INFOGRAFÍA: ¿Te detuvieron manejando en estado de ebriedad? Estas son las terribles consecuencias

En algunas ocasiones y dependiendo la gravedad del accidente, se puede llegar a acuerdos conciliatorios que no impliquen cárcel.

Referencia // Pixabay

Por Vanessa Jurado

Jul 20, 2018- 14:36

Según el Subcomisionado Alex Lemus, jefe del departamento de control vehícular de la división de transporte, el límite de alcohol al conducir permitido por la Ley es de 0 a 49 miligramos por decilitro de alcohol.

Pero si una persona maneja con niveles de alcohol arriba de 50 a 99 miligramos será acreedora de una esquela con valor de $57.14; y si supera los 100 miligramos recibirá la esquela y a la vez será trasladado a una delegación policial, por considerase conductor temerario por 72 horas o más. Según lo determine el juez, así se extenderá el proceso.

Muchas personas creen que con dos cervezas o una copa de vino no pasa nada, sin embargo Lemus explicó que dependerá de la cantidad de alcohol que contenga la bebida y la forma en que el cuerpo de una persona la procese para determinar los niveles y los efectos.

Generalmente los conductores en estado de ebriedad  son detectados en los diferentes retenes (y creen que con pagar la multa resuelven la situación), pero es una bomba de tiempo, ya que, al creer que controlan todo, incluso con niveles altos de alcohol en su cuerpo, terminan en accidentes con daños materiales, terceras personas lesionadas y hasta ocasionando la muerte.

Según el jefe de la unidad de investigación de accidentes de tránsito Otto Urrutia, si hay accidente con daños materiales o personales será el juez el que determina el proceso que el involucrado enfrentará. En todo caso, si el conductor registra un nivel de alcohol arriba de los 100 miligramos automáticamente se le impone una multa de $57.14, es detenido por 72 horas de cárcel o más y se decomisa el vehículo o placas y licencia.

Leer más

Dos mujeres, en estado de ebriedad, y una menor lesionadas tras chocar con una rastra en la Masferrer

Fueron trasladadas a diferentes centros asistenciales con múltiples traumas, dijo Comandos de Salvamento.

En el caso que el juez autorice la liberación del vehículo, el involucrado deberá realizar los trámites pertinentes para la recuperación como pagar la grúa y el tiempo de parqueo del vehículo en Changayo. Para recuperar la licencia de conducir, se impone como requisito asistir a un curso de reeducación vial pagado por el mismo conductor (parecido a las clases de manejo).

Explicó, que en algunos ocasiones y dependiendo la gravedad del accidente, se puede llegar a acuerdos conciliatorios que no impliquen cárcel. Como ejemplo, expuso el caso de un conductor que provocó un accidente de tránsito bajo los efectos del alcohol, como resultado dejó a una persona  sin uno de sus brazos y tuvo que pagar $30,000 para asumir su responsabilidad.

Común denominador

En muchos de los accidentes que se registran a diario en el país, el alcohol es un común denominador, vale recordar el caso de una bebé de cinco meses de nacida que murió y su madre resultó lesionada tras ser atropelladas por un conductor que manejaba sin licencia, y en estado de ebriedad en la Troncal del Norte.

Agentes arrestaron al sujeto y fue puesto a la orden del respectivo juzgado, acusado de los delitos de homicidio culposo, lesiones culposas y conducción peligrosa de vehículo automotor.

Leer más

Bebé de cinco meses muere tras ser atropellada su madre por motociclista borracho

Conductor además de manejar en estado de ebriedad, no portaba licencia. El sujeto fue detenido y sometido a la prueba de alcoholemia, la que dio como resultado 208 miligramos de alcohol en sangre

Otro hecho registrado a inicios de este mes, fue el sucedido en la Avenida Masferrer en el que dos mujeres acompañadas de una menor, (todas en estado de ebriedad), chocaron contra una rastra. Las tres quedaron atrapadas entre los hierros del vehículo y un equipo de bombero realizó trabajos de rescate necesarios para sacarla de los escombros.

Estos solo son unos de los muchos casos que suceden por la mala combinación entre el alcohol y la conducción. La recomendación es que, aunque parezca trillado:“si tomas no manejes”. Asume una actitud de conducción responsable y te ahorrarás malas experiencias.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano