PERFIL: Quién es Alejandro Giammattei, de médico y exdirector de cárceles a la Presidencia de Guatemala

El político, quien había competido en cuatro ocasiones por la Presidencia, consiguió la victoria en la segunda vuelta electoral que se desarrolló el 11 de agosto.

El conservador Alejandro Giammattei fue elegido el domingo presidente de Guatemala, al triunfar en el balotaje contra la socialdemócrata Sandra Torres.

Por EFE/ L. Alas

Ago 12, 2019- 12:37

Tras disputar la presidencia de Guatemala, por cuarta ocasión consecutiva, Alejandro Giammattei se ha convertido en el próximo presidente de Guatemala, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), quien la noche del 11 de agosto anunció que la ventaja obtenida en las elecciones por el candidato conservador del partido Vamos es irreversible.

Giammattei, que venció a la ex primera dama Sandra Torres en una segunda vuelta, lleva más de una década buscando la primera magistratura del país con el apoyo de diversas fuerzas políticas y veinte años intentado alcanzar un cargo en elección popular, pues sus aspiraciones comenzaron compitiendo como alcalde sin lograr los resultados.

El conteo de votos en una de las mesas electorales de Guatemala. Foto/ AFP

De acuerdo con medios guatemaltecos, él se postuló para la presidencia de Guatemala en los años 2007, 2011, 2015 y 2019. Ahí lo respaldaron partidos como Gana, Casa, Fuerza y ahora Vamos.

Ahora, el eterno candidato, médico y cirujano de carrera pero un trotamundos de la política, ha conseguido su propósito.

Este hombre de 63 años, que desde que empezó la campaña se vio como ganador, llegó por primera vez a una segunda vuelta y con un proyecto político propio: el partido de centroderecha Vamos, que a pesar de ser una formación reciente tiene una gran presencia territorial, en los 22 departamentos del país y en casi la mitad de los municipios.

Giammattei, que debe ser oficialmente proclamado presidente por el TSE nació el 9 de marzo de 1956 y estuvo casado con Rosana Cáceres, con quien tuvo tres hijos. Su vida parece la de una persona obsesionada con el poder, pero él lo niega y tal y como aseguró a Efe su deseo es “servir”.

“Vengo a decirles, este humilde servidor, que va a ser un inmenso honor ser el presidente del país”, expresó este domingo en una conferencia de prensa en un hotel capitalino, donde prometió ser un hombre “al servicio” de la gente y “cercano” a la población para “reconstruir el país”.

Ese afán y lucha es lo que le ha llevado a sobrevivir a una enfermedad, esclerosis, que, según él mismo cuenta, lo tenía sentenciado a muerte desde hace años. Pero aún así se graduó de Médico y Cirujano de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la única pública del país, aunque nunca ejerció como tal.

Giammattei ha ocupado varios cargos públicos y privados. Entre 1982-1986 fue consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y después formó parte del Cuerpo de Bomberos Municipales de Guatemala y director de Transportes Públicos Urbanos de la Municipalidad.

A principios de la década de los noventa estuvo como gerente general de la Empresa Municipal de Agua.

En el mundo de la política comenzó sus incursiones como coordinador general de los procesos electorales del TSE en 1985, 1988 y 1990. Mientras, en 1993 fungió como secretario privado de la vicepresidencia. De 1995 a 1999, se desempeñó como director de cartera del Banco del Café y Grupo Financiero del País

Pero no fue hasta 1999 cuando se postuló por primera vez como candidato a alcalde de la capital por el partido Unidad Nacionalista. No lo logró y repitió en 2003 con Democracia Cristiana Guatemalteca.

En 2006, durante el Gobierno del empresario Oscar Berger, fue nombrado director del Sistema Penitenciario de Guatemala.

Ahí aparece el episodio más negro de su vida. El 25 de septiembre de ese año más de 3,000 policías y militares entraron en la prisión de Pavón, en la que los presos habían construido casas, restaurantes, salas de videojuegos y laboratorios para producir drogas.

El objetivo era recuperar y restablecer el orden de la mayor cárcel de Guatemala, pero la operación, denominada “Pavo Real”, se saldó con siete reclusos asesinados. Un caso por el que fue denunciado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) en 2010.

Giammattei se refugió en la embajada de Honduras en Guatemala y pidió asilo, pero luego decidió entregarse a la justicia y se declaró “preso político”. Tras más de diez meses en prisión, quedó en libertad sin cargos.

Años más tarde, contó su enfado con la CICIG y el Gobierno de Álvaro Colom -exesposo de Sandra Torres, en su libro “Relato de una Injusticia, caso Giammattei (2012)”.

Ahora, este “trotamundos” en la política ha prometido crear un “muro de oportunidades”, es decir, desarrollo económico para que los ciudadanos tengan un empleo, vivienda, salud, educación y seguridad y no se vean obligados a migrar.

Simpatizantes de Vamos celebran los resultados obtenidos en la segunda vuelta en Guatemala. Foto/ AFP

Partidario de la aplicación de la pena de muerte, el político plantea tratar como “terrorista” a todo aquel que cometa ataques contra servicios públicos y proponer a trabajar a los presos para que se ganen sus alimentos y su educación. Esa es la mano dura con la que busca acabar con los altos índices de violencia en uno de los países más violentos del mundo.

LOS RETOS QUE DEBE AFRONTAR EL NUEVO GOBIERNO

El periódico BBC Mundo conversó con Enrique Naveda y Martín Rodríguez Pellecer, de los portales de información y análisis Plaza Púbica y Nómada, con quienes resumió los principales retos que aguardan al próximo presidente de Guatemala.

Según cifras oficiales, el país centroamericano está ubicado como el noveno más violento del mundo y el único de América Latina que no ha logrado reducir la pobreza en las últimas dos décadas. Así como está plagado por escándalos de corrupción, y se ha visto a tres de sus últimos cinco presidentes pasar por la cárcel.

En este marco estos son los tres retos que debe afrontar el nuevo gobierno:

1. “sobrevivir a Trump” y sus planes para que Guatemala sea un muro contra la migración

Alejandro Giammattei deberá lidiar con las consecuencias del acuerdo migratorio firmado por Estados Unidos y Guatemala, el cual quedó establecido a finales de julio pasado, y con el que el país centroamericano aceptó ser “el tercer país más seguro”, el cual deberá acoger a los solicitantes de asilo.

2. Darles a sus ciudadanos razones para quedarse en Guatemala

Tanto Naveda como Rodríguez Pellecer concuerdan en que uno de los principales retos de Giammattei es el de la reducción de la pobreza y la desigualdad.

3. Construir legitimidad y darle credibilidad a la lucha contra la corrupción

El gobierno de Giammattei marcará el inicio de una nueva era en el combate contra la corrupción, el cual había estado a cargo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), cuya labor culminará el 3 de septiembre.

No es precisamente optimismo lo que rodea el fin del trabajo de la Comisión, ya que Giammattei también tuvo problemas con la CICIG y no se mostró interesado en renovar su mandato ni en defenderla de los ataques de su predecesor, Jimmy Morales.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones