La última confesión de Adolf Hitler antes de suicidarse junto a su esposa

Las últimas palabras del dictador nazi fueron reveladas en el diario personal de Hans Baur, hombre que pertenecía al círculo de confianza de Hitler y a quien sirvió por 12 años.

Foto Por AFP

Por N. Hernández / Agencias

Abr 06, 2019- 08:00

El diario íntimo de Hans Baur, teniente general y piloto nazi, reveló las últimas palabras que el alemán Adolf Hitler dijo antes de suicidarse junto a su esposa.

Baur formó parte del círculo de confianza de Hitler y su diario contiene una descripción de los momentos finales del alemán en un búnker subterráneo de Berlín. El 30 de abril de 1945, antes de quitarse la vida y según el escrito del aviador, el dictador nazi dijo: “hoy le pongo fin”.

La historia fue revelada en la reedición de un libro de memorias titulado: “Yo era el piloto de Hitler”.

“Hitler se me acercó y me tomó las dos manos: ‘Baur, quiero despedirme de ti. Ha llegado el momento. Mis generales me han traicionado; mis soldados no quieren seguir y yo no puedo seguir'”, se lee en el diario del aviador nazi.

“Traté de convencerlo de que todavía había aviones disponibles, y de que podía llevarlo lejos, a Japón, a la Argentina o con uno de los jeques, que eran todos muy amistosos con él debido a su actitud hacia los judíos”, relató Baur.

Ante la propuesta del aviador, el dictador nazi contestó:

La guerra terminará con la caída de Berlín. Y yo estoy de pie o caigo con Berlín (…) Un hombre debe de reunir el coraje suficiente para enfrentar las consecuencias, y por lo tanto, lo estoy terminando ahora. Sé que mañana millones de personas me maldecirán, eso es el destino. Pero los rusos saben perfectamente que estoy aquí en este búnker, y me temo que usarán bombas de gas. Aquí hay extractores de gas, lo sé, pero ¿puedes confiar en ellos? En cualquier caso, yo no confío y lo voy a terminar hoy”.

Después de la conversación, se supone que Hitler regaló a Baur una valiosa pintura en recompensa por sus 12 años de servicio. Hitler se suicidó junto a su esposa Eva Braun. El aviador intentó escapar, pero recibió un disparo que le provocó la amputación de una pierna. Después estuvo diez años en una prisión soviética y ahí fue torturado para que diera información sobre Hitler.

El aviador nazi sobrevivió a la Primera Guerra Mundial y se convirtió en uno de los primeros pilotos de la aerolínea alemana Lufthansa. Él transportó a algunos de los ministros de mayor rango del Tercer Reich y al dictador italiano Benito Mussolini, según publicación de Infobae.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad