Jolly, la asesina del cianuro, confesó haber matado a seis miembros de su familia

Entre sus víctimas está una niña de dos años que murió después de haberse comido un pan con cianuro.

Jolly Joseph confesó los crímenes, espera sentencia. Foto Facebook

Por N. Hernández / Agencias

Nov 04, 2019- 11:42

Jolly Joseph, de 47 años, confesó haber asesinado a seis de los miembros de su familia, entre ellos su esposo. Ella, conocida como “la asesina del cianuro” fue capturada en octubre y la policía ha considerado el caso como “un descubrimiento increíble”. El polémico caso ocurrió en Koodathayi, un pueblo costero de Kerala, situado en el sur de la India.

Los asesinatos ocurrieron entre 2002 y 2016, el hecho ha conmovido a los vecinos porque siempre la consideraron como “piadosa”, “inteligente y jovial”, además de una madre ejemplar al criar a sus dos hijos.

“Inicialmente, el caso fue bastante increíble para todos”, dijo K.G. Simon, investigador del caso.

La familia hasta llegó a pensar que estaba maldita cuando sus miembros comenzaron a morir uno a uno.

Cronología de las muertes: 

La primera víctima fue Annamma, la suegra de Joseph. Ella era una maestra jubilada y en agosto de 2002 cayó inconsciente después de una comida de sopa de cordero, poco después murió.

Seis años después murió Tom, el suegro de Joseph. Él murió después de comer un plato de tapioca.

La tercera víctima fue el esposo de Joseph. Tenían 14 años de estar juntos y en 2011 murió después de vomitar su comida y perder el conocimiento. Autoridades encontraron cianuro en su cuerpo y su muerte fue declarada como suicidio.

Según las autoridades aplicaba cianuro en la comida de sus víctimas. Foto cortesía de Renji Thomas.

También es culpable de la muerte de Alphin, una niña de 2 años que murió en 2014 durante una fiesta familiar que tuvieron en una iglesia. La niña murió después de comer un pedazo de pan.

Dos años después murió Cily, la madre de la niña y expareja del prometido de Joseph. Ella murió cuando estaba en una consulta dental.

Sospechas: 

El caso de la conocida “asesina del cianuro” llamó la atención de la policía cuando los miembros de la familia solicitaron que se investigaran las muertes.

La primera en sospechar fue Renji Thomas, la cuñada de Joseph, cuando la mujer decidió casarse con el primo de su difunto esposo.

La alerta fue la muerte de la niña de 2 años y su exesposa porque las dos murieron en circunstancias misteriosas años previos a la boda.

Las sospechas hacia la mujer se intensificaron cuando descubrieron que Joseph había mentido acerca de ser profesora en un prestigiosa universidad. Ella tenía una tarjeta de identidad de la universidad, pero nunca había sido empleada del centro de estudio.

Tom y Annamma Thomas fueron los primeros miembros de la familia en morir. Foto cortesía de Renji Thomas.

A pesar de la confesión de Joseph, enjuiciarla en la corte podría ser difícil porque se carece de pruebas. Por ejemplo, las autopsias no se llevaron a cabo, solo la del exesposo de Joseph y esto dificulta establecer las causas de muerte.

Además, las confesiones hechas bajo custodia policial no son admisibles como prueba en el tribunal porque para ser aceptadas deben de ser presentadas ante un magistrado.

También, resulta difícil encontrar los testigos de las muertes que ocurrieron hace años.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad