Fiscalía investiga si cadáveres encontrados en finca de Nahuizalco corresponden a familiares de Omar Pimentel

La Policía, por su parte, declaró que hasta las 5:28 de la tarde del jueves se habían encontrado los cadáveres de un niño, una mujer joven, un hombre adulto y una mujer adulta, pero que aún está pendiente identificar a las víctimas.

Los cadáveres estaban enterrados a dos metros de profundidad. Foto: Cortesía FGR

Por Óscar Iraheta

Feb 07, 2019- 19:22

La Fiscalía General de la República confirmó esta tarde el hallazgo de cinco cadáveres en la finca Los Trozos, en el cantón Los Arenales del municipio de Nahuizalco, en Sonsonate.

El ministerio público agregó que después de la exhumación en los próximos días, verificarán mediante los exámenes de ADN si corresponden a los familiares del preparador físico del Sonsonate FC, Omar Pimentel, quienes desaparecieron el pasado 16 de enero.

GALERÍA

Autoridades presumen que cadáveres hallados en Nahuizalco son de familiares de Omar Pimentel

La Fiscalía General de la República exhuma cinco cadáveres en el cantón Los Arenales de Nahuizalco. La PNC señala que podrían tratarse de los familiares del preparador físico del Sonsonate FC, quienes desaparecieron el 16 de enero.

 

Ante la noticia de la Fiscalía, Pimentel declaró a elsalvador.com que “se siente destrozado y no tiene palabras para describir esto que está ocurriendo”.

“Estoy esperando la llamada de un jefe policial para moverme al lugar de la escena o esperar que las autoridades me recomienden qué hacer, para reconfirmar que son ellos”, declaró con voz entrecortada el preparador físico.

TAMBIÉN: La intensa búsqueda de la Policía para encontrar a la familia de Omar Pimentel

La Policía, por su parte, declaró que hasta las 5:28 de la tarde del jueves, se han encontrado los cadáveres de un niño, una mujer joven, un hombre adulto y una mujer adulta.

Uno de ellos tiene las características que corresponden a la joven Tania Monterrosa, de 25 años de edad, novia del cuñado del preparador físico.

De acuerdo a informes policiales, los cuerpos podrían pertenecer a los familiares de Pimentel. Sin embargo, la Policía aclara que aún está pendiente confirmar la identidad de las víctimas.

GALERÍA

Los tristes recuerdos y la aflicción que atormentan a Omar Pimentel por la desaparición de su familia

El preparador físico del Sonsonate F.C. transcurre sus días agobiado por no saber el paradero de su esposa, hijo y suegra, que desaparecieron el 16 de enero cuando se conducían por la zona de "el canelo" en la carretera Los Naranjos. La casa de la familia Pimentel permanece como la dejaron aquel trágico día.

Desde ayer miércoles en la mañana el criminalista de la Fiscalía General de la República, Israel Ticas, trabajó junto con más de una docena de investigadores para recuperar los cadáveres.

Ticas declaró esta tarde fue necesario excavar una fosa de 2 metros de profundidad para trabajar los cadáveres.

Indicó que tienen poco nivel de descomposición por el clima que existe en el lugar.

“Los cuerpos se pudieron limpiar con facilidad, tienen el músculo firme y no hay tanto daño de tejido”, detalló el forense.

Las sospechas sobre el múltiple hallazgo lo reforzó esta semana una supuesta información que ha brindado un pandillero que ha decidido criteriarse (colaborar con las autoridades a cambio de beneficios) para encontrar los cuerpos.

Desde el martes en la tarde, los investigadores custodiaban el lugar con policías élite y patrullaron todo el terreno y delimitaron la zona donde ha señalado el pandillero.

ADEMÁS: Omar Pimentel: “No puedo dejar de pensar dónde y cómo está mi familia”

La noche del miércoles 16 de enero fue la última vez que Pimentel supo de sus familiares, después que ellos viajaban a su residencia en Chalchuapa tras de ver un partido entre el Sonsonate y Sid Municipal, en Sonsonate.

Su esposa Rosa Ivette Colindres de Pimentel, su hijo Marcos A., Silvia Jaco de Colindres, suegra, además de Carlos Jaco y Tania Monterrosa desaparecieron en la zona conocida como El Canelo tras reportar problemas con el vehículo en el que se conducían.

Un día después, la policía encontró el carro de las víctimas. El hallazgo del automotor se dio a pocas cuadras de donde ahora exhuman los cadáveres.

“Le soy franco, intento dormir pero despierto entre 5 o 6 veces en el transcurso de la noche y no dejo de pensar dónde y cómo están”, comentó Pimentel en exclusiva a El Diario de Hoy durante una entrevista el pasado 31 de enero. Visiblemente afectado, el preparador físico afirmó que ni él ni su familia habían recibido amenazas.

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano