“EE.UU. deja una imagen de debilidad ante el mundo”, dice periodista francés Regis Le Sommier

El veterano periodista francés dice que los talibanes tendrán que enfrentarse a una nueva realidad en Afganistán, muy diferente a su primer momento en 1996.

Por Pascal Drouhaud, corresponsal en Francia | Ago 17, 2021- 22:34

El veterano periodista Regis Le Sommier con miembros de la milicia Talibán. FOTO EDH / CORTESÍA REGIS LE SOMMIER

Regis Le Sommier es un periodista francés, gran reportero internacional. Ha sido Jefe del despacho del semanal Paris Match en Nueva York, de 2003 hasta 2009, y luego director adjunto de la redacción de Paris Match hasta principios de 2021. Especialista del Medio Oriente y de la región de Asia Central, efectuó reporteo y misiones en varios países, teatros de operaciones: Siria, Libia, Irak, Afganistán. Entrevistó a los presidentes George W. Bush, Barack Obama tanto como de los Secretarios de Defensa, Colin Powell y Donald Rumsfeld. Logró entrevistar en varias ocasiones a Bachar Al Assad. Es autor de varios libros, entre ellos “Daesh, la historia”.

“Ver, entender, atestiguar” es la regla de este gran periodista que acaba de tener una estadía de más de un mes en el corazón de Afganistán. Aceptó para El Diario de Hoy/elsalvador.com, en exclusividad, librar sus impresiones y cuadrícula de lectura mientras está preparando con el canal de televisión francesa “Canal+” una emisión especial intitulada “El regreso de los talibanes” (salida el 11 de Septiembre de 2021).

¿Cómo reacciona ante la toma del poder de los talibanes y su entrada en la capital, Kabul?

Encontré a los talibanes estos dos últimos años, en 2020 y 2021. Acabo de pasar dos días con ellos en operaciones y en su vida, en las zonas que administran. Se trata de un grupo que estaba en la ofensiva. Acababan de reconquistar la provincia del Wardak, en distrito de Saidabad. A decir verdad, me hicieron pensar en los jemeres rojos (guerrilla que tomó el poder en Camboya y cometió el genocidio de dos millones de personas en 1975) porque los talibanes provienen de zonas rurales. Su ideología nació en el islam tradicional de las campañas tradicionales de Afganistán. Tienen la voluntad feroz, de reconquistar el país. Son a la vez entusiastas a la par de una forma de locura. Tenían una fuerza increíble en la cual ideología y religión forman un bloque compacto. Eso no quiere decir que no están al contacto de la modernidad: usan Iphone, unos hablan inglés. Algunos han hecho estudios en la universidad. Estos, teniendo dificultades en encontrar un trabajo, dieron vuelta hacia los talibanes porque éstos le pagan a sus miembros. Son un grupo con jerarquía y muy organizados. Son jóvenes. Tienen una arreglos, sobre el terreno, con la ley islámica. Vi unos fumando de noche, otros jugando el voleibol. Otros escuchan música, canciones religiosas, sobre sus motos. Es decir que estamos en un mundo entre la teoría y la práctica.

La nueva generación de talibanes posee Iphone, algunos hablan inglés y han asistido a la universidad, juegan voleibol y escuchan música. FOTO EDH / CORTESÍA REGIS LE SOMMIER

Es decir que la caída del estado es una « crónica de un fin anunciado…

Cierto. Me han dicho en varias ocasiones que no atacaban las ciudades porque los comandantes no les dieron la orden. Pero “el día que llegara la orden, las ciudades caerán como una fruta madura y estaremos en Kabul muy rápidamente”.

¿Cómo explica la caída tan rápida de Kabul y con ella de Afganistán y el renacer talibán?

Los talibanes nunca se marcharon. El gobierno afgano, con todos sus defectos, y a pesar de los 1000 billones de dólares invertidos por los Estados Unidos en el país, nunca logró implantarse en todas las provincias del país. El gobierno era corrupto, dividido. Integró a líderes regionales que tenían prerrogativas personales y para nada nacionales, como el uzbeko Abdul Rachid Dostom, que ha sido vicepresidente de Afganistán de 2014 hasta 2020.

“La unidad afgana nunca se construyó alrededor del gobierno afgano. Los talibanes prometieron la unidad nacional; supieron seducir regiones que no era tradicionalmente las suyas. Ahora, la problemática política consiste en la fracturasociológica con las ciudades"

Regis Le Sommier, .

La unidad afgana nunca se construyó alrededor del gobierno afgano. Los talibanes prometieron la unidad nacional; supieron seducir en regiones que no era tradicionalmente las suyas. Antes de 1996, los talibanes venían de las zonas pashtunas, vivero tradicional para ellos. Después de 2001 y en el proceso de reconquista se aliaron con las poblaciones de las provincias del norte. Su última ofensiva sorprendió todo el mundo porque ganaron el corazón del norte, pudieron difundirse muy rápidamente en el país.

¿Qué pasará con las mujeres?

Ahora, la problemática política consiste en la fractura sociológica con las ciudades. No coincide con la de las campañas sobre las cuales los talibanes se apoyaron. El modo de vida talibán no corresponde al de las ciudades donde se desarrolló hace 20 años, donde el modo de vida es ahora más occidental. Las mujeres hazara, por ejemplo, ocupan funciones en la policía, en los órganos de justicia. La sociedad afgana no es igualitaria. Pero muchas mujeres pudieron emanciparse. Es el legado de estos últimos 20 años que está hoy en día en peligro. Todavía no se sabe cuál será la actitud de los talibanes frente a esta realidad.

China y Rusia tendrán que vigilar la evolución del grupo, pues no les convendría para nada que vuelva a refugiar terroristas en suelo afgano. FOTO EDH / CORTESÍA REGIS LE SOMMIER

Un portavoz afirmó que las mujeres podían ser parte del gobierno, idea inimaginable en los años 1996-2001. ¿Esta declaración anuncia que la parte más “moderada” de los talibanes tendrá una parte de co-administración o se trata de una forma de juego para dar gusto mientras los talibanes, que ganaron militarmente, se instalan? Sabemos que en el aparato militar talibán grupos duros pueden tener en poder sobre el ejército. No sabemos todavía si Mollah Baradar, que representa la parte moderada o el grupo armado islamista Haqqani, tomará el control del proceso.

Lo cierto es que los talibanes se van a enfrentar a la emancipación que vivieron las ciudades. Es una ecuación que van a tener que resolver tanto como la de afirmar el poder sobre la sociedad afgana y, a través del ella, controlar de manera duradera el país. Lograran imponer una sharia dura, sabiendo que tienen muchos oponentes en Kabul.

¿Hay grupos terroristas con ellos?

Afganistán es un país difícil en controlar. Implica por ejemplo el hecho que las zonas del Este del país, donde Daesch está presente, pueden acoger grupos terroristas. Esta frontera esta porosa. ¿Los talibanes tendrán la fuerza para controlar estas zonas ? Todavía no se sabe. Quizás tendrá que pasar alianzas con ellos, quizás les dejaran una autonomía. Por el momento, piden a la población en quedarse en el país. Piden a las embajadas que queden abiertas. Afirman una forma de normalización. Lo que cuenta son los hechos. ¿Habrá represalias? ¿Acciones puertas a puertas para cazar a los ex-miembros de las fuerzas especiales, de la policía , de los servicios de inteligencia que les libraron la guerra durante años ? ¿Habrá un perdón o viene la hora de la venganza? Tantas interrogantes que están por el momento sobre la mesa.

“El modo de vida talibán no corresponde al de las ciudades donde se desarrolló hace 20 años, donde el modo de vida es ahora más occidental. Muchas mujeres pudieron emanciparse. Todavía no se sabe qué harán los talibanes frente a esta realidad”

Regis Le Sommier, .

Existe también el frente exterior. La pregunta consiste en saber cuáles son los lazos con Al Qaeda. Todavía y oficialmente los lazos no han sido cortados. Los talibanes no han esclarecido estas relaciones. Hoy en día es imposible que tengan una representación, por ejemplo, en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) conservando relaciones con Al Qaeda. Por cierto, los talibanes sostienen un diálogo, a través de Pakistán como siempre, con China. Encontraron representantes de Rusia para establecer lazos. A pesar del acuerdo de febrero de 2020 firmado con Washington, no existen relaciones con representantes de los Estados Unidos. Todavía está en el balance el hecho de saber si serán un “Estado paria” o miembro, bajo unas condiciones, del concierto de las naciones.

El Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, afirmó en su declaración del 16 de agosto de 2021, que la estrategia consistía en definir un “contra-terrorismo”. Según lo que sabe, ¿significa que los Estados Unidos consideran desde ya que Afganistán volverá a ser un santuario del terrorismo internacional?

Más que todo, advierten a los talibanes para que existe una frontera roja que no puede ser violada. Ahora bien, cuando el Presidente estadounidense afirma que no querían proceder a la construcción de un Estado, es totalmente falso. Durante 20 años le dieron apoyo y dinero a un gobierno afgano que era ineficaz del principio hasta el final. Nunca pudo apartarse de la influencia de la corrupción. En Afganistán, toda la administración está corrupta. Una parte de la población está furiosa frente a esta realidad. Washington quiso construir un Estado sin conocer realmente, las raíces del país y de su sociedad. Los soviéticos, que estuvieron 10 años en Afganistán a partir de 1979, tenían un conocimiento más fino. Obviamente, usaron entonces, la fuerza militar brutal frente a un adversario que pudo obligarlos en salir del país en 1989.

Los acuerdos de Doha de febrero de 2020 fueron establecidos entre los Estados Unidos y los talibanes. ¿Cómo lo explica?

Lo fueron únicamente entre ellos, a tal punto que el propio gobierno afgano no fue parte de este diálogo. Los talibanes tenían los manos libres desde 2018, cuando Donald Trump retiró 7000 soldados de Afganistán, que podían tener un margen de acción. Se pusieron en un modo de ofensiva hasta ahora con las consecuencias que vemos. Creo que el ejército nacional dejó de luchar rápidamente, porque sabía que los primeros signos de retiro norteamericano anunciaban una salida global. Teóricamente un ejército de 300,000 hombres frente a los 75.000 talibanes podía fácilmente resistir. Pero el ejército se dio cuenta de que sin apoyo logístico y aéreo norteamericano era incapaz de hacerlo.

¿Quiénes son los ganadores y los perdedores internacionales ?

Los principales perdedores son los Estados Unidos. No lo son tanto al nivel militar, invirtiendo una montaña de dinero, más de 1000 billones de dólares. Para nada. Son grandes perdedores por varias razones : la caída de Kabul es una humillación para ellos. Diría peor que la de los soviéticos en 1988-1989. ¿Porque? Por primera vez desde mucho tiempo, aparecen como débiles y eso sí es grave. Tenemos una repetición de lo que ocurrió en 1975 en Saigón con los vietcongs. Las imágenes de los helicópteros que despegan del techo de la embajada en Kabul recuerdan las de Saigón, mientras Joe Biden había afirmado que nunca se iba a repetir ese episodio. Dijo que el retiro sería ordenado.

Los talibanes en el despacho del ex-presidente Ashraf Ghani impactaron al mundo. Entonces, diría que en término de imagen y de proyección de fuerza en el mundo, los Estados Unidos parecen hoy en día débiles. Por otra parte, las formas progresistas de la sociedad afgana son otro perdedor siendo, de facto, amenazadas por los talibanes.

Pakistán es el gran ganador. Irán, China están seguramente satisfechos del cambio. Ahora bien, tanto China como Rusia tendrán que cuidar la evolución del régimen: si Afganistán acoge al terrorismo, no les convendrá para nada. Si los talibanes deciden ayudar a los uigures (musulmanes chinos) presentes en China se volverá problema para Beijing. Es un ejemplo de la complejidad introducida por la llegada de los talibanes en Kabul.

Las potencias regionales tendrán que posicionarse. Es decir que estamos asistiendo a una nueva reorganización del mapa estratégico de Asia central. La historia se está escribiendo frente a nuestros ojos con su lote de interrogaciones, preocupaciones y angustias.

TE PUEDE INTERESAR: 

VIDEO: Valientes mujeres en Afganistán reclaman sus derechos en calles tras toma de los talibanes

Los métodos para impartir “justicia” en Afganistán tras la toma del poder por parte de los talibanes

Militares estadounidenses hallan restos humanos en tren de aterrizaje de avión procedente de Kabul

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Afganistán Caos En Afganistán Estados Unidos Internacional Islam Talibanes Terrorismo Islámico Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad