Blanca Iris vivió cuatro años de infierno con su pareja

La señora lo había denunciado en varias ocasiones por violencia intrafamiliar, pero dice la Policía, ella misma retiraba las denuncias.

El agresor llegó al mediodía de ayer hasta la oficina de Blanca Iris y le asestó un balazo, el cuerpo quedó sobre el escritorio. Aunque la Policía está a pocos metros el asesino se dio a la fuga. Foto EDH/lissette monterrosa

Por Jaime López

Jul 16, 2018- 21:51

En el municipio Agua Caliente, en Chalatenango, hay asombro y consternación por el asesinato de Blanca Iris Rivera (32 años), la administradora del mercado Municipal. Su marido, Álvaro Antonio Rodríguez fue acusado por la Policía como el autor de este nuevo feminicidio.

Y hay consternación porque la muerte violenta de Blanca Iris, es el primer asesinato que se registra en el año en Agua Caliente.

Según la Policía, el sujeto ingresó al mercado y se dirigió a ella solo a dispararle y se fue. El atacante no le habría dicho ni una sola palabra.

La Frase

"En la zona no hay maras, solo algunos aficionados. Hacía años que no se daba un homicidio",

Agente municipal de Agua Caliente,

Algunos vendedores relataron a la Policía, que el sujeto llegó en una motocicleta y luego de cometer el ilícito, huyó en ella, a unos kilómetros de la zona, abandonó la moto, dijo la Policía.

Esta pareja mantuvo una relación por cuatro años que dejó como fruto el nacimiento de un hijo, que se sumó a otros dos que había procreado de otra relación.

Una persona que les conocía afirmó que este fatal desenlace ya se advertía por el nivel de maltrato físico y psicológico al que siempre el agresor la sometió.

Tanto es así que un oficial de Policía afirmó que en varias ocasiones la víctima denunció en sede policial el maltrato al que era sometida por su compañero de vida.

Además

Otro feminicidio: Empleada de alcaldía de Agua Caliente asesinada por su pareja

El nuevo hecho de violencia fue perpetrado en el mercado de ese municipio de Chalatenango

Retiraba las denuncias
Lo triste de la situación de violencia doméstica que Blanca Iris vivía, es que ella misma iba a retirar las denuncias y lo dejaban libre de cargos para comenzar otro nuevo ciclo de violencia.

La Cifra

224

Han sido perpetrados este año, según las autoridades, lo que representa 12 casos más que en 2017

“Nosotros luchamos porque terminaran con su relación pero era algo que no estaba a nuestro alcance”, relata con mucha indignación una de las nueve hermanas y hermanos que conformaban su familia.

Está vez tenían 15 días de haberse separado de su agresor, y por fin todo parecía que ella había dado el paso que desde hace mucho debió haber tomado.

Pero el machismo del sujeto lo llevó a no darse por vencido y la buscó hasta en el trabajo, ella tenía tres años de administrar el mercado Municipal de Agua Caliente.

Aunque varios lo vieron salir con pistola en mano tras el crimen, la Policía realizaba ayer un rastreo por la zona en busca del asesino.

Lea también:

INFOGRAFÍA: Cronología del asesinato de Jocelyn Abarca

Policía arrestó por este crimen a Ronald Urbina, pareja de la víctima. El Fiscal General lo calificó de “carnicero” por la saña con que la habría asesinado a la joven con quien tenía 10 años de relación.

“En la zona no hay maras, solo algunos aficionados. Hacía años que no se daba un homicidio”.
Agente del CAM.

En Usulután, ayer por la mañana también se cometió un feminicidio en contra de Karla Cecilia Martínez, de 22 años. Ella fue ultimada cuando se cruzaba  del cantón Santa Bárbara al caserío El Paraíso. Las autoridades sostienen que la joven quien no era de pandillas fue asesinada por rivalidades de maras, pues la fémina residía en una zona donde se movía un grupo contrario.

224 ataques contra las mujeres se han cometido este año, según las autoridades, lo que representa 12 casos más que en 2017

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las escuelas deben comenzar a enseñar las materias del futuro
Noticias Conoce la historia de algunos de los colegios más antiguos de El Salvador
Noticias Chef crea marca de café para ayudar a jóvenes y familias