Fuerte golpe a salvadoreños de restaurantes en área de Washington

Con el cierre de restaurantes, bares gimnasios y cuanto sitio de reunión para más de 10 personas en el Área Metropolitana de Washington, buena parte de estos pequeños negocios han sufrido un fuerte golpe y con el cierre se encaminan hacia lo desconocido

Foto Tomás Guevara

Por Tomás Guevara

Abr 13, 2020- 16:24

El reconocido Lauriol Plaza, un sitio emblemático en Washington DC, que alberga cuanto evento significativo de la comunidad salvadoreña y de la clase política del país en la capital estadounidense, otrora abarrotado de comensales,
está cerrado, y en la cocina solo han quedado 3 empleados y su propietario el compatriota Luis Reyes.

Unos 300 trabajadores en su mayoría salvadoreños que laboran en dos emblemáticos restaurantes de este salvadoreño, y que cubren varios turnos están en sus casas, sin ingresos y con cuentas por pagar; en principio podrían volver a trabajar desde el primero de abril, pero esa fecha está en “veremos”.

Vea especial: Coronavirus, El Salvador contra la pandemia

“Esto es algo jamás pensado, nunca me imaginé ver algo así, ahora estamos yendo a lo desconocido”, comenta Luis Reyes, quien manifiesta estar agotado porque en los últimos días empezó a ver la disminución drástica de clientes, pero también siguiendo todas las recomendaciones de las autoridades de Washington para que mantener puertas, pasamanos, pasillos libres del virus, y haber puesto a disposición de los clientes desinfectantes en sitios estratégicos de entradas y salidas; además de las gestiones de rigor para soportar el impacto.

Es claro que el Covid-19 ha doblado cualquier voluntad y ante la subida exponencial de casos, la alcaldesa de Washington DC ordenó el cierre de los restaurantes, excepto el servicio a domicilio o para llevar, lo mismo ha pasado
en los estados vecinos, Maryland y Virginia que están en estado de emergencia con la pandemia del coronavirus y la curva de infectados todavía en alza.

“Hemos dejado el servicio de cocina para llevar más por labor social que por negocio”, explica Luis Reyes, originario de La Unión. Al otro lado del río Potomac, en Arlington, Virginia, el propietario del clásico restaurante salvadoreño Atlacatl, Manfredo Mejía, originario de La Unión ultima detalles para el cierre hasta nuevo aviso, según recomendaciones de las autoridades.

Podría interesarle: Lo que debes hacer al entrar y salir de casa para evitar el contagio del coronavirus

Si bien Virginia ha permitido que puedan haber un máximo de 10 personas en un establecimiento, los costos de mantenerlo abierto no compensan, y al final razona Mejía. “Nos estamos exponiendo todos, así que tomamos la decisión de cerrar y vamos a ver como sigue esto, quizá si todos colaboramos y se evita más contagios pasa y volvemos a la normalidad”, prosigue para matizar la esperanza.

En su negocio también han quedado 12 trabajadores varados, los que tienen estatus legal en el país pueden aplicar a los beneficios de desempleo, los que no, no tendrían forma de conseguir que el gobierno les proporcione ayuda.

La historia se repite en el lado de Maryland, la cadena de restaurantes Casa Dora, propiedad de la salvadoreña originaria de Chalatenango, Dora Escobar, que tiene en varias ciudades y condados de Maryland unos 7 restaurantes,
pupuserías, además de los envíos de remesas, el panorama es igual.

Cerrados y tratando de llevar la situación con operaciones mínimas, en esta cadena también quedan en paro decenas de trabajadores: cocineras, meseras y proveedores que mantienen vibrante el sector.

Manfredo Mejía recapitula que la situación comenzó a bajar al confirmarse los primeros casos en la capital estadounidense y su área metropolitana que tiene una población de más de 6 millones de habitantes, y con una concentración de salvadoreños que se estima en no menos de 400 mil.

Pero fue hasta el fin de semana reciente que comenzó la caída vertiginosa, el restaurante quedó vacío, en el Atlacatl como el Lauriol Plaza, Casa Dora, y unos 150 establecimientos la mayoría salvadoreños, en DC, quedaron varados o
funcionando al mínimo, la gran movilización se dirigió a los centros de acopio de alimentos.

Los propietarios revisaban antes de cerrar si las pólizas de seguro cubrirán algunos gastos que tendrán que absorber en este choque frutal que ha dejado a cientos de millones de personas en todo el mundo en la incertidumbre y el
temor.

Hasta la hora de cierre de esta nota de esta nota, el Área Metropolitana de Washington tenía confirmados más de 180 casos, en todo el país la cifra es de 7 mil 38 casos con desenlace fatal de 97 hasta la fecha.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones