Piden a políticos no usar el tema del TPS con fines electorales

El director de Alianza Américas, Óscar Chacón, llamó a los políticos de El Salvador a unir esfuerzos para luchar por una solución permanente para los salvadoreños afectados.

Foto de referencia/Archivo

Por Xenia González Oliva

Ene 10, 2018- 08:27

En medio de la situación de preocupación y desesperanza que aqueja a los salvadoreños con el Estatus de Protección Temporal (TPS), las acciones de algunos políticos salvadoreños no han sido adecuadas, consideró Óscar Chacón, director de Alianza Américas, un conglomerado que reúne a importantes movimientos que luchan por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos.

“Es una pena en muchos sentidos porque se hace de las penurias de la gente una pieza del ajedrez electoral”, expresó. Para Chacón, es importante que la Asamblea Legislativa trabaje por asignar más recursos financieros que se destinen a los consulados en los Estados Unidos, para que estos tengan mayor capacidad de apoyo legal para los salvadoreños que enfrentarán la pérdida del TPS.

En estos momentos, parte de las acciones más cruciales podría venir del sector privado y de los partidos de derecha, dijo Chacón. Expuso la necesidad urgente de que ellos hagan uso de las relaciones que existen con el partido republicano para instar sus legisladores a apoyar las propuestas de ley que podrán abrir el camino a un ajuste migratorio para los 195,000 salvadoreños con TPS. “Es una labor que no se ha hecho casi nada. Claramente, el gobierno mismo tiene opciones muy limitadas porque no tiene conexiones naturales con el partido republicano en Estados Unidos”, señaló.

Lee también: Salvadoreño deportado tras tres décadas en EE.UU. dice que El Salvador no está listo para el fin del TPS

Chacón también lamentó que, en la decisión realizada por la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, se haya tomado en cuenta que hubo más de 39,000 salvadoreños deportados durante los dos últimos dos años como un indicador de que el país puede recibir adecuadamente a sus ciudadanos.

Desde su punto de vista, con esa información no se puede decir que El Salvador está listo para que se deporten a muchas más personas. Expuso que la capacidad de generar empleos del país no es suficiente para la cantidad de trabajadores nuevos que hay cada año. Además, para una persona que no hay vivido por más de 20 años en El Salvador, la falta de empleo será solo uno de los problemas que tendrá que enfrentar.

Juan Ramón Toledo, presidente de la Alianza De Salvadoreños Retornados (Alsare), dijo que en 2017, gracias a los planes de Cancillería y Conamype, fueron beneficiadas 83 personas deportadas. Explicó que, por el momento, solo se cuenta con planes pilotos de reinserción en cantidades mínimas y que, desde Alsare, han estado pidiendo la creación de una política nacional de retorno, que involucre a todos los actores necesarios.

“Ahora más que nunca todos los sectores del país, empresa privada, gobierno y sociedad organizada, debemos unirnos y crear un plan de nación”, dijo Toledo, quien añadió que, ante la lamentable decisión de cancelar el TPS, no se debe pensar en un plan de contingencia, sino en uno que realmente logre abrigar a todos los que han regresado y que están por regresar.

Te puede interesar: Salvadoreña con TPS dice que “la gente en Estados Unidos está en estado de alarma”

Expuso que muchos salvadoreños deportados de Estados Unidos traen certificaciones de trabajo y capacitación en distintas áreas, como la construcción y la cocina, pero no son tomadas como válidas en el país.

Chacón anunció que en los próximos días presentarán una campaña de incidencia, para que todas las personas dispuestas luchar por el TPS sepan quiénes son los legisladores que serán los más decisivos para alcanzar una reforma que les permita alcanzar una residencia permanente.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad