Donald Trump tras bombardeo en Bagdad: “Soleimaní hizo de la muerte de personas inocentes una pasión enfermiza”

El ataque que Estados Unidos realizó esta madrugada en Bagdad y en el que murió Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, y un líder de la milicia chií iraquí Multitud Popular ha elevado la tensión en toda la región.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó que ordenó matar al poderoso comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimaní, para “parar una guerra”, no para comenzarla. Foto EDH/ AFP

Por EFE

Ene 03, 2020- 12:47

ACTUALIZACIÓN. El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó este viernes que ordenó matar al poderoso comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimaní, para “parar una guerra”, no para comenzarla.

“Actuamos la pasada noche para parar una guerra. No actuamos para iniciar una guerra”, dijo Trump, que compareció por sorpresa ante la prensa desde su club privado en Mar-a-Lago, en West Palm Beach (Florida).

“No buscamos un cambio de régimen. Sin embargo, las agresiones del régimen iraní en la región, incluido el uso de combatientes para desestabilizar a sus vecinos, debe terminar y debe terminar ahora”, enfatizó el mandatario en su primera declaración televisada desde la muerte de Soleimaní.

A pesar de que sus palabras parecían buscar rebajar la tensión, Trump avisó de que está preparado para contestar e cualquier respuesta militar de la República Islámica.

“EE.UU. tiene de lejos el mejor ejército del mundo, tenemos la mejor inteligencia del mundo. Si los estadounidenses en cualquier lugar son amenazados, ya tenemos objetivos identificados. Y estoy listo y preparado para tomar cualquier acción que sea necesaria, y eso se refiere en particular a Irán”, avisó.

Sin ofrecer ninguna prueba, Trump aseguró que Soleimaní estaba planeando “ataques inminentes y siniestros” contra militares y diplomáticos estadounidenses.

“Soleimaní hizo de la muerte de personas inocentes una pasión enfermiza, contribuyendo a complots terroristas tan lejos como en Nueva Delhi o Londres”, afirmó Trump, que aseguró que el comandante iraní “había perpetrado actos de terror para desestabilizar Oriente Medio en los últimos 20 años”.

“Lo que hicimos ayer debería haberse hecho hace mucho tiempo, muchas vidas se habrían salvado”, remarcó, en una crítica velada a sus antecesores en la Casa Blanca.

Trump, además, responsabilizó a Soleimaní de la muerte el pasado 27 de diciembre de un contratista estadounidense en un ataque contra una base militar en Irak y aseguró que el comandante iraní también orquestó el asalto a la embajada de EE.UU. en Bagdad, que se produjo en respuesta a bombardeos estadounidenses en Siria e Irak.

El Pentágono anunció el jueves por la noche la muerte en un ataque con drones de Soleimaní en el aeropuerto internacional de Bagdad y lo justificó asegurando que el general iraní estaba desarrollando planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región.

Irán ha prometido que tomará represalias y, en respuesta, EE.UU. designó hoy como terrorista a la Liga Verdadera, que es un grupo afiliado a la Fuerza Quds, destinada a las operaciones en el extranjero y que depende de la Guardia Revolucionaria de Irán, ya designado como grupo terrorista por Washington.

El Pentágono tiene previsto enviar a Oriente Medio entre 3.000 y 3.500 soldados. 

El gobierno de los Estados Unidos anunció, según la cadena NBC News, que enviará 3,000 militares más al Medio Oriente por el incremento de la tensión con Irak.

Foto Archivo/AFP

La noticia se conoce horas después que EE.UU. realizó un ataque en Bagdad en el que murió Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, y un líder de la milicia chií iraquí Multitud Popular, lo cual ha elevado la tensión en toda la región.

Tras el bombardeo, el líder supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jameneí, añadió tensión al conflicto abierto entre Irak y EE.UU. al jurar venganza contra los que asesinaron a Qasem Soleimaní.

“Su fallecimiento no detendrá su misión, pero los criminales que han manchado sus manos con la sangre del general Soleimaní y de otros mártires en el ataque deben esperar una dura venganza”, agregó el líder en un comunicado publicado esta mañana en su web oficial tras la muerte de Soleimaní.

Decenas de miles de iraníes salieron hoy a las calles de diferentes ciudades del país en protesta contra EE.UU. por la muerte de Soleimaní.

Un bombardeo de Estados Unidos mató el viernes al poderoso general Qasem Soleimani y a un dirigente proiraní en el aeropuerto internacional de Bagdad, exacerbando las tensiones regionales y suscitando llamados de “venganza” de Irán.

Más temprano, la embajada de Estados Unidos en Irak instó a salir inmediatamente del país a los estadounidenses y recomienda que lo hagan preferiblemente por avión, en un comunicado difundido hoy en el que reitera las medidas de seguridad y precaución difundidas para 2020 por el Departamento de Estado norteamericano.

La embajada estadounidense suspendió sus operaciones el pasado 1 de enero un día después del acoso a su sede, que el comunicado oficial atribuyó a “los ataques de milicias en el complejo de la Embajada de EE.UU”.

Los ataques de las milicias apoyadas por Irán, como las define Estados Unidos, desaconsejan acercarse a la delegación diplomática, agrega el comunicado, que precisa que el consulado de Erbil continúa abierto.

Las milicias progubernamentales Multitud Popular informaron de que el vehículo en el que viajaban los dos responsables fue blanco de un bombardeo estadounidense en la carretera del aeropuerto internacional y el Pentágono confirmó poco después el ataque, que buscaba “disuadir” futuros planes de Irán contra intereses norteamericanos en Oriente Medio.

Sin embargo, EE.UU. responsabiliza al grupo Kata’ib Hizbulá, que opera bajo el paraguas de la Multitud Popular, del frecuente lanzamiento de proyectiles y cohetes contra intereses estadounidenses en suelo iraquí en los pasados meses, lo que ha llevado a una escalada de la tensión que ha culminado en el ataque de este viernes.

Nueva York extrema la vigilancia 

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, también aseguró este viernes que se ha coordinado con los mandos de la Policía de Nueva York para “estar vigilantes” y proteger localizaciones clave de la ciudad “ante cualquier intento de Irán y sus aliados terroristas de tomar represalias contra Estados Unidos”.

En reacción al ataque perpetrado esta madrugada por Estados Unidos y que acabó con la vida de Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, el edil neoyorquino auguró que “durante un largo periodo de tiempo” deberán permanecer atentos ante esta “amenaza”.

De Blasio añadió a través de su cuenta en Twitter que está preocupado por su ciudad y por el país, y apuntó que el ataque de Estados Unidos a Irán se ha producido sin el visto bueno de la Cámara de Representantes, donde hay mayoría demócrata.

“Sin la aprobación del Congreso, el Gobierno de Estados Unidos le ha declarado la guerra a Irán esta noche. El pueblo estadounidense no ha tenido voz en el asunto”, insistió de Blasio, quien agregó que “esto no terminará pronto”.

Asimismo, el comisario de la Policía de Nueva York, Dermot Shea, indicó también a través de Twitter que están monitorizando “de cerca” los eventos en Irán y la región, aunque matizó que de momento no existe ninguna amenaza “específica o creíble” contra Nueva York.

Sin embargo, Shea señaló que han desarrollado recursos adicionales en localizaciones clave.

Trump: “Irán nunca ganó una guerra, pero jamás perdió una negociación”

El comentario del presidente en su cuenta Twitter fue la primera reacción pública de Trump después de la acción en la cual murieron el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, y Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraníes.

Según el Pentágono, Soleimani desarrollaba “planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región”.

La nota responsabilizó a Soleimani y a la Fuerza Quds por “la muerte de cientos de estadounidenses y de miembros del servicio de la coalición, y de las heridas de miles más”.

Un manifestante alza un retrato del difunto comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, Qasem Soleimaní, durante una protesta contra Estados Unidos. / Foto AFP

“Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo”, agregó el comunicado, que precisa que este golpe “tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataques iraníes”.

Según medios estadounidenses, Trump había autorizado el jueves por la mañana la operación, que ocurrió en medio de la escalada de tensión entre Washington y Bagdad después de que seguidores y miembros de Multitud Popular asaltaran la embajada estadounidense en Irak el 31 de diciembre.

En su cuenta oficial de Twitter, la Multitud Popular denunció que el vehículo en el que viajaba su vicepresidente y Soleimani fue blanco de un ataque aéreo en la carretera del aeropuerto internacional y dijo que ofrecería más detalles posteriormente.

El general Soleimani era el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y ha estado presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad