Policía habría matado a colega en Mejicanos

La agente fue hallada muerta en un dormitorio del puesto policial

Policías suben al carro de Medicina Legal el cuerpo de su colega, la agente María Cristina Maldonado. Foto EDH / Vladimir Ferman

Por Mauricio Pineda / David Marroquín

Ene 01, 2018- 19:10

El agente de la Policía, Alfonso Mejía Coto, fue capturado el lunes tras el hallazgo del cadáver de una colega suya en los dormitorios de la subdelegación policial en la colonia Zacamil, en Mejicanos.

En un inicio, las autoridades manejaron el caso como un suicidio, aunque otra vía de investigación es que la agente Lorena Beatriz Hernández fue asesinada por Coto, con quien habría tenido una relación sentimental.

La primera información que las autoridades confirmaron sobre el hecho fue que la policía había discutido con Coto minutos antes de su muerte. Su cuerpo fue encontrado a eso de las 9:00 p.m. del lunes. Ella estaba destacada en el Sistema 911.

El viernes pasado, un policía asesinó a su pareja al dispararle en la cabeza mientras discutían, en el municipio de San Rafael de Mercedes, en Chalatenango. Después de herirla, el agente se disparó y horas después murió en un hospital capitalino; la víctima también murió el mismo día.

Además, la mañana del lunes, la policía María Cristina Maldonado González se suicidó en una casa ubicada en la Calle 18 Oriente de la colonia Bosques de La Paz, jurisdicción de Ilopango.
Maldonado González, de 45 años, estaba destacada en la Delegación San Salvador Centro Monserrat.

Otros temas: Mujer policía encontrada muerta en su casa había sido amenazada por la MS

Según datos policiales, la agente había llegado a visitar a unos parientes para el cierre de estas festividades de fin de año, pues se informó que era residente en el municipio de Verapaz, San Vicente.

De acuerdo con el relato que parientes hicieron a las autoridades, la agente, pasada la media noche domingo se fue a acostar, no fue hasta las 4:00 de la madrugada de ayer cuando uno de los allegados escuchó un disparo que provenía del interior de la vivienda.

De inmediato, el caso fue reportado al Sistema 911 de la PNC.

Los agentes, al llegar a la escena donde ocurrió el hecho, confirmaron que la mujer estaba sin vida; de manera preliminar las autoridades dijeron que tenía un disparo en la cabeza realizado con su arma de equipo.

El reporte indica que el cuerpo de la agente quedó en el baño de la referida vivienda.

En la escena, personal de Inspecciones Oculares de la PNC encontró el arma de fuego con la que se habría quitado la vida, era su arma de equipo, comentó un agente.

También: Salud reporta 11 casos de suicidio por cada 100 mil habitantes

Se buscó al fiscal que procesó la escena para conocer sobre las razones que habrían llevado a la agente a acabar con su vida, pero al intentar ser abordado por los medios, se subió a una patrulla sin brindar declaraciones.

“No nos han comentado nada (las autoridades), solo nos avisaron lo que había pasado”, fueron las palabras de una pariente de la agente González.

La misma fuente aseguró que la víctima deja cuatro hijos en la orfandad; su muerte tomó por sorpresa al resto de familiares y hasta otros agentes, sobre todo, porque Maldonado González tenía 20 años de servicio en la Policía.

“Lamentablemente tenemos este hecho en el que se vio involucrada una compañera, realmente desconocemos qué es lo que ha pasado; hoy inicia la investigación y esta será la que determinará qué es lo que pudo haber pasado”, se limitó a decir el jefe de la subdelegación de Ilopango, Ricardo Carrillos.

Lea: Policía se suicida frente a compañeros en Ayutuxtepeque

Pocos psicólogos

Tras el hecho, la PNC señaló que la institución cuenta con 33 psicólogos para atender a 28,000 agentes, es decir, que al hacer cálculos, cada profesional debería atender consultas de 848 elementos.

El pasado viernes, el agente José Romel Gómez se dio un disparo en la cabeza tras lesionar a su pareja, Ángela María Alberto, dentro de un vehículo en Chalatenango.

Gómez murió horas después en el Hospital Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, donde había sido trasladado en un helicóptero.

La noche del día de los hechos, también murió Alberto en el área de Bienestar Magisterial, en el Hospital Rosales.

De acuerdo con la Fiscalía y la PNC, el policía Gómez y la víctima discutían en aparente estado de ebriedad por problemas de infidelidad.

El oficial de servicio de Chalatenango dijo que después de los hechos no contaban con indicios de que Gómez hubiera atacado a su pareja, aunque reconoció que de los dos, solo a él le encontraron una pistola. Esta quedó en el asiento delantero del auto.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las escuelas deben comenzar a enseñar las materias del futuro
Noticias Conoce la historia de algunos de los colegios más antiguos de El Salvador
Noticias Chef crea marca de café para ayudar a jóvenes y familias