Masacre familia LeBarón: Una bebé de siete meses se salvó gracias al sacrificio de su madre

La bebé fue encontrada ilesa, su madre la amarró al asiento del coche antes de salir y pedir clemencia por los niños que viajaban con ella en el auto.

Por N. Hernández / Agencias

Nov 05, 2019- 14:26

Faith Marie Johnson, una bebé de siete meses, fue una de las sobrevivientes de la familia LeBarón que fue masacrada en el estado de Sonora, México cuando se dirigían a una boda. Ella sobrevivió y quedó ilesa gracias al sacrificio que su madre hizo.

Según el reporte policial,  Christina Marie Langford Johnson escondió a su bebé en el piso de la camioneta mientras alzaba las manos para pedir que no mataran a los niños que viajaban junto con ella en el carro, pero su petición fue ignorada por los sicarios y sin piedad le dispararon en el pecho.

“Christina saltó agitando los brazos para que los atacantes supieran que eran mujeres y niños en los vehículos (…) Ella dio su vida para tratar de salvar el resto”, escribió en una publicación de Facebook Kendra Lee Miller, miembro de la familia. Podrí­a haberse apartado del auto para distraer su atención: su cuerpo baleado apareció a unos 15 metros (yardas) del coche.

La bebé fue encontrada ilesa y atada al asiento del automóvil.

“Encontraron a la bebé de Christina, Faith, con el vehículo a su alrededor lleno de agujeros de bala. De alguna manera, ella permaneció intacta y viva. Estaba en el asiento del auto, que parecía haber sido colocado apresuradamente en el piso del vehículo por su madre para su protección”, se describe en la publicación.

La bebé fue encontrada ilesa atada al asiento del vehículo. Foto Facebook

Kendra dijo que las tres mujeres, Christina, Rhonita “Nita” Maria Miller y Dawna Ray Langford, viajaban por separado en tres autos con 14 niños cuando estallaron los disparos.

Christina, Dawna y sus hijos viajaban aproximadamente 10 millas por delante de Rhonita y su tripulación cuando fueron “disparados desde adelante”, dijo Kendra.

Mientras Christina salía del carro, algunos de los niños lograron bajar de la camioneta por instinto y corrieron tan rápido como pudieron.

El niño mayor logró esconder a los más pequeños entre la maleza y decidió emprender un camino de 15 kilómetros al rancho de sus familiares para pedir ayuda. Otro niño, identificado como Mackenzie de nueve años, también decidió ir a pedir ayuda cuando vio que el primero no regresaba y los otros más pequeños estaban heridos de bala y sangrando. Sin embargo, Mackenzie se perdió y fue encontrado horas después deambulando por la zona.

Tres mujeres viajaban con sus 14 niños en México. Foto EDH/ cortesía @TiffLangford

Más tarde, muchos de los niños fueron encontrados por miembros de la familia con heridas de bala, incluido Brixon, de 8 meses, quien recibió un disparo en el pecho y sufrió una herida en la muñeca, y Xander, de 4 años, quien recibió un disparo, según Kendra.

En la emboscada, los proyectiles alcanzaron primero al vehículo donde viajaba Rhonita Maria Miller, de 30 años y su hijos, Howard Jacob Miller (12 años), Krystal Bellaine Miller (diez años) y los gemelos Titus Alvin Miller y Tiana Gricel Miller (ocho meses). Se cree que las balas alcanzaron el tanque de gasolina, ya que en minutos el auto y sus ocupantes se incendiaron masivamente, todo en su interior quedó calcinado.

Al parecer, los asesinos eran miembros del cártel de Juárez y de su brazo armado, La Lí­nea, cuyos pistoleros entraron al territorio del cártel de Sinaloa y establecieron un puesto de avanzada armado en una colina y una emboscada carretera arriba. Juárez aparentemente querí­a enviar el mensaje de que controlaba la carretera a Chihuahua. En este panorama fue en el que adentraron las madres estadounidenses en sus tres camionetas.

Solo después de que el primer vehí­culo fuese baleado e incendiado, unos 50 o 60 hombres del cártel de Sinaloa aparecieron para ver qué habí­a pasado.

Horror en México: brutal asesinato de una familia estadounidense que fue emboscada por sicarios

En un video que circuló en redes sociales se ven los escombros del hecho sangriento. La camioneta donde viajaba la familia quedó totalmente calcinada y baleada.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad