Siete municipios de La Unión afectados por extraña enfermedad

Entre enero y julio de este año, 32 personas han sufrido ese mal. Infectólogos privados llaman a Salud a mantenerse vigilantes y evitar que no se expanda a otras zonas del país.

Foto EDH

Por Insy Mendoza / Susana Joma

Ago 30, 2018- 21:33

La enfermedad conocida como leishmaniasis afecta a familias de varias comunidades ubicadas en los municipios de La Unión, Conchagua, San Alejo, Polorós, El Carmen, Concepción de Oriente y Santa Rosa de Lima.

Roberto Maltez, educador del departamento de control de vectores del Ministerio de Salud, confirmó que en el departamento de La Unión 32 personas, de entre dos y diecisiete años de edad, han sido víctimas de este mal entre enero y julio 2018; mientras el año pasado en esta misma zona del país se reportaron 56 casos.

Personal del mismo departamento detalló que del total de casos registrados este año 5 fueron en el municipio homónimo La Unión, 7 en Conchagua, 13 en San Alejo, 3 en Concepción Oriente, 2 en Polorós, 1 en el Carmen y 1 en Santa Rosa de Lima.

Según los técnicos del área de vectores la leishmaniasis es provocada por el parásito Leishmania. Este es transmitido a los humanos y animales por insectos del género flebótomos, que son chupadores de sangre y en el país la gente los conoce como jejenes.

Iván Solano Leiva, infectólogo que ejerce en el sector privado, explicó que según los datos de la cartera de Salud el insecto transmisor del parásito es la palomilla, insecto que tiene presencia en 12 de los 14 departamentos del país. Este mide de 2 a 4 milímetros, es de color ocre, tiene el cuerpo cubierto de una vellosidad, patas largas y finas. En otros lugares de África se denomina mosca del desierto.

Foto EDH: Insy Mendoza

El doctor Solano Leiva, quien es vicepresidente de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Infectología (ACENCAI), afirma que hay distintos tipos del parásito Leishmania y también hay tres variantes de la Leishmaniasis.

Solano Leiva precisa que una de las variantes es la leishmaniasis cutánea, que se caracteriza por la aparición de pequeñas lesiones en la piel, fiebre, dolor de cabeza, falta de apetito; la otra es la leishmaniasis mucocutánea, que además genera lesiones profundas y de diversos tamaño en la piel, daña las mucosas de nariz y garganta; y la tercera es la visceral, que afecta el bazo e hígado. Las dos últimas pueden llevar a la muerte.

TE PUEDE INTERESAR

Hospitalizaciones por sospechas de dengue incrementan

Comparado con los datos de la misma semana del año anterior, la Dirección de Vigilancia Sanitaria registra un aumento de 400 %.

El especialista, tras señalar que en el mundo la variante más frecuente es la cutánea, expresó que si bien esta enfermedad no está en la lista de las diez sobre las que Salud mantiene un monitoreo periódico habría que revisar los últimos cinco años de incidencia para identificar si no hay un incremento de casos.

Para 2015 las autoridades sanitarias reportaron 32 personas afectadas por leishmaniasis en todo el país, mientras en años anteriores los casos rondaron entre los 4 y 16.

Jorge Panameño, también infectólogo del ámbito privado, recordó que al finalizar el conflicto armado en el departamento de San Vicente se reportó un brote de leishmaniasis en salvadoreños que regresaron de los campos de refugiados que estuvieron en Nicaragua y Honduras.

Foto EDH

De acuerdo con los registros de Salud en los últimos años la incidencia se ha concentrado los departamentos de La Unión y Usulután.

Panameño sostiene que las autoridades de Salud deben poner más atención en esta problemática, investigar si su aparición está asociado con casos importados, y evitar que se expanda.

“Hay que hacer una investigación epidemiológica para tratar de detectar el caso cero , y ver si tuvo contacto o vino de algún lugar donde la enfermedad es endémica, como por ejemplo en el área de Chiapas (México), la costa atlántica de Nicaragua y la costa atlántica de Honduras”.

Si bien Maltez, el técnico del Ministerio de Salud, expuso que han pedido a los residentes que tienen crianza de cerdos, vacas, aves y que cuentan con servicios de fosa que mantengan las medidas higiénicas para evitar la proliferación del insecto transmisor; el doctor Panameño señala que no se debe perder de vista que los perros también suelen ser reservorios del citado parásito.

Los unionenses que sufrieron la enfermedad fueron atendidos en los servicios de salud pública, y durante 15 a 20 días consecutivos les suministraron, vía endovenosa, y de forma controlada, el Glucantime. Este es un tratamiento que solo lo tiene disponible el Ministerio de Salud y cuyo costo ronda los $1,200 dólares.

Foto EDH: Insy Mendoza

Los infectólogos consultados afirman que esta enfermedad es difícil de tratar, porque los medicamentos que están disponibles para combatirla resultan altamente tóxicos para el organismo del paciente, ante lo cual se quiere una vigilancia estricta.

En las comunidades del municipio de La Unión y en las de San Alejo que están más afectadas, el Ministerio de Salud entregó recientemente 400 mosquiteros que fueron donados por la organización Fondo Global.

Maltez externó que los mosquiteros que entregan vienen impregnados de un insecticida que permanece activo durante dos años y provoca que el mosquito se muera.

Los técnicos de salud visitan las comunidades donde tienen identificados los casos para hacer jornadas de fumigación, en horarios de las 4:00 a 8:00 de la mañana, y de las 4:00 a 8:00 de la noche. Además, cada ocho días llegan a las casas donde entregaron los mosquiteros para verificar si los utilizan.

Subrayan que la población debe tomar las medidas preventivas indicadas porque el mosquito migra y es ahí donde hay riesgo que se enfermen más personas.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Un nuevo centro comercial surge en el Norte de Soyapango. Conócelo.
Noticias El hotel Fairfield by registró una ocupación del 65 % en su primer año
Noticias ¿Por qué la urgencia de concesionar el puerto a empresas chinas?