“Papá te amo”: las últimas palabras de una niña que fue estrangulada por su padre, quien antes mató a sus otros cuatro hijos

El imputado confesó que los mató porque escuchaba voces en su cabeza y no era la primera vez que pensaba en hacerlo.

Foto Lexington County Sheriff’s Department

Por N. Hernández / Agencias

Jun 04, 2019- 11:48

Timothy Ray Jones Jr. mató a sus cinco hijos pequeños, cuyas edades estaban entre dos a ocho años. Alegó que los asesinó porque escuchaba voces en su cabeza y creía que sus hijos estaban conspirando contra él. Además, estaba seguro que sus hijos serían más felices en el cielo.

El hecho ocurrió en agosto de 2014 en Lexington, Kentucky y en el juicio que se está llevando a cabo se revelaron nuevos y escabrosos detalles del caso.

“Papá te amo”, fue lo último que dijo Merah, de ocho años, a su padre cuando él estaba apunto de estrangularla. La niña, quien era la mayor de los cinco hermanos, vio cómo su padre mató uno a uno a sus cuatro hermanos. Finalmente, llegó el turno de ella. Ella murió estrangulada a manos de su progenitor.

Primero mató a golpes a su hijo de seis años, Nahtahn, porque había roto un tomacorriente. Después, estranguló con sus manos a su hijo Elías, de siete años. También confesó que usó un cinturón para estrangular a su hijo Gabriel, de dos años, quien también le dijo: “Te amo”, antes de morir.

Después de matar a los cinco niños envolvió sus cadáveres en mantas, los llevó en su auto y los colocó en las tablas del piso de su Cadillac Escalade, según publicación de The Post and Courier. Durante varios días los cuerpos de los niños anduvieron en el vehículo, mientras él huía. Además, paraba en tiendas para comprar suministros que le ayudaran a desmembrar los cadáveres y luego quemarlos.

“Sus hijos están muertos en un auto mientras camina por un supermercado y se parece a cualquier otro comprador. Solo en su cesta, tiene algunas sierras, ácido y cosas para desmembrar y mutilar los cuerpos de sus bebés”, dijo Rick Hubbard, abogado acusador.

Jones fue capturado en la línea estatal con Mississippi días después de andar huyendo.

Foto Lexington County Sheriff’s Department

El Juicio 

¿Es Timothy Ray Jones Jr. un asesino a sangre fría que brutalmente apagó las vidas de sus cinco hijos o está realmente loco? es la pregunta que los abogados discutieron el lunes antes de entregar el caso a un jurado del condado de Lexington de 10 mujeres y ocho hombres.

Los posibles resultados del juicio son: culpable, culpable por razón de locura, no culpable por defecto mental, o no culpable.

Hubbard atacó el testimonio de los médico, quienes aseguran que Jones no está bien mentalmente y atribuyen sus acciones a un estado de esquizofrenia.

Hubbard aseguró que las acciones que Jones tuvo después de los asesinatos de sus hijos, como buscar un lugar para deshacerse de los cuerpos, demuestran que fue impulsado por la ira hacia su exesposa y sabía lo que estaba bien y lo que estaba mal.

“Él está tratando de hacerse ver como un enfermo mental. Él está buscando la esquizofrenia. Él está tratando de presentárselo a usted, a todos, y quizás incluso a él mismo “, dijo Hubbard.

Los fiscales del caso están pidiendo que se empiece a la fase de penalización donde Jones podría ser condenado a muerte.

La defensa del imputado, el abogado Boyd Young, dijo que Jones tiene un “cerebro dañado y enfermo” que lo llevó a creer que sus hijos estaban mejor en el cielo que liderando una “existencia torturada” como su padre.

“¿Tiene sentido? No, está loco. No puedes racionalizar la locura. Pero en ese momento, pensó que era lo correcto. Todos dicen que Tim ama a sus hijos. Y trágicamente, horriblemente, ese amor los mató”, dijo la defensa.

“Tengo el rol único de hablar por los muertos y hoy estoy hablando por cinco bebés … y estoy pidiendo justicia” dijo Hubbard por su parte.

La defensa argumentó que la tragedia comenzó con la propia infancia de Jones, que estuvo marcada por el abuso, el abandono y la violencia, parte de la cual estaba en manos de su madre con una enfermedad mental. Jones también sufrió una lesión cerebral traumática a los 15 años y abusó de las drogas, incluidas grandes cantidades de marihuana sintética llamada Spice que condujo al crimen.

Cuando fue interrogado por la policía, la sudoración abundante y la espuma de Jones en la boca eran pruebas de lo que estaba pasando, dijo Young.

“Está gritando acerca de las voces en su cabeza, gritando que Cindy (su madre) las puso allí, gritando para ‘poner una bala en mi cabeza’. El estado dice: ‘Eso es todo Spice. No es un psicótico, no es delirante de ninguna manera ”, dijo Young.

Luego, Young apiló en una mesa alrededor de una docena de bolsas de un galón llenas de pastillas para ilustrar la cantidad de medicamento que Jones ha estado tomando desde que fue a la cárcel, evidencia de que está mentalmente enfermo.

“Solo vio un resultado inevitable para sus hijos y fue una existencia torturada”, dijo Young, incluida la institucionalización o algo peor. “Matar a alguien por odio es asesinato. Matar niños por amor es una locura“.

Los jurados pasaron unos 90 minutos deliberando el lunes por la noche antes de ir a casa. Se espera que continúen este martes con el juicio.

Te recomendamos

Movistar FOTOS: Las curiosas figuras de barro del centro de San Salvador que salvadoreños incluyen a su Nacimiento
Movistar LO MÁS VISTO: ¿Qué fue de Mary Austin, el gran amor de Freddie Mercury?
Movistar Yris Palmer, la empresaria salvadoreña que ofreció horchata a su amiga Kylie Jenner

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad