AUDIO: Escucha las confesiones de Tony Saca aceptando el desvío de fondos públicos para enriquecerse

El Tribunal Segundo de Sentencia autorizó un juicio abreviado para el exmandatario y cinco de exfuncionarios. Todos serían condenados a penas mínimas

Foto/ René Quintanilla

Por elsalvador.com

Ago 11, 2018- 11:15

El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador autorizó este viernes hacer un juicio abreviado al expresidente de la República, Antonio Saca, a tres exfuncionarios y a dos exempleados administrativos de su Gobierno a quienes se les acusa de peculado (apropiación de fondos públicos) y de lavado de dinero.

Seis de los siete imputados, acusados de desviar $301 millones provenientes de fondos públicos hacia cuentas particulares durante el Gobierno de Saca (2004-2009), según las investigaciones fiscales, aceptaron confesar el cometimiento de los delitos.

El exmandatario fue el primero en rendir su confesión antes los jueces, donde aceptó ante el Juzgado Segundo de Sentencia de San Salvador que durante su administración desvió fondos de la cuenta de la Presidencia para enriquecerse él, sus empresas y terceras personas.

TE RECOMENDAMOS:

“Palacio” de Saca, valorado en $8 millones, podría convertirse en hospital

“La casa del volcán la hice con dinero público”, confesó Saca en el juicio.

Para el exmandatario y Elmer Charlaix, los fiscales han solicitado una pena de cárcel de 10 años por delitos de lavado de dinero y peculado, es decir cinco años de reclusión por cada delito. Para Julio Rank y César Funes, enjuiciados por lavado de dinero, solicitaron cinco años de reclusión.

 

El exjefe de la Unidad Financiera Institucional de Casa Presidencial, Francisco Rodríguez Arteaga, enfrentaría una condena de seis años de cárcel: tres por lavado de dinero y tres más por peculado  y su subalterno, el exjefe de la Tesorería, Jorge Alberto Herrera Castellanos, enfrentaría una pena de tres años por el delito de peculado.

La Fiscalía ha pedido que Saca devuelva al Estado entre 25 millones y 30 millones de dólares. Los montos millonarios a que ascienden los bienes del expresidente y de los otros imputados también serán restituidos.

Prestanombres

El exmandatario confesó que entre sus prestanombres está el expresentador de televisión, Jorge Hernández y el expresidente de CEL, Irving Tóchez, a través de los cuales se creaban sociedades mercantiles para ocultar los fondos públicos que eran sustraídos del Estado.

Aseguró que la empresa de Hernández recibía cada mes 100 mil dólares en concepto de publicidad que supuestamente prestaba a la Presidencia, servicio que nunca se dio. El dinero después era trasladado a las empresas de Saca.

Además, dijo que el expresentador recibía $10 mil mensuales de salario como su asesor sin ser empleado de la Presidencia.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Revive los detalles de la ceremonia de canonización de monseñor Romero y otros beatos
Noticias Salvadoreños celebran la canonización de Óscar Arnulfo Romero frente a Catedral
Noticias Julian Filochowski: “Creo que Romero no es una figura católica, sino un hombre ecuménico”