“Ojo por ojo”, gritaron los vecinos al linchar y quemar hasta la muerte a sospechoso por violación y asesinato de niña

El supuesto asesino fue identificado por las autoridades locales como Alfredo Miranda; mientras, la víctima es Jarid Cinco, de 6 años. El cadáver fue encontrado en las cercanías de la casa del sospechoso.

Alfredo Miranda fue linchando y quemado por las sospechas de participar en la violación y homicidio de Jarid Cinco, de 6 años

Por Agencias - Enrique Carranza

Ene 15, 2020- 12:15

Residentes del ejido Faja de Oro, municipio de Cacahoatán, en la zona sur de México, lincharon y quemaron  al supuesto violador y asesino de una niña de 6 años.

El supuesto asesino (linchado y quemado)  fue identificado por las autoridades locales como Alfredo Miranda, 37 años; mientras, la víctima es Jarid Cinco, de 6 años. El cadáver fue encontrado en las cercanías de la casa del sospechoso.

Medio locales informaron que una turba de considerable tamaño llegó hasta le vivienda de Miranda, se suponía que la intención era su captura y posterior entrega a las autoridades, sin embargo todo se salió de control y decidieron quemarlo.

Tras golpear a Miranda los vecinos arrojaron combustible sobre él y le prendieron fuego.

Durante el linchamiento , se escuchó el grito de “ojo por ojo”, de acuerdo con testimonios de los habitantes quienes denunciaron que el sospechoso tenía poco de haber salido de la cárcel por el delito de violación.

Investigación

La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó en un comunicado de prensa que se han iniciado la investigación por los homicidios, tanto el de la niña de 6 años como por el de Miranda.

Los linchamientos en México han tenido una constancia al alza en los años recientes con un aumento de 190% en el año 2018, el último de un estudio elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y que fue presentado a mediados del 2019.

Entre las causas principales, según la CNDH, los linchamientos se atribuyen a la desconfianza de la sociedad respecto de las autoridades, la falta reiterada de cumplimiento y aplicación de la ley y la incapacidad de las distintas instancias de gobierno para generar condiciones de convivencia pacífica.

También el hartazgo e impotencia de las personas ante una realidad que las vulnera y lastima, y que en ocasiones incurren en acciones violentas “en contra de aquellos que consideran, o suponen, cometen delitos o atentan en su contra o de la comunidad a la que pertenecen”, señaló la CNDH en su estudio.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad