lo devolvemos”, aclaró Fino.

La personas son libres de inscribir o no sus bienes en el CNR y eso no les quita su derecho, pero la Ley de Catastro manda que al menos informe de su propiedad a la oficina de Catastro para que ahí se le elabore una “ficha catastral” y se consigne que esa parcela es su propiedad, un requisito para inscribir ese bien el Registro de la Propiedad, explicó Sonia Sánchez, del Instituto Geográfico y del Catastro Nacional.

El jefe de la Unidad Jurídica del CNR fue categórico: “el CNR no es ninguna caja fuerte donde se van a guardar los valores como en un banco, el CNR es una vitrina”.

Quejas sobre el CNR

Ante algunas quejas que expresan ciudadanos como: “el CNR me quitó una propiedad” o “el CNR no protegió mi propiedad”, Fino dice que como CNR “no podemos saber si el testimonio que me presentan en el que vende usted su casa la hipoteca o la dona, es real o verdadero, porque nosotros partimos de la buena fe y de la fe pública notarial”, en un intento de explicar la importancia de la figura de un notario en la inscripción de una propiedad en esa institución.

TE PUEDE INTERESAR: Red usó nombre de Asamblea para estafar a una empresa con $9,000

Tres funcionarios del CNR coincidieron con Fino en que en la calle “hay una infinidad de sinvergüenzas que andan transando ilegalmente con propiedades como profesionales del derecho sin serlo y otros que siéndolo se prestan a eso y también participan de los ilícitos”.

Para el caso, este año trascendió que José (nombre ficticio) fue despojado de un edificio de 500 metros cuadrados y de dos plantas, valorado en 190 mil dólares que heredó de su abuelo en 2003, en la colonia Guatemala y Calle 5 de Noviembre en San Salvador.

Desde que asumió la herencia dio diversos usos a la propiedad: instaló una fábrica y alquiló locales hasta enero de 2018. Pero este año cuando lo rentó a un nuevo cliente y este llegó al local, una persona le indicó que la propiedad ya no era del médico, sino que tenía un nuevo dueño. Este caso es uno de los que la Fiscalía tiene en sus manos.

Falsos notarios o notarios fallecidos

Según el CNR, a veces reciben escrituras presentadas por falsos notarios, o notarios que han alterado la voluntad de los actos o datos de clientes, quienes en algunos casos habían ordenado una hipoteca y les crearon una compraventa, que es distinto. Con esa acción despojan a un propietario de su inmueble.

En estos casos recomiendan aprovechar las instancias legales para hacer valer su derecho. “Si a usted le han despojado ilegalmente de su propiedad, vaya y demande a quien ha cometido ese ilícito en los tribunales”, dice Fino.

Los funcionarios del CNR reconocen que “hay bandas que se han dedicado a falsificarle las firmas a los notarios (suplantación de la identidad), quienes además han creado sellos y protocolos de notarios falsos”

Uno de los modos de operar de esas bandas es: ir al CNR, solicitar certificaciones de alguna propiedad (que son de acceso público) y a partir de ese momento planean como falsificar firmas, simular documentos de compraventa, traspasos, dar en herencia o vender inmuebles.

En una ocasión, detectaron el nombre de un notario quien murió en 2012, firmaba un poder para vender un inmueble en el 2016.

Pero hay un problema, la Corte Suprema de Justicia lleva un retraso de dos meses en sus listados de notarios sancionados, inhibidos y los muertos, por lo que se hace difícil detectar a estos en la presentación de documentos para traspasos, compraventa e hipoteca, etcétera.

Acciones para reducir el ilícito

Lo complejo del tema son los engorrosos trámites legales para denunciar y procesar a los delincuentes. Hay casos en que la Fiscalía lleva tres años de haber recibido el aviso de una irregularidad detectada y ni siquiera ha empezado la investigación.

TE PUEDE INTERESAR: Terreno fue vendido a tres personas distintas en un día en Ayutuxtepeque

Como alternativa, el ciudadano afectado puede acudir a los Juzgados de lo Civil y Mercantil para demostrar que es el legítimo propietario y demostrar con pruebas que quien lo tiene lo ha usurpado y lo ha legalizado de modo fraudulento.

El CNR dice que ha planteado una propuesta legal ante la Asamblea Legislativa para que los registradores puedan inmovilizar los inmuebles a petición de sus dueños, afirmó De Jovel.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Mandala Eco Villas, el lugar perfecto para relajarse
Noticias Familia salvadoreña recorre el país en su combi llamada Kike
Noticias Maestro por la mañana y vendedor de dulces por la tarde, así se gana la vida Vicente Vásquez