“Estoy en pleito con Dios”, dice don Jesús

Los problemas de salud no han sido impedimento para que sea uno de los miembros más activos de la Hermandad de Cristo Yacente. Actualmente tiene “una lucha con Dios” para que lo sane del problema de audición que enfrenta.

Por Cristian Díaz

Abr 11, 2017- 10:00

Jesús Lino, de 79 años, tiene problemas de habla y audición producto, explicó, de una serie de golpes que recibió cuando era joven y jugaba fútbol. Dichos incidentes ocurrieron cuando tenía 30 años; mientras que las consecuencias surgieron hace cuatro. Su cabeza tiene inflamaciones que son palpables.

Pero esos padecimientos no han sido obstáculos para que sea un miembro activo de la Hermandad de Cristo Yacente de Ahuachapán.

Aunque en ella apenas tiene cinco años como miembro, por cuatro décadas perteneció a la Sociedad de Varones a la que llegó a la edad de 35 años. Ambas organizaciones pertenecen a la parroquia Nuestra Señora de la Asunción.

En las procesiones de Semana Santa, Jesús es uno de los primeros en llegar revestido para cargar y vivir esos días con devoción. Incluso, cuando las actividades terminan noche, ya no se va a su casa, pues reside en la segunda etapa del cantón Chancuyo.

Los Talcigüines limpiaron pecados con latigazos

“Hasta que me digan: ‘Ya no vengás’, voy a dejar de venir”, expresó el septuagenario, quien recordó que comenzó a asistir a la Hermandad luego de la invitación que le hizo otro miembro cuando atravesaba una etapa de depresión.

A la Sociedad de Varones (encargados de la preparación de las procesiones y las andas en Semana Santa, entre otras actividades) llegó luego de atravesar una etapa delicada de salud, cuando de pronto comenzó a sentir dolores intensos en el pecho; pero nunca consultó con un médico porque la fe siempre la puso en Dios.

“Yo decía que si Dios me puso esa enfermedad, iba a tener dos trabajos: uno, que me lo puso; y el otro que me lo iba a quitar. Yo en la noche me encerraba en el cuarto y me ponía como que estaba peleando con alguien; pero le decía: ‘Así como me pusiste el dolor, me lo vas a quitar’. Ni cuenta me di cuando se me quitó y por eso donde quiera doy testimonio”, relató tras participar en la procesión del día de San José, el 19 de marzo pasado.

Por los padecimientos que enfrenta actualmente “estoy en pleito con Dios”, señaló con propiedad y con fe de que recuperará su audición.

La historia de un milagro poco conocido de Don Bosco y María Auxiliadora

Jesús es conocido cariñosamente entre la Hermandad como “El Abuelo” por los años que tiene de estar activo en la Sociedad de Varones y la Hermandad de Cristo Yacente. En la primera ocupó los cargos de secretario, síndico y presidente.

Es una persona que le gusta hablar a pesar de su dificultad. Relata sus experiencias dentro de la iglesia católica.

Aunque no precisa fecha, una de ellas es cuando viajó hasta Guatemala para solicitar dinero a las autoridades de ese país para la compra de un dinamo que ayudara a generar energía para actividades como velas y novenarios.

Estudió hasta sexto grado en el Centro Educativo Isidro Menéndez y por 35 años perteneció a la Cruz Roja, de donde fue instructor de primeros auxilio durante doce.

“En mi mente todavía soy instructor de la Cruz Roja. Mi intención es seguir en la Hermandad hasta que ya no pueda caminar”, agregó el señor, quien en su juventud se dedicó a la carpintería.

Trinidad hace rezos por encargo para pedir milagros o agradecer favores

Actualmente vive solo, ya que su compañera de vida falleció en 1990, tras convivir por 20 años.

Este año dijo que está listo para vivir con devoción la Semana Santa, de la que lleva participando activamente los últimos 44 años de su vida.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano