Peritos ratifican desvío de dinero en el gobierno de Antonio Saca

Confirman hallazgo de cuentas bancarias donde se depositaron más de 300 millones de dólares de la Presidencia y se distribuyó entre particulares

Foto EDH: René Quintanilla

Por Diana Escalante/ David Marroquín

Ago 13, 2018- 22:27

Hugo Interiano, uno de los especialistas que realizó los peritajes financieros en la investigación contra el expresidente Elías Antonio Saca, y seis excolaboradores, acusados de peculado (apropiación de fondos del Estado) y lavado de dinero, ratificó ayer en el Tribunal Segundo de Sentencia que, entre 2004 y 2009, fueron abiertas cuentas bancarias ilícitas para desviar más $300 millones provenientes de las Cuentas Institucionales Subsidiarias del Tesoro Público de la Presidencia.

Otro perito, Víctor Osorio, también ratificó la triangulación que hicieron del desvío de los fondos públicos de las 16 cuentas de Élmer Charlaix y los exempleados de Casa Presidencial Francisco Rodríguez Arteaga y Pablo Gómez hacia cuatro agencias de publicidad.

Posteriormente, estas agencias transferían el 80 % de esos fondos a Saca y a sus empresas y se quedaban con el 20 %. Las transferencias de dinero se hicieron durante el periodo presidencial de Saca y después de su gestión hasta diciembre de 2015.

LEA ADEMÁS:

Los delitos que aceptó el expresidente Saca en 84 preguntas

El exmandatario Elías Antonio Saca confesó cómo sustrajo fondos del Estado y cómo los gastó en su beneficio y el de sus cómplices.

Al analizar la documentación que la Fiscalía General solicitó a los bancos y al Ministerio de Hacienda, los expertos detectaron que quienes crearon las cuentas particulares, que eran alimentadas con dinero sustraído de las arcas del Estado, fueron el exsecretario privado de Saca, Élmer Charlaix; el exjefe de la Unidad Financiera, Francisco Rodríguez Arteaga, y el contador institucional presidencial, Pablo Gómez.

Foto EDH: René Quintanilla

Los tres están siendo enjuiciados, desde el pasado 7 de agosto, junto con el exmandatario; además del exsecretario de Comunicaciones, Julio Rank; el exsecretario de la Juventud, César Funes, y el exjefe de Tesorería de la Presidencia, Jorge Alberto Herrera Castellanos.

Según el delegado de la Superintendencia del Sistema Financiero, Hugo Interiano, los fondos del Tesoro Público debían destinarse a dos cuentas: una que debía ser creada para el pago de bienes y servicios y otra para remuneraciones.

Sin embargo, los hallazgos revelan que se abrieron 15 cuentas bancarias: dos a nombre de Charlaix, 11 para Rodríguez Arteaga y dos para Gómez. De las cuentas a nombre de Charlaix se emitieron más de 50 cheques a nombre del expresidente por un monto superior a los $13 millones y más de 400 cheques por $298 millones fueron girados a nombre de la cuenta de Gastos Operativos de la Presidencia.

Interiano explicó que el desvío de fondos se hizo en los cinco años de Gobierno de Saca, pero la mayor transferencia de dinero se hizo en mayo de 2009, pocos días antes de que terminara su mandato.

TE PUEDE INTERESAR:

AUDIO: Escucha las confesiones de Tony Saca aceptando el desvío de fondos públicos para enriquecerse

El Tribunal Segundo de Sentencia autorizó un juicio abreviado para el exmandatario y cinco de exfuncionarios. Todos serían condenados a penas mínimas

También señaló una transacción que calificó de “inusual”, en la que, según dijo, se emitió un cheque a nombre de una cantidad de dinero y no de una persona natural o jurídica, como debe ser. Pese a ello, el banco liberó los fondos.
El perito confirmó que la respuesta que recibieron del Ministerio de Hacienda es que no había recibido la solicitud para la creación de esas cuentas bancarias y por lo tanto ningún funcionario o empleado público estaba autorizado para abrirlas.

Cuando se requirió información a Casa Presidencial, según Interiano, los delegados dijeron que la institución no tenía documentación que explicara por qué se giraron esos cheques en el gobierno de Saca ni el destino que tuvo el dinero.

Con ello, los peritos concluyeron que se violó la Ley de Administración Financiera del Estado.

El artículo 19 de esa normativa establece que las unidades financieras institucionales deben conservar los documentos pertinentes a la actividad financiera y que respalde las rendiciones de cuentas e información contable, para ser revisados por las unidades de auditoría interna y la Corte de Cuentas de la República.
Además, señala que la documentación debe permanecer archivada como mínimo por un periodo de cinco años y los registros contables durante 10 años.

Empresas de Saca más rentables
Otro hallazgo que hicieron los peritos es que las radioemisoras del Grupo Radial Samix, S.A de C.V. y de la empresa Promotora de las Comunicaciones, S.A, de C.V., propiedad de Antonio Saca y su esposa, Ana Ligia de Saca, tuvieron mayor rentabilidad entre 2004 y 2009, mientras él fue presidente de la República.

TE PUEDE INTERESAR:

Tribunal avala juicio exprés tras confesión de corrupción de Saca

Expresidente y exfuncionarios de su Gobierno purgarán penas de tres a 10 años de cárcel por desvío de $301 millones

De acuerdo con el especialista, en 2003, el Grupo Samix tuvo pérdidas económicas de más de $12 mil y un año después fue de $5,240. Pero a partir de 2005 la rentabilidad de las empresa fue en ascenso. Esta disminuyó cuando Saca dejó el cargo.

Los expertos atribuyeron ese crecimiento económico a los ingresos obtenidos por las pautas comerciales que hacían en las empresas de Saca las compañías de publicidad América Publicidad, ANLE y Funes y Asociados.

Las investigaciones del Ministerio Público indican que estas agencias de publicidad recibían dinero de la Presidencia de la República en concepto de “servicios” y pocos días después de recibir los depósitos emitían cheques a favor de Grupo Radial Samix y Promotora de Comunicaciones.

El perito Víctor Osorio detalló las cantidades que cada agencia de publicidad recibió de las cuentas manejadas por Charlaix y los dos empleados de Capres. American Publicidad recibió 7 millones 69 mil dólares, supuestamente por servicios de publicidad prestados a la Presidencia. Al principio, esta agencia recibía 100 mil dólares cada mes y luego aumentó a 125 mil dólares.

La agencia ANLE recibió 3 millones 800 mil dólares; mientras que Funes Asociados recibió más de seis millones de dólares. A la compañía Molina Bianchi le fue transferido 10 millones 536 mil dólares.

TE PUEDE INTERESAR:

86 frecuencias radiales y 35 inmuebles embargados a Tony Saca

Propiedades, 86 frecuencias de radio, sociedades, vehículos incautados, serán sometidos a un proceso de extinción de dominio.

El perito Osorio dijo que en ninguna de las transferencias hechas a estas agencias se pudo justificar que correspondieran a servicios de publicidad prestados a la Presidencia.

También aseguró que se pudo establecer que hubo un desvío de 7 millones 650 mil dólares al partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) a partir de junio de 2005. Lo que llama la atención de los fiscales es que la persona que retiró y luego lo depositó en cuentas a favor de dicho partido no fue identificado por los bancos.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano