Fallece el empresario y filántropo Alfonso Quiñónez Caminos

Don Alfonso Quiñónez fue uno de los fundadores de la Fundación Teletón Pro Rehabilitación (Funter), una organización sin fines de lucro que atiende las necesidades de personas con discapacidades.

Foto EDH/Archivo

Por Susana Joma

Ene 10, 2019- 22:28

El empresario Alfonso Quiñónez Caminos, uno de los fundadores y expresidente de la Fundación Teletón pro Rehabilitación (Funter), falleció este jueves a las 5:00 a.m., a la edad de 63 años.

Nacido el 29 de noviembre de 1955 en San Salvador, Quiñónez Caminos fue un hombre muy trabajador y sensible que al ver las necesidades que las personas con discapacidad enfrentaban en el país, decidió crear Funter junto a un grupo de amigos del Club Activo 20-30. Él presidió la organización sin fines de lucro entre 2003 y 2015.

Era hijo del empresario y poeta Rafael Alfonso Quiñónez Meza y de Clara Caminos de Quiñónez.

Don Alfonso Quiñonez se casó con Gloria Pineda Pasquel de Quiñónez, con quien procreó cuatro hijos: Alfonso Javier, Lucía, Natalia y Juan Carlos.

El empresario se desenvolvía en el rubro de los seguros y era presidente de Tecniseguros El Salvador, una de las empresas más importantes de ese sector.

“Él era muy sincero, muy leal, muy alegre. Siempre fue muy optimista en toda su vida, hasta el último momento. Yo en lo personal fui su amigo desde muy joven, pasé mucho tiempo con él. Disfruté mucho de su compañía, de viajes juntos. Hasta hace menos de diez meses hicimos un recorrido por Sudamérica y estaba muy bien”, reseñó el actual presidente de Funter, Edwin Arturo Rivas.

Te puede interesar

Teletón 2018 cumple su milagro de amor y solidaridad

Los salvadoreños se unieron para apoyar el intenso trabajo que realiza Funter para rehabilitar a miles de personas con discapacidad logrando la meta de $1,537,526.00

El presidente de Funter sostuvo que hoy en día esa organización, que impulsó Don Alfonso Quiñónez desde 1982, cuenta con tres centros de rehabilitación en donde se atienden más de 600 personas diariamente. “El país perdió realmente un gran hombre, tenía un corazón de oro. Siempre admiré de Alfonso, su solidaridad con la gente más necesitada y su entrega total a lo que él se comprometía, daba sus recursos sin pedir nada a cambio”, rememoró.

Quiñónez Caminos, según describió su amigo, disfrutaba, entre otras cosas, de leer, compartir con su familia, con sus cuatro nietos, ver el fútbol americano, y de hecho, el día previo al de su fallecimiento estuvo pendiente del Súper Bowl. “Él era un hombre con un corazón de oro, una persona que siempre estaba pendiente de lo que faltara. Ayudó a mucha gente en el país y, en lo personal, fue muy entregado a esto y también a Dios”, agregó Rivas.

Según información brindada por su familia, el empresario estudió en el Liceo Salvadoreño y luego en Belmont Abbey School, de Inglaterra.

Alfonso Quiñónez Caminos estudió Administración de Empresas en Southern Methodist University, Estados Unidos, y también perteneció a otras empresas y organizaciones, tal es el caso de Agrisal, CEAL y la Asociación Salvadoreña de Sociedades Corredoras de Seguros (ASSACORDES).

El sábado 12 de enero, a las 10:00 a.m., se llevará a cabo una misa de cuerpo presente en la Parroquia Santa Elena y luego se procederá a su inhumación.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad