Curiosidades sobre el festival del Día de Muertos de México

Una de las creencias que más llaman la atención de esta celebración es que los difuntos son "autorizados" desde el más allá para visitar a sus parientes vivos en la Tierra.

Festival de muertos en México. Foto Pixabay

Por N. Hernández / Agencias

Oct 28, 2019- 17:31

El Día de Muertos es una de las más famosas tradiciones de México, por ello ha sido declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Al rededor de esta tradición hay varias curiosidades y ritos, te invitamos a conocerlos.

La celebración se divide en dos partes: 1 de noviembre que es conocido como el Día de Todos los Santos y el 2 de noviembre se festeja el Día de Muertos. En el primero ce celebra a todos los santos que tuvieron una vida ejemplar, pero el 2 es la celebración general en la que se tiene por costumbre llevar flores a las tumbas de los familiares y se pasa la noche en vela esperando a que sus muertos encuentren el camino de regreso a la Tierra.

Cultos a la muerte como estos en la cultura mesoamericana existen desde hace más de 3000 años, los registros de rituales y celebraciones eran frecuentes en etnias como la mexica, maya y purepecha.

Día de los muertos. Foto Pixabay

Los mexicas tienen conocimientos avanzados de astronomía y el calendario azteca era fundamental para la celebración de rituales y festividades, por ello las festividades que anteceden al actual Día de Muertos se celebra durante el noveno mes azteca. En aquella época, el festejo comenzaba a principios de agosto y duraba todo un mes, este era presidido por Mictecacihuatl (Señora de la Muerte), la diosa de los muertos.

Cuando los españoles llegaron a América celebraban a los muertos con la festividad católica que llamaban el Día de Todos los Santos y con el tiempo se fueron mezclando las dos celebraciones hasta dar paso al Día de Muertos tal y como se conoce en la actualidad.

Una de las creencias que más llaman la atención de esta celebración es que los difuntos son autorizados desde el más allá para visitar a sus parientes vivos en la Tierra, por ello son recibidos con una fiesta y ofrenda, cuya finalidad es agasajarlos con las más grandes atenciones y cosas que disfrutaban en vida.

Festival de los muertos en México. Foto Pixabay

¿Cristianismo? pues aunque parezca raro, el altar del día de muertos simboliza a las tres divinidades: padre, hijo y espíritu santo. Además, la cruz que se dibuja en el suelo con tierra les recuerda la fe relacionada con el miércoles de ceniza marcada por la frase: “polvo eres y en polvo te convertirás”.

En esta celebración también son frecuentes la flores de Cempasúchil, caracterizada por colores muy vivos como el amarillo y el naranja, estas se colocan en los altares de muerto y en el suelo forman un camino para simbolizar la luz del sol que alumbra el camino de los difuntos hacia la Tierra.

También es necesario que en cada altar se representen los cuatro elementos: agua (colocando una recipiente de barro), tierra (con los diversos frutos obtenidos de esta), fuego (con velas), viento (representado con papel picado).

Otro de los puntos importantes en el Día de Muertos es la comida, una de las más típicas son las calaveritas de azúcar, estas llevan el nombre de la persona fallecida. También está el tradicional Pan de Muerto, un pan dulce espolvoreado con azúcar y con adornos en forma de huesos.

La celebración de Día de Muertos es sin duda una gran tradición, que difunde valores de respeto y convivencia, por lo que fue reconocida en el 2003 por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Foto Pixabay

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad