INTERNACIONAL | Tragedia en San AntonioNOTICIAS | Muerte de PolicíasNOTICIAS | 20 años de El ChaparralNEGOCIOS | NIT / DUI DEPORTES | Apertura 2022

Desafiando a los talibanes, activistas afganas protestan tras el abrupto cierre del Ministerio de Asuntos de la Mujer

Las manifestantes han reclamado el respeto de los derechos de las mujeres, entre ellos el derecho al trabajo y a la educación, así como la preservación de sus logros, según recoge la cadena de televisión Tolo News.

Por Agencias / A. Parada | Sep 19, 2021- 11:35

Activistas afganas protestan frente al Ministerio de Asuntos de la Mujer Foto. AFP

Un grupo de activistas salieron a las calles para protestar este domingo en la capital de Afganistán, Kabul, frente a las instalaciones del Ministerio de Asuntos de la Mujer, el cual ha sido cerrado por los talibanes y su edificio ha sido cedido a la cartera de Promoción y Fomento de la Virtud y la Prevención del Vicio.

En medio de la violencia que los extremistas han mostrado contra todos los civiles y los constantes ataques contra las mujeres, un grupo de activistas salió a reclamar el respeto de sus derechos los cuales fueron cesados como sus trabajos, destitución de puestos públicos, acceso a la educación y preservación de sus logros, según señala la cadena de televisión Tolo News.

Los talibanes han cerrado el Ministerio de Asuntos de la Mujer en Afganistán, y lo han reemplazado por uno para la Promoción y el Fomento de la Virtud y la Prevención del Vicio, según ha detallado la agencia de noticias afgana Khaama Press.

El régimen extremista ha prohibido todo tipo de protestas en las calles de Kabul. Foto AFP

Lea más: Talibanes prohibieron las manifestaciones tras múltiples movimientos civiles en las calles

Este Ministerio de la Virtud era conocido como uno de los más inflexibles en la década de los 90 cuando estaba dirigido por los talibanes, y se encargaba estrictamente de la vestimenta, temas de comportamiento e incluso apariencia física de los civiles, estos eran los principales componentes de la llamada “policía religiosa”, dependiente de ese ministerio, azotaban a los hombres en las calles por escuchar música, afeitarse, no rezar, y a las mujeres por no usar burka o velo integral, o salir a la calle sin un compañero masculino, padre, marido o hermano.

Nuevamente se denunció que funcionarias municipales de Kabul recibieron instrucciones por parte de los nuevos gobernantes talibanes del país para quedarse en casa, señaló el alcalde interino de la capital afgana.

Hasta hace un mes un tercio de los trabajos eran ocupados por mujeres en todos los departamentos. Foto AFP

Le podría interesar: Los talibanes aseguran que tomaron el control de Panjshir, el último bastión opositor

Solo un escaso número de mujeres que no pudieron ser sustituidas por hombres recibieron un permiso especial para acudir a trabajar, indicó a la prensa el alcalde, Hamdullah Namony, entre ellas están incluidas mujeres en los departamentos de diseño e ingeniería, así como trabajadoras de servicios públicos para mujeres.

Hasta hace un mes un tercio de los trabajos eran ocupados por mujeres en todos los departamentos; sin embargo, los talibanes habían prometido mantener y respetar estos puesto que uno a uno ha sido reemplazados por hombres del nuevo régimen.

Instalaciones del Ministerio de Asuntos de la Mujer, el cual ha sido cerrado por los talibanes. Foto AFP

Más contenido relacionado:

“Quemé todos mis logros”: universitaria afgana ve su esfuerzo reducido a cenizas tras ascenso de talibanes

“No tenemos miedo”: mujeres protestan en Afganistán para defender sus derechos ante el régimen talibán

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Afganistán Caos En Afganistán Estado Islámico Internacional Talibanes Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad